Germán Bidart Campos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Germán José Bidart Campos Buenos Aires, 9 de diciembre de 1927 - 3 de septiembre de 2004) fue un abogado, profesor, doctor, jurista y pensador argentino.

Se recibió tanto de abogado como de Doctor en Derecho y Ciencias Sociales en la Universidad de Buenos Aires [1] , fue miembro de la Comisión Asesora para la Redacción de la Constitución Argentina en 1972, asesor de la Convención Nacional Constituyente en la reforma de la Constitución Argentina de 1994.

Se desempeñó como Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica Argentina desde 1962 a 1967, como Vicerrector de Asuntos Académicos de la misma casa de altos estudios entre 1986 y 1990, y Director de la Revista Jurídica Argentina El Derecho, de la misma universidad.

Si bien nunca estuvo afiliado a ningún partido político y no fue funcionario de ningún gobierno, era permanentemente consultado por el estado argentino.

También ejerció la docencia en universidades extranjeras y sus obras son materia de estudio en México —donde ha sido particularmente editado y laureado—, Perú, Colombia, Venezuela y España.

Trayectoria[editar]

Germán Bidart campos fue reconocido internacionalmente y nombrado:

Director del Registro Civil de la Ciudad de Buenos Aires la Reforma Constitucional de 1972, en la biblioteca en la Corte Suprema de Justicia de la Nación Argentina, Bidart Campos tiene un archivo especial con su nombre debido a lo frondoso de su obra.[2] Fue un Miembro distinguido de la Academia Nacional de Ciencias Morales.

Escribía a diario crónicas constitucionales y comentarios a sentencias judiciales, con análisis agudos; y todos los años redactaba por lo menos un libro, tarea con la cual Bidart Campos fue un maestro que formó jóvenes constitucionalistas en América Latina [1].

Fue decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica Argentina (UCA) entre los años 1962 y 1967, Vicerrector Académico de la UCA entre 1986 y 1990, Director del Diario "El Derecho" y profesor titular de Derecho Constitucional y de Derecho Político en la Universidad de Buenos Aires (UBA).[3] En su país, fue nombrado profesor Extraordinario Honorario con distinción de Académico Ilustre por la Universidad Nacional de Mar del Plata, en 1994, y Profesor Plenario otorgado por la Universidad de Belgrano, en ese mismo año, entre otras distinciones.

En su labor de investigación, Bidart Campos fue, desde 1994, director del Instituto de Investigaciones Jurídicas y Sociales "Ambrosio L. Gioja" de la UBA.[4]

Fue el continuador de los grandes maestros argentinos de Derecho Constitucional, que tanto se conocen y se han leído en América, y en cierto sentido, los superó.[5] A favor de él existe un hecho incontestable: tocó todos los campos del Derecho Constitucional y sobre todos ellos dejó impreso el sello de su inconfundible personalidad. Abarcó la parte dogmática, la parte histórica, los derechos fundamentales, los derechos sociales, el derecho humanitario y el internacional de los derechos humanos, la historia política y constitucional, el fundamento filosófico del Derecho Constitucional, el liberalismo, el poder, las élites políticas, los tribunales militares, el Derecho Constitucional comparado, entre otros muchos.[6]

Si bien Bidart Campos no escribió un resumen de todo lo que había vivido, pensado y escrito, es indudable que lo sustancial de su pensamiento se encuentra en su modestamente llamado "Tratado elemental de Derecho Constitucional", editado primero en dos tomos, luego ampliado a seis, y nuevamente rehecho y actualizado.

Obra jurídica[editar]

Germán Bidart Campos se destacó por su prolífica obra jurídica. Escribió sobre todos los temas: sociología jurídica, filosofía jurídica, historia jurídica, teoría política, derechos fundamentales y garantías, amparo, hábeas corpus, entre otros.[7]

Entre sus más de 50 libros, permanentemente reeditados, se destacan el "Tratado elemental de Derecho Constitucional Argentino", "La interpretación del Sistema de Derechos Humanos", la "Teoría General de los Derechos Humanos", "El Derecho de la Constitución y su fuerza normativa", y su obra de Cátedra "Principios de Derechos Humanos y Garantías"[2] escrito en coautoría con su discípulo el jurista Daniel Herrendorf.[8]

Merecen nombrarse, además, entre los títulos de los últimos años, los siguientes:[9] Teoría general de los derechos humanos, Casos de derechos humanos, Ciencia política y ciencia del derecho constitucional: ¿unidad o dualidad?, Compendio de derecho constitucional, Constitución y derechos humanos, Derecho constitucional 1 y 2, Derecho constitucional del poder 2 tomos, Derecho internacional, derechos humanos y derecho comunitario, Doctrina social de la Iglesia y derecho constitucional, Economía, Constitución y derechos sociales, El derecho constitucional del siglo XXI, El derecho constitucional humanitario, El derecho de la Constitución y su fuerza normativa, El orden socioeconómico en la Constitución, El poder, El régimen político. De la "Politeia" a la "Res-pública", Filosofía del derecho constitucional, Historia política y constitucional argentina-1, 2 y 3, La Constitución de frente a su reforma, La interpretación del sistema de derechos humanos, Las elites políticas, Las obligaciones en el derecho constitucional, Las transformaciones constitucionales en la postmodernidad, Lecciones elementales de política Los derechos del hombre, Los equilibrios de la libertad, Los tribunales militares y la Constitución, Los valores en la Constitución Argentina, Manual de historia política, Manual de la Constitución reformada-1, 2 y 3, Marxismo y derecho constitucional, Nociones constitucionales, Para vivir la Constitución, Problemas políticos del siglo XX, Régimen legal y jurisprudencial del amparo, Teoría del Estado, Tratado elemental de derecho constitucional argentino-Tomos 1A, 1B, 2A, 2B, 3, 4, 5 y 6, Valor, justicia y derecho natural, A una década de la reforma constitucional, Los derechos humanos del siglo XXI, Doctrina del Estado democrático, Derechos humanos. Corte Interamericana 2 tomos,El amparo constitucional, La reforma constitucional, La Corte Suprema. El tribunal de Garantías constitucionales,[10] La Constitución real, e Instituciones de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, entre otros [3].

Opinión de sus discípulos[editar]

"Germán Bidart Campos fue un apóstol cívico de los derechos humanos. Su pluma, incansable y feraz, ya estará quieta, pero el eco de sus verdades como orador de la Justicia será el himno que al alcance del pueblo todo, instrumento a la mano de los juristas, podrá cantarse en jornadas de lucha, única espada que consolida la paz social, como Bidart Campos la utilizó toda su vida. "Proclamador incansable de la supremacía de la Constitución, denunció sin descanso sus múltiples violaciones por gobiernos que sólo supieron trasegar sus intereses y no el respeto irrestricto del Estado de Derecho. La fuerza normativa de la Constitución fue su lema, su plena operatividad, su bandera. Pasó por la historia de los argentinos sin provocaciones mediáticas, desde el recogimiento de una vida que fue ejemplo de humildad. Pero la simiente que sólo producen los escritores clásicos ha quedado para no borrarse nunca como fuente de consulta: para los tiempos." Humberto Quiroga Lavié

"Sus ideas mantuvieron siempre la limpieza de sus convicciones éticas y republicanas, su ejemplo desde las bibliotecas jurídicas, desde las cátedras, ha sido la de un insobornable defensor de la juridicidad y la Constitución. Su partida es un dolor que duele en lo profundo de nuestro sentimiento de republicanidad. De ahora en adelante el camino iluminado por su doctrina será el que deberemos transitar con la mirada puesta en su ejemplo y su palabra que seguirá encendiendo fogatas donde alumbrar nuestras instituciones." Matías Bailone

Referencias[editar]