Georges Biassou

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Georges Biassou
Georges Biassou.jpg
Nacimiento 1741
Haití, (La Española)
Fallecimiento 1801
San Agustín (Florida)
Ocupación Militar
[editar datos en Wikidata ]

George Biassou (1741, Haití – 1801, San Agustín (Florida)) fue un prócer de la independencia haitiana y el primer líder de los esclavos rebeldes de Haití.

Biografía[editar]

Primeros años[editar]

George Biassou nació en 1741, al oeste de la isla de La Española, en el actual Haití. Sus padres fueron exportados como exclavos desde África, para servir en la colonia, que era, en aquel momento, la más lucrativa del mundo. Los dueños de las plantaciones eran muy violentos con sus esclavos. En 1791, miles de esclavos maltratados se levantaron y se enfrentaron contra los blancos. Biassou, que tenía en aquel momento cincuenta años, se unió a ellos y pasó a asumir rápidamente la jefatura rebelde con Jean Francois. Biassou envío a 40.000 ex esclavos, para que quemaran las plantaciones y asesinaran a los blancos. Mientras esto ocurría, Biassou se alimentó del espíritu de sus seguidores nacionales a través de las prácticas religiosas africanas que había heredado de sus padres. En cuatro años de guerra, Biassou desarrolló una importante reputación que provocó el desarrollo de leyendas sobre su persona.

Biassou y Francois negociaron con Francia proponiendo varias ofertas para poner fin a la revuelta de esclavos a cambio de que estos recibieran los derechos humanos básicos promovidos por la Revolución Francesa. Francia continental, sin embargo, rechazó dichas ofertas bajo la excusa de que esta estaba demasiado ocupada declarando la guerra a España. Dado que la isla de la Española, además de poseer una parte francesa, tenía también una parte española, estos esclavos decidieron luchar contra los franceses uniéndose al bando oriental (el bando español). Allí, el gobernador español García reclutó a los esclavos rebeldes. El gobernador les dio armas, suministros, salarios y la nacionalidad española. Francois, Biassou, y su ayudante Toussaint L'Ouverture recibieron medallas de oro y cartas de agradecimiento y confianza por parte del gobierno español. En ese momento, en 1793, "Georges" se convirtió en "Jorge" Biassou, un ciudadano libre y general español del ejército de auxialiares negros, de habla francesa.[1]

La lealtad a España[editar]

Biassou codiciaba su cargo y salario. Él demostró su lealtad a la corona española un año más tarde, en 1794, cuando Toussaint retiró una parte de los auxiliares Negro para centrarse en la liberación de otros esclavos. Biassou no quería arriesgar su nueva independencia y él y Francois permanecieron leales a España, a pesar de esto significó una larga lucha contra Toussaint y otros rebeldes.


El gobernador García les estaba agradecido por estas hazañas. Sin embargo, cuando la guerra de España con Francia terminó, el gobernador García pensó en que hacer con su súbditos haitiana: Estaban armados, y eran mucho más violentos que lo que exigían las normas del ejército español. Temía especialmente a Jorge Biassou.

Los auxiliares Negro fueron disueltos y enviados fuera de la Española con tanta rapidez que Biassou no tuvo tiempo de vender su propiedad o encontrar a su madre. Se detuvo en el centro de control del Caribe, en La Habana para recibir a sus nuevos pedidos, pero se le prohibió abandonar el barco. Cuando fue ordenado marchar a San Agustín (Florida), junto con más de un tercio de la población esclava, el gobernador Quesada hizo todo lo posible para mantener al ejército negro que parecían leales y no rebeldes. Tras llegar a San Agustín, él se convirtió en uno de los hombres más ricos de la ciudad, sólo por detrás del gobernador de la misma, Juan Nepomuceno de Quesada.


Pero a pesar de esto, su salario se quedó corto respecto a lo que La Habana le había prometido, debido a la frecuente imposibilidad de San Agustín para cubrir la nómina. Además, el general sólo estaba al mando de una pequeña milicia negro de Fort Matanzas, no de un ejército de miles de personas. Por no hablar de que la escasez económica eran habitual en San Agustín. Por todo ello, su salario se fue reduciendo cada vez más.

Pidió reembolsar gastos, con la esperanza de que el dinero se pudiera encontrar en alguna categoría del presupuesto. Biassou presentó dos peticiones de compensación adicional para apoyar a sus seguidores, los veinticinco hombres que habían luchado por España a su lado. Buscó financiación del gobierno para recuperar a su madre y a otros seguidores empobrecidos por la guerra de Saint-Domingue, y para apoyar un segundo hogar para su esposa cuando ella se mudara a La Habana. Su intento de desarrollar una plantación para sus aliados perdió el dinero prestado, ya que este era menor a la tasa prometida. Necesitaba que le pagaran más. Tampoco cuando algunos profesionales le entregaron trabajos con una burocracia se fueron tenidos en cuenta. Frustrado, él violó la cadena de mando y solicitó a La Habana que corrigiera al Gobernador Quesada de San Agustín, e incluso pidió que el gobernador de Santo Domingo, García, fuera despedido. A su vez, los gobernadores se quejaron constantemente a La Habana, frustrado por la audacia de Biassou. Sin embargo, la alteración de este general podría desencadenar una revuelta de esclavos en San Agustín. Por ello, para asegurarse que esto no ocurría, los gobernadores locales mantuvieron una comunicación de respeto con él.[1]

Últimos años[editar]

A pesar de la tensión y la cada vez más profunda deuda que tenía, Jorge Biassou servió en el ejército militar de San Agustín durante cinco años. Murió en 1801 a la edad de sesenta años, habiendo logrado diez años de libertad.[1]

Después de su muerte[editar]

Tras su muerte, el Tesorero liquidó las pensiones, e incluso la Medalla de oro de Biassou para pagar las deudas del general. Su esposa y sus hermanas consiguieron subvenciones de las autoridades españolas en La Habana. En San Agustín, surgió un importante reconocimiento de la posición general de Biassou como un oficial condecorado de España, incluso reemplazando las distinciones raciales. El Padre O'Reilly lo honró con una misa católica que incluye canto, campanas, velas e incienso. El Gobernador Blanco acompañó el cortejo fúnebre al cementerio de la iglesia con tambores y una guardia negra de honor.

Jorge Biassou está enterrado en el cementerio de Tolomato, donde la mayoría de las lápidas eran de madera y han desaparecido desde hace mucho tiempo. La ubicación exacta de su tumba se desconoce. En agosto de 2009, el embajador de EE. UU. en Haití, Raymond Joseph, visitó San Agustín para crear conciencia sobre el patrimonio haitiano-estadounidense. La comitiva de los haitianos y estadounidenses viajaron a la casa de Biassou y al cementerio. El Embajador José y el senador Tony Hill colocaron una ofrenda floral delante de la capilla en el cementerio de Tolomato para honrar al militar haitiano.[1]

Se erigió también una estatua de Jorge Biassou en tamaño natural en la ciudad de San Agustín por ser el más alto oficial de alto rango de español en San Agustín durante la década de 1700.[2]

Referencias[editar]

  1. a b c d http://www.augustine.com/history/black_history/jorge_biassou/index.php augustine.com. Black history: Jorge (Georges) Biassou. Escrito por Amy Howard. Consultado el 17 de julio de 2011, a las 13:10 pm.
  2. http://haitimega.com/History-Statue_of_Haitian_General_Jorge_Biassou_in_St_Augustine/84452879107293189/article_85833101913686023.jsp HaitiMega: Statue of Haitian General Jorge Biassou in St. Augustine (in English: General Estatua de Haití, general Jorge Biassou en San Agustín

Enlaces externos[editar]