Geografía de Uzbekistán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Geografía de Uzbekistán
Uzbekistan satellite photo.jpg
Continente Asia
Región Asia central
Área
Total 447400 km2
Fronteras
Territorial 6 221
 • Bandera de Afganistán Afganistán 137
 • Bandera de Kazajistán Kazajistán 203
 • Bandera de Kirguistán Kirguistán 1 099 
 • Flag of Tajikistan.svg Tayikistán 1 161 
 • Flag of Turkmenistan.svg Turkmenistán 1 621 
Extremos de elevación
Elevación mínima Lago Sariqamish
-12 m
Elevación máxima Adelunga Toghi
4 301 m
[editar datos en Wikidata]

Uzbekistán es un país de Asia central con una superficie de 447 400 km ² extendiéndose desde los 1425 kilómetros de oeste a este y 930 km de norte a sur. Sus vecinos son:Kazajistán al norte, Kirguistán y Tayikistán al este, Turkmenistán al suroeste y Afganistán al sur . Es uno de los mayores países de Asia central, y es el único que tiene fronteras con todos los países de esta región.

Topografía y relieve[editar]

La topografía del país es variada, desde la meseta desértica que comprende casi el 80% del territorio, a las montañas en el este, que llegan a los 4300 m de altura.

El sureste del país está caracterizado por las estribaciones de la cadena Tian Shan, que se eleva en los vecinos Kirguistán y Tayikistán, y forma una frontera natural entre el Asia central y China.

El vasto desierto de Kyzyl Kum, a ambos lados de la frontera con el sur de Kazajistán, domina el norte de país.

La región más fértil de la República de Uzbekistán es el Valle de Fergana con una superficie de 21440 km ² en el este del Kyzyl Kum y bordeada por montañas al norte, sur y este. El oeste del valle ve discurrir el río Sir Daria, que va desde el noreste del país hasta el sur de Kazajstán, en el Kyzyl Kum. A pesar de que el valle recibe sólo de 100 a 300 mm de lluvia cada año, no es desierto más que la parte central y un poco en la periferia, cerca de las montañas.

Los recursos hídricos son escasos en el país y mal distribuidos en todo el territorio. Las vastas llanuras que ocupan cerca de dos terceras partes del país reciben poca agua, y tiene pocos lagos. Los dos ríos principales son el Amu Daria y el Syr Darya. Forman las dos cuencas fluviales más importantes del Asia central y se utilizan mayoritariamente para el riego de las tierras agrícolas. Se han creado multitud de canales para aumentar el porcentaje de tierras de cultivo. Existe un lago aislado endorreico al noroeste: Lago Sariqamish el cual varía considerablemente de tamaño debido a la aridez del paisaje circundante.

La actividad sísmica en la República de Uzbekistán es importante, ha habido muchos terremotos. Su capital, Tashkent, fue casi completamente destruida por un terremoto en 1966, otros fenómenos sísmicos causaron grandes daños antes y después de este año. Las zonas de montaña son particularmente activas.

Clima[editar]

El clima es continental, con veranos calientes e inviernos fríos. Las temperaturas de verano a menudo superan los 40 ° C, la gama media de invierno alrededor de -2 ° C, pero puede bajar a -40 ° C. La mayor parte del país es bastante árido, con escasas precipitaciones: 100 a 200 mm anuales, la mayoría en invierno y primavera. Cuando hay pocas lluvias entre julio y septiembre, la vegetación deja de crecer.

Problemas medioambientales[editar]

Imagen de satélite de Uzbekistán. Los puntos rojos son los incendios.

A pesar de la riqueza natural y la variedad de terrenos. Las décadas de dominación por la Unión Soviética, y su política económica, han hecho de Uzbekistán uno de los más países con peor medio ambiente de la Comunidad de Estados Independientes. El uso generalizado de agroquímicos, la desviación de agua de los dos ríos más importantes para la irrigación de campos agrícolas, y la crónica falta de plantas de tratamiento de agua, se encuentran entre los factores que causan problemas medioambientales y para la salud a gran escala.

La devastación ambiental en la República de Uzbekistán está bien ilustrada por la catástrofe del Mar de Aral. La desviación de las aguas de los ríos Amu Darya y Syr Darya para cultivar algodón, ha hecho disminuir el tamaño de este mar: era el 4º mar interior del mundo, pero se ha reducido a la mitad en la superficie y dos tercios de su volumen en comparación con lo que era en 1960. La desecación y la salinización del lago causan tormentas de sal y de arena, que destruyen la agricultura de las zonas circundantes y sus ecosistemas y afectan a la salud de la población local. La desertificación causa la pérdida de animales y plantas, la disminución de las tierras de cultivo y de su calidad, el cambio climático y la destrucción de monumentos culturales e históricos. Cada año, muchas toneladas de sal son diseminadas hasta a 800 km de distancia por los vientos. Algunos dicen que las tormentas de arena y sal del Mar de Aral han aumentado el porcentaje de materia sólida en la atmósfera en más del 5%, lo que afecta al cambio climático.

El Mar de Aral es sólo el indicador más visible de la desolación del país. El período soviético ha destruido gran parte del agua de Uzbekistán de varias maneras: por no construir plantas de tratamiento de agua suficiente, por el uso excesivo de los plaguicidass, herbicidas, defoliantes, y fertilizante no biológicos, y por el fomento de proyectos industriales, sin la preocupación por el impacto sobre el medio ambiente y la población local.

Contaminación del agua[editar]

Delta del Amu Daria.

El uso generalizado de productos agroquímicos en el cultivo del algodón, los sistemas de riego ineficientes, y la insuficiencia de los sistemas de drenaje son ejemplos de las condiciones que han promovido la absorción de las aguas salinas y contaminado el suelo. La política post-soviética es más peligrosa todavía: en el decenio de 1990, han sido aplicados de 20 a 25 kg de fertilizantes no orgánicos e insecticidas por hectárea, frente a 3 kg, en toda la Unión Soviética. Por lo tanto, el agua en Uzbekistán está aún más contaminada. Los productos industriales también han dañado el agua del país. En el río Amu Darya se han encontrado altas concentraciones de fenol y de productos petrolíferos, que ponen en peligro la salud de la población que vive a orillas del río. En 1989, el ministro de salud de la República Socialista Soviética de Turkmenistán, describió al Amu Darya como zanja de aguas residuales de sustancias industriales y agrícolas. Un informe de 1995 dice que el río se ha deteriorado aún más que durante la época soviética.

En el decenio de 1990 aproximadamente el 60% de los fondos para el control de la contaminación se dio a los proyectos relacionados con el drenaje, pero sólo la mitad de las ciudades y alrededor de una cuarta parte de las aldeas tiene alcantarillado. Los sistemas municipales no cumplen los requisitos de calidad, gran parte de la población carece de agua potable y se utiliza el agua directamente de los canales o ríos contaminados.

Según un informe, casi todas las aguas subterráneas de la República de Uzbekistán está contaminada por los desechos industriales y químicos. Un representante del Ministerio de Medio Ambiente estima que la mitad de la población vive en zonas donde el agua está muy contaminada. El gobierno estima que en 1995 sólo unos 230 de las alrededor de 8000 empresas industriales siguen los estándares de control de la contaminación.

La contaminación del aire[editar]

La mala gestión de los recursos hídricos y el uso generalizado de agroquímicos también han contaminado el aire. Las tormentas de arena y de sal y el uso frecuente de pesticidas y defoliantes sobre los campos de algodón han contribuido a la grave degradación de la calidad del aire en las zonas rurales.

En los centros urbanos, las fábricas y las emisiones de dióxido de carbono de los vehículos son un peligro creciente para la calidad del aire. Menos de la mitad de las chimeneas de las fábricas están equipadas con filtros, y ninguna puede filtrar las emisiones de gases, y, lo que es más importante, un gran porcentaje de los actuales filtros son defectuosas o están estropeados.

Los datos sobre la calidad del aire en Tashkent, Farghona y Olmaliq muestran que las tres están por encima de los niveles recomendados de óxido nitroso y aerosoles. Hay altos niveles de plomo, níquel, zinc, cobre, mercurio y manganeso en la atmósfera uzbeka, principalmente debido a la combustión de combustibles fósiles, a los residuos, y al proceso de la metalurgia. Los niveles son particularmente elevadas en Toshkent Viloyati y en la región meridional, cerca de la planta metalúrgica de Olmaliq.

A mediados de los años 1990, la producción industrial en la República de Uzbekistán, que se estima en aproximadamente el 60% de la industria en todos los países de Asia Central, con excepción de Kazajstán también fue responsable de 60% de todas las emisiones de sustancias nocivas en la región a la atmósfera.

Debido a que los automóviles son relativamente raros, las emisiones de dióxido de carbono de estas máquinas no son un problema más que en la capital y en Fergana.

Estadísticas[editar]

'Espacio'
total: 447,400 km ²
tierra: 425.400 km ²
agua: 22000 km ²

Costas: No, sólo los 420 km en el Mar de Aral.

Recursos naturales: gas natural, petróleo, carbón, oro uranio plata, cobre, plomo, zinc, tungsteno, molibdeno

La explotación de la tierra:

  • Las tierras arables: 9%
  • Cultivos permanentes: 1%
  • Pastos permanentes: 46%
  • Los bosques: 3%
  • Otros: 41% (1993 est)

Tierra de regadío: 40000 km ² (1993 est)

Desastres naturales: terremotos sequías.

Los problemas ambientales: desaparición gradual del Mar de Aral, causando tormentas de arena y sal que contribuyen a la desertificación; la contaminación del agua por residuos industriales y productos agroquímicos, causando problemas de salud y la salinización del suelo.

Los tratados internacionales sobre el medio ambiente:

  • Participa en: biodiversidad, cambio climático, protocolo de Kyoto, desertización, especies en peligro de extinción, modificación ambiental, residuos peligrosos, la protección de la capa de ozono

Véase también[editar]

Referencias[editar]