Giacomo Lauri-Volpi

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Giacomo Lauri-Volpi (Lanuvio, 11 de diciembre de 1892Burjasot, 17 de marzo de 1979), fue un tenor italiano que desarrolló su carrera por toda Europa y América durante más de cuarenta años.

Biografía[editar]

Mausoleo donde se encuentra enterrado Lauri-Volpi.

Nació en Lanuvio, Italia, se quedó huérfano a los once años. Tras terminar la educación secundaria, realizó estudios medios en Ariccia, Alatri y Albano, así como los superiores de Jurisprudencia en la Universidad de Roma. Estudió después canto en la Accademia di Santa Cecilia de Roma, con Enrico Rosati y Antonio Cotogni.

Debutó en Viterbo el 2 de septiembre de 1919 con el papel de Arturo en la ópera ‘I Puritani’, de Bellini. El 3 de enero de 1920 cantó por primera vez en el Teatro Costanzi de Roma, junto a Rosina Storchio, la Manon de Massenet. Aquel año grabó su primer disco, la ‘Mattinata de Leoncavallo’, En 1921 cantó en el Teatro Real de Madrid (‘La Bohème’ y ‘Tosca’) y en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona (‘Rigoletto’, ‘Manon’ y ‘La Favorita’).

En 1922 debutó el Teatro Alla Scala de Milán, interpretando el duque de Mantua, del Rigoletto verdiano, bajo la dirección de Arturo Toscanino. Cantó después ‘La Cavalleria’ rusticana de Mascagni, dirigido por el autor, en Río de Janeiro. Su presentación en el Metropolitan Opera House de Nueva York tuvo lugar en 1923, con ‘Rigoletto’.

En 1924 Lauri-Volpi contrajo matrimonio con la cantante alicantina María Ros. Dos años más tarde, y al poco de su estreno absoluto en Milán por Miguel Fleta, cantó por primera vez en América: en el Teatro Colón de Buenos Aires y en el Metropolitan de Nueva York, la ópera póstuma de Puccini, ‘Turandot’. El mismo escenario bonaerense sirvió de marco, en 1927, para su primera incursión en el protagonista de la ópera de Verdi ‘Il Trovatore’, Manrico, papel en el cual coincide la crítica en ver una de las creaciones absolutamente insuperadas de Lauri-Volpi. En el mismo año brilló en el Metropolitan la ‘Luisa Miller’ verdiana, ópera en la que alcanzó otro de sus momentos cumbre, especialmente por su interpretación insuperable del aria ‘Quando le sere al placido’, de resonancia casi sobrenatural en la voz clara, vigorosa, y en el acento vibrante, místico, del tenor. Otro éxito grandioso los constituyó su creación del personaje de Arnoldo, en el Guillermo Tell de Rossini, ópera que cantó en ocasión del centenario de su estreno (1930) en los principales de Europa y América. Lauri-Volpi, aclamado por el público y crítica, recibió la Orden de la Corona de Italia y el grado de oficial de la Legión de Honor en Francia. En 1933 cantó en la Arena de Verona ‘Los hugonotes’ de Meyerbeer, otro de los títulos infrecuentes, por su tremenda dificultad vocal, a los que el tenor imprimió su genial estilo interpretativo.

Rodó con Vittorio de Sica en Berlín la película ‘La canción del Sol’, pero la literatura, la otra gran vocación del tenor, empezó a imponerse a mediados de los años treinta. De 1937 es su libro autobiográfico ‘El equivoco’. Dos años más tarde dio a la imprenta ‘La pobre tierra’, inspirada en la Guerra Civil Española.

En 1947, ‘Cristalli viventi’; en 1953 ‘A viso apert’; en 1955 ‘Voci parallele’; en 1957 ‘Misteri Della voce umana’; en 1960 ‘La voz de Cristo’. En los últimos años de su vida, todavía escribió ‘Incontri scontri’ y ‘Parlando a María’. La carrera escénica del tenor se prolongó hasta 1959. El 11 de febrero de aquel año se despidió en la Ópera de Roma cantando ‘Il trovatore’. No obstante, en 1965 ofreció un concierto histórico en la Plaza Chigh de Ariccia y en 1972 participó en la gala conmemorativa del 125 aniversario del Gran Teatro del Liceo de Barcelona, interpretando de forma triunfal el aria ‘Nessun dorma’ de ‘Turandot’, de Puccini.

En 1973 grabó el disco ‘El milagro de una voz’ con fragmentos de ópera y canciones sacras. El matrimonio María Ros-Lauri Volpi fijó su residencia definitiva en Burjassot en 1964. Su casa siempre estuvo abierta a intelectuales y artistas valencianos, a la vez que fue escenario de recitales privados del tenor para amigos y aficionados. En 1975 fundó el Permio Internacional de Canto María Ros y durante el festival de ópera de aquel año cantó en el Teatro Principal de Valencia, junto a Montserrat Caballé. Lauri-Volpi falleció en Burjassot el 17 de marzo de 1979. En 1988 se fundó la Asociación Internacional Lauri-Volpi, cuya Presidencia de Honor ostenta S.M. la Reina doña Sofía, a su vez patrocinadora de los actos conmemorativos del centenario.

La voz de Lauri-Volpi fue brillante, con un particular vibrato y asombrosas notas altas.

Falleció a los 86 años en Burjasot, cerca de Valencia. Sus restos descansan junto a los de su mujer, María Ros, en el cementerio municipal de Godella, municipio colindante a Burjassot, en un mausoleo familiar.

Enlaces externos[editar]