Geografía de América del Norte

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Vista Satélite.

América del Norte, excluyendo Eurasia y a África, es la mayor división geográfica con las que cuenta la tierra. Se encuentra rodeado por el océano Pacífico al oeste y por el Océano Atlántico al este y sur. Al norte se desarrolla el océano Ártico. Al noroeste, el continente se aproxima a Asia, de la cual dista de los 800 kilómetros del estrecho de Bering. Al noreste se encuentra la isla de Groenlandia, y a 480 kilómetros está Islandia. Con respecto a África, la menor distancia entre ambos continentes es de 1600 kilómetros, mientras que 9600 kilómetros la separan de Asia y Australia.

La cuenca hidrográfica principal de América del Norte la forman los ríos Misisipi, Misuri y Ohio , los cuales tienen una longitud parecida a la del río Amazonas. La cuenca es de 3,160,000 kilómetros cuadradas. La vida vegetal es también especial en esta zona. Por ejemplo, en el norte son típicas de la vegetación ártica los líquenes, musgos y hierbas bajas. En Canadá y en el oeste de Estados Unidos destacan las extensiones de Coníferas, especialmente de secuoyas, pinos y abetos.

Historia y Regiones geograficas[editar]

Norteamérica se puede dividir en cinco grandes regiones:

  1. El Escudo Canadiense, que es una área geológicamente estable compuesta por rocas antiguas y que ocupa la mayor parte del noreste, incluyendo a Groenlandia.
  2. Los Apalaches, un sistema geológico antiguo y erosionado que se extiende desde la península de Gaspesia hasta Alabama.
  3. La planicie del golfo de México, compuesta por una cadena de tierras bajas que se extienden desde el sur de Nueva Inglaterra hasta México.
  4. La planicie del golfo de México, compuesta por una cadena de tierras bajas que se extienden desde el sur de Nueva Inglaterra hasta México.
  5. Las planicies interiores, que se extienden en el centro del subcontinente, desde el valle Mackenzie hasta la planicie del golfo de México las Grandes Llanuras al oeste y las zonas agrarias de las planicies del este.
  6. Por último, la cordillera norteamericana es una compleja cadena geológica de montañas y cuencas jóvenes que se extienden desde Alaska hasta México, incluyendo dos cadenas orogénicas, la sierra del Pacífico y las montañas Rocosas al este. La planicie costera y las cadenas principales de la cordillera norteamericana continúan hacia el sur.

Durante la Glaciación de la última era Cenozóica, penetró una gran masa de hielo a través de la bahía de Hudson, cubriendo la mayor parte de Norteamérica. Los glaciares discurrían a través de las montañas Rocosas y la sierra del Pacífico. La retirada de los hielos dejó sus huellas en forma de lagos glaciares como el Bonneville, el Gran Lago Salado y los Grandes Lagos.

Zona costera[editar]

La costa este de América del Norte recuerda a las del otro lado del Atlántico. La mayoría de América del Norte se encuentra sobre la placa Norteamericana. No obstante, otras zonas como California y el oeste de México se encuentran en la placa Pacífica, que se une a la norteamericana a través de la falla de San Andrés.

El servicio estadounidense de geografía estima el centro del continente a 9.6 kilómetros de la localidad de Balta, en Dakota del Norte.

Superficie y clima[editar]

Casi la mitad del territorio lo conforman las Grandes Praderas. Las planicies de la costa mexicana se asemejan a las estepas de la Patagonia y las sabanas del Misisipi se asemejan a las pampas brasileñas, Paraguay y Argentina. Lo mismo ocurre con los Apalaches y las cadenas montañosas de Brasil.

Debido a la situación geográfica, desde el polo norte hasta casi el ecuador, en el subcontinente se encuentran varias zonas climáticas, desde junglas y sabanas en las zonas bajas del sur de México a las áreas de permafrost en Groenlandia. En el norte, Canadá y Alaska, los paisajes típicos los forman la tundra y la taiga. En las regiones interiores del continente destacan los desiertos y zonas áridas. Sin embargo, grandes extensiones del continente gozan de clima benigno para el asentamiento y la agricultura.Mayormente su clima es cálido, húmedo y lluvioso.

Hidrografía[editar]

Los ríos americanos tienen un doble carácter. Los ríos que desembocan en el Pacífico, en general, son cortos, rápidos y de gran poder erosivo. Por el contrario los ríos que desembocan en el Atlántico son largos, caudalosos, navegables y con enormes cuencas hidrográficas. Entre ellos se encuentran algunos de los ríos más largos del mundo. Además están los ríos que desembocan en el Ártico, que tienen la peculiaridad de que se hielan en invierno.

En América se encuentra una de las regiones de grandes lagos más grandes del mundo. Son de origen glaciar y se encuentran, principalmente en Canadá. Son miles los lagos canadienses.

Sistemas fluviales[editar]

América del Norte tiene la mayor concentración de ríos del mundo. El río Misisipi es el mayor río del continente; su cuenca abarca 3.160.000 km². El siguiente río en importancia es el San Lorenzo, con una cuenca de 1.600.000 km².

Otros ríos principales son: el Mackenzie y el Copper. Discurren hacia el océano Ártico; el río Churchill, Nelson, Severn y Albany; el San Lorenzo, Río Grande, y Negro discurren hacia el Atlántico. Por último, los ríos Yukón, Fraser, Columbia, Sacramento, San Joaquín y Colorado descargan en el Pacífico.

Actualidad[editar]

El agua es la encargada de crear el paisaje en las montañas Rocosas. Los ríos y lagos de esta región contienen un cuarto de las reservas de agua de los Estados Unidos. Los ríos de estas montañas desembocan en tres de los cinco océanos: el Atlántico, Pacífico y Ártico.

Clima y vegetación[editar]

El clima en América del Norte es típicamente frío y húmedo. La zona lluviosa se extiende desproporcionadamente por el continente. La vegetación difiere en virtud de cada zona climática. Mientras se acerca a la zona ecuatorial el clima varia, mas dependiendo de la altura encontrándose así en México y sur de Estados Unidos climas muy variados que van del clima tropical a la tundra alpina.

Enlaces externos[editar]