Gayo Vibio Pansa Cetroniano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Cayo Vibio Pansa Centroniano (en latín, Caius Vibius C. F. C. N. Pansa), (m. en 43 a. C.) fue cónsul de la República Romana con Aulo Hircio el mismo año de su muerte.

Su padre y su abuelo también tenían el pronombre Gaius, pero poco se sabe sobre la historia de su familia, salvo que su padre fue proscrito por Sila,[1] que fue probablemente una de las razones que llevaron a Pansa a abrazar la causa de César, de quien siempre fue un fiel partidario.

Fue tribuno de la plebe electo en 51 a. C. y se opuso activamente, junto con M. Celio, a las medidas del cónsul Marco Marcelo y otros cabecillas del partido aristocrático dirigidas contra César.[2]

Se unió a los cesarianos tras el estallido de la Guerra Civil entre César y Pompeyo, y aunque César no le dio ningún mando relevante durante el conflicto; el 46 a. C. lo nombró gobernador de la Galia Cisalpina como sucesor de Marco Junio Bruto. Cicerón habla de su salida de la ciudad a finales de diciembre de ese año para tomar el mando de la provincia, y dice:

"que fue seguido por extraordinarios buenos deseos por parte de todos los hombres buenos, porque había aliviado a muchos de la miseria, y había mostrado gran calidez y bondad durante las recientes calamidades"[3]

Volvió a Roma el 45 a. C. El 44 a. C. César nombró a Pansa, y a Aulo Hirtio que era su colega como augur, para ser cónsules en el año 43 a. C. Poco después César fue asesinado.

A pesar de esto, y como estaba previsto, el 1 de enero del 43 a. C. tomó posesión del cargo de cónsul con Hircio, y tuvo que declarar su fidelidad a la constitución existente.[4] Los dos cónsules reclutaron numerosos hombres para marchar hacia el norte a combatir a Marco Antonio, que había sido declarado enemigo del Senado y tenía asediado a uno de los asesinos de César, Décimo Bruto, en la ciudad de Mutina.

En marzo, Pansa llegó a Bononia, la cual ya había sido ocupada por Hirtio y Octavio, pero al intentar unir sus fuerzas consulares con las de Octavio fue atacado por Antonio dando lugar a la Batalla de Forum Gallorum, la cual concluyó con una derrota del sobrino del dictador. Durante la batalla Pansa fue herido de muerte y falleció pocos días después.[5] Hirtio compensó este desastre con un ataque a las fuerzas de Antonio cuando volvían a Mutina. Antonio fue derrotado, pero el cónsul cayó en combate.[6]

Octavio envió los restos de los dos cónsules a Roma donde fueron recibido con honores extraordinarios y enterrados en el campo de Marte.[7] Algunas voces dijeron que había sido muerto por orden de Octavio que esperaba deshacerse de los cónsules y después entenderse con Marco Antonio.[8]

Referencias[editar]

  1. Dion Casio, Historia Romana, libro xlv 17
  2. Cicerón, Epistulae ad Familiares libro viii. 8. § § 6, 7
  3. Cicerón, Epistulae ad Familiares libro xv. 17
  4. Cicerón, Philippicae libro v. 1, 12, 13, 35, libro vi. 1; Dion Casio, Historia Romana, libro xiv 17; Apiano, De bellis civilibus libro iii. 50
  5. Cicerón, Epistulae ad Familiares libro x. 30; Ovidio, Fastos libro iv. 625.
  6. Cicerón, Epistulae ad Familiares libro x. 30, 33, libro xi. 9, 10, 13, libro xii. 25, Philippicae libro xiv. 9, 10, 14; Apiano De bellis civilibus libro iii 66-71; Dion Casio, Historia Romana, libro xlvi. 36-39; Plutarco, Vias Paralelas, Antonio 17, Cicerón 45; Veleyo Paterculo, Historia Romana libro ii- 61; Livio, Epítome 119; Eutropio Brevario, libro vii. 1; Orosio, Historiae Adversus Paganos libro vi. 18; Zonaras, Epitomé historion, libro x. 14
  7. Valerio Máximo, Hechos y dichos memorables, libro v. 2 § 10; Apiano, De bellis civilibus libro iii. 76; Veleyo Paterculo, Historia Romana libro ii. 62
  8. Dion Casio, Historia Romana libro xlvi. 39; Suetonio, De vita Caesarum Augusto 11; Tácito, Anales, libro i. 10
Precedido por:
Publio Cornelio Dolabela y Marco Antonio
Cónsul de la República Romana junto con Aulo Hircio
43 a. C.
Sucedido por:
Cayo Octavio Turino y Quinto Pedio