Gerard de Malynes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Gerard de Malynes (1586-1641) fue un mercader que tomó parte en numerosas aventuras comerciales, a veces con éxito y otras sin él. Tras una de estas aventuras pasó una temporada en Londres en la cárcel, y le echó la culpa a los banqueros de su desgracia. Entre aventuras comerciales, trabajó para el gobierno británico, ocupando importantes cargos en la casa de la moneda y como asesor financiero. Tanto Thomas Milles como Gerard de Malynes, debido a la importancia que le dieron al comercio exterior y al control de cambios han sido calificados como bullonistas o metalistas. En la mente de Malynes todavía estaba anclada en el pasado medieval; así reclamaba contra la usura y reclamaba el justo precio, y pensaba que las transacciones del comercio exterior escondían operaciones de usura. Pretendía que el mundo económico fuera estático e inamovible, y por lo tanto, Malynes era ajeno a los cambios, y debía estar bien regulado por los gobernantes.