Generación del 900

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Generación del 900 refiere a un grupo de escritores uruguayos nacidos entre 1868 y 1870 que tuvieron su apogeo literario alrededor del año 1900. Caracterizados por una tendencia renovadora, sus producciones literarias se enmarcaron en el modernismo.

Contexto[editar]

En el corto período que va de 1897 a 1904 se vivieron en Uruguay el apogeo, la crisis y el ocaso del caudillismo, dando comienzo al duro debate sobre el lugar de las minorías partidarias en la escena civil que llevaron a levantamientos apenas entrado el siglo XX. La clase media uruguaya alcanza altos grados de bienestar, equiparable a la situación europea. Es en esta época que Uruguay es conocido como "la Suiza de América". Aparecen también el liberalismo y el positivismo como filosofía de las élites cultas, el anarquismo como actitud política y la excentricidad como estética.

En ese escenario surge una generación de escritores, maestros e intelectuales con inquietudes que serían definitorias en la identidad nacional del siglo XX.[1]

Eran frecuentes las reuniones de escritores en cafés montevideanos como Polo Bamba y Tupí Nambá. Así como los cenáculos en El Consistorio del Gay Saber en torno a Horacio Quiroga y luego en La Torre de los Panoramas de Julio Herrera y Reissig, donde discutían sus trabajos de poesía, narrativa, ensayo y crítica, producían en colaboración y debatían temas del momento. Amistades y rivalidades artísticas entre los miembros, lo definieron como grupo fermental de la intelectualidad uruguaya.

Exponentes[editar]

Surgieron numerosas revistas literarias, entre ellas la Revista Nacional de Literatura y Ciencias Sociales (1895-1897) dirigida por José Enrique Rodó, Carlos y Daniel Martínez Vigil y Víctor Pérez Petit, La revista de Salto (1899-1900) a cargo de Horacio Quiroga, La revista (1899-1900) y La nueva Atlántida (1907) dirigidas por Julio Herrera y Reissig y Vida moderna (1900-1903) a cargo de Rafael Alberto Palomeque y Raúl Montero Bustamante.[2]

El comienzo del movimiento literario se fija en 1894, con la publicación del poema Al lector de Roberto de las Carreras. La temprana desaparición de muchos de sus integrantes más significativos redujo la actuación colectiva de esta generación hacia 1925.

La generación del 900 también estuvo integrada por Carlos Reyles, Javier de Viana, Delmira Agustini, Roberto de las Carreras, Carlos Roxlo, Víctor Pérez Petit y Emilio Frugoni.[3]

Véase también[editar]

Referencias[editar]