Garudá-purana

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Garudapuraná»)
Saltar a: navegación, búsqueda

El Garudá-purana es uno de los Puranas, obras que forman parte del cuerpo de los textos hinduistas conocidos como smriti (‘tradición’, en contraposición a los sruti, ‘escuchados directamente de los dioses’).

Contenido[editar]

El Garudá-purana contiene supuestas instrucciones del dios Visnú a su vajana (‘vehículo’ o ‘portador’), el águila antropomorfa Garudá, el rey de las aves. Se explican temas de astrología, fisiognomía o frenología medicina, gramática y descripción de las cualidades de las piedras preciosas (describe por ejemplo las nueve perlas, que incluye no sólo la conocida perla de ostra y de caracola, sino también otras mitológicas: perla de cobra, perla de jabalí, perla de elefante, perla de bambú, perla de ballena, perla de peces y perla de nube.

El Garudá-purana es uno de los Puranas visnuistas (habiendo otros shivaístas y shaktistas). Los otros miembros de este grupo visnuista son el Visnú-purana, el Nárada-purana, el Bhágavata-purana, el Padma-purana y el Varaja-purana.

El Garudá-purana tiene 19 000 slokas (versos o líneas), lo que lo convierte en un Purana de tamaño mediano. El Skanda-purana, por ejemplo, tiene 81 000 slokas, y el Markandeia-purana solo 9000. Los 19 000 slokas del Garudá-purana se dividen en dos partes: «purva khanda» (anterior parte) y «uttara khanda» (superior parte). Cada khanda tiene varios capítulos (adhiaia). El «purva khanda» es mucho más largo, tiene 234 capítulos. El «uttara khanda» sólo tiene 45 capítulos.

La segunda mitad de este Purana trata acerca de la vida después de la muerte. Es común que mientras se crema el cadáver de un ser querido, un hinduista lea en voz alta algunos capítulos.

Resumen[editar]

Sutá Goswami era un religioso muy erudito. Era muy versado en los Puranas y en otros shastras (‘textos sagrados’), y estaba muy dedicado al dios Visnú.

El sabio Viasa enseñó los Puranas a uno de sus discípulos llamado Roma Jarshana. Fue llamado así porque cuando escuchó los Puranas de labios de su maestro el vello (roma) de su cuerpo se erizó debido a la emoción (harshana). Este Roma Jarshana relató los Puranas a todos los demás religiosos, discípulos de Viasa. El Bhagavata-purana (siglo XI d. C.) dice que Romajarshana tuvo un hijo llamado Sutá Goswami y que fue este hijo quien relató la historia de este particular Purana a los otros sabios. Por otra parte, Roma Jarshana mismo pertenecía a la casta sutá, por lo que padre e hijo podrían haber sido la misma persona. De la lectura del Garudá-purana, se tiene la impresión de que es Roma Jarshana mismo quien está relatando la historia, y no su hijo.

Volviendo al punto, Romaharshana llegó a un inmenso bosque conocido como Naimisha Arania. Se sentó allí y pasó mucho tiempo solo, pensando en el dios Visnú y recitando oraciones dedicadas a él.

Varios otros rishis (sabios), dirigidos por Shaúnaka Rishi también llegaron a la selva, para realizar sacrificios que contrarrestaran los efectos de la inminente era de Kali. Le dijeron a Roma Jarshana, «Sabio, tú lo sabes todo. ¿Quién es el dios de todos los dioses? ¿Quién debe ser adorado? ¿En qué medita cada persona? ¿Quién puede destruir el mal? ¿Cómo fue creado el mundo? ¿Qué es la religión correcta? Dinos todas estas cosas y más».

Roma Jarshana respondió: «Lo haré. Les recitaré el Garudá-purana. Hace muchos años, el gran pájaro Garudá le recitó este mismo Purana al sabio Kashiapa, y yo lo aprendí de mi maestro Viasa. Pero primero déjenme recitar la lista de los 22 avataras de Visnú.

  • La primera encarnación (Vámana) fue como un muchacho joven. De esta manera, Visnú adoptó el celibato (brahmacharya) y realizó difíciles tapasia (austeridades).
  • La segunda encarnación fue como un jabalí (Varaja). De esta manera, Visnú rescató a la Tierra desde el inframundo.
  • La tercera encarnación fue como un gran sabio (deva rishi), Nárada. De esta forma, Visnú difundió el conocimiento de varios textos (tantras).
  • La cuarta encarnación fue como los dos sabios llamados Nara y Naraiana.
  • La quinta encarnación fue como el gran sabio Kapilá. Kapilá enseñó a su discípulo Asuri la maravillosa filosofía conocida como el yoga samkhia teísta.
  • La sexta encarnación fue como el sabio Dattatreya, el hijo de Atri y Anasuya.
  • La séptima encarnación tuvo lugar en el manwantara conocido como Sváyambhuva. Visnú nació como el hijo de Ruchi y Shakti y realizó muchos iagñás (sacrificios).
  • En la octava encarnación, Visnú nació como el hijo de Nabhi y Meru. Su nombre era Urukrama. Él enseñó a todos el camino recto de la vida.
  • En la novena encarnación, Visnú se convirtió en el rey Prithú, que cultivó los primeros cereales para el consumo humano.
  • La décima de las encarnaciones de Visnú fue como un pez (Matsia). Salvó a Manu de la inundación que destruyó el mundo.
  • En la undécima encarnación, Visnú adoptó la forma de una tortuga (Kurma). Así ayudó a los dioses (devas) y a los demonios (asuras) que querían batir el océano de leche (samudra manthana) para extraer amrita (néctar de la inmortalidad).
  • La duodécima encarnación fue como Dhanwantari, médico de los dioses y autor de la medicina aiurvédica.
  • El decimotercer avatara fue la diosa Mojini. De esta manera, Visnú adoptó el cuerpo de una bella mujer con el fin de robar a los demonios el amrita (la bebida que da inmortalidad).
  • En la decimocuarta encarnación, Visnú se convirtió en Nara Simja, un ser mitad hombre y mitad león. Mató al malvado asura Jirania Kashipú.
  • La decimoquinta encarnación de Visnú fue como un enano (Vámana). Así engañó al asura Bali y reubicó a los dioses en el cielo.
  • En la encarnación decimosexta, Visnú se convirtió en Parashú Rama, el bráhmana que mató a todos los chatrías (guerreros) del mundo veintiuna veces.
  • La encarnación decimoséptima fue como Viasa, el hijo de Parasará y Satiávati. Viasa dividió los Vedás en cuatro.
  • La decimooctava encarnación de Visnú fue como el sabio volador Nárada.
  • La decimonovena encarnación fue como Rama.
  • La vigésima encarnación fue como Krisná.
  • En la vigésimo primera encarnación, Visnú se convirtió en Buda, cuyo propósito fue engañar a los ateos y acercarlos a la religión por medio de la no violencia.
  • La vigésimo segunda encarnación está aún por venir. Visnú nacerá como Kalki, con el fin de destruir a la humanidad malvada del final de la era de Kali y restaurar la justicia ".

Ha habido varias otras encarnaciones de Visnú. Pero las mencionadas anteriormente son las más importantes.

Lista de castigos en el infierno[editar]

Infierno Pecados Castigo en el infierno
Tamishra Robo de la propiedad de otros incluyendo a la esposa, hijos y pertenencias Paliza con gadha.
Andha Tamishra Esposa que engaña a su esposo Ser tirado a un abismo
Raurava Destruir la familia de otro, o sus pertenencias Los kinkaras de Iama le atraviesan los órganos vitales con tridentes
Maja Raurava Destruir la propiedad y la familia de otro para adquirirlos Un gran animal salvaje (gurú: ‘pesado’) lo tortura de varias maneras
Kumbhipaka Destruir vidas inocentes para comer Los kinkaras de Iama lo asan en un tanque de aceite hirviendo
Kalasuthira Torturar a los padres y ancianos, o hacerles pasar hambre El mismo trato en el infierno
Asipathira Utilizar a Dios y las prácticas religiosas para obtener un beneficio económico Tortura mediante malos espíritus, que producen miedo
Panrimukha Castigar a personas inocentes o realizar actividades ilegales Ser deshecho en los dientes afilados de un animal parecido a un jabalí
Anthakupa Torturar personas y realizar actividades inhumanas Perseguido y mordido durante años por animales salvajes
Agni Kunda Robar propiedad ajena por la fuerza, obteniendo una ventaja indebida Ser asado en el agni kunda atado de pies y manos sobre el fuego
Vajra Kandaka Relaciones sexuales con personas de otra casta Tener que abrazar una estatua de hierro al rojo vivo
Kimiri bhojana Supervivencia egoísta, comer del trabajo ajeno Insectos se introducen en el cuerpo
Sanmali Relaciones sexuales con kamukas Paliza con gadha
Vaitharani Uso de un puesto estatal para obtener beneficios indebidos Sumergirse en el río Vaitharani, de sangre, orina y excremento
Buyoga Conducta desvergonzada y lujuriosa, tener relaciones sexuales indiscriminadamente Mordido por insectos y animales venenosos
Prayanyoga Torturar y matar otros seres vivos Los kinkaras de Iama le atraviesan los órganos vitales con flechas
Pasusava Torturar una vaca (todos los dioses están en la vaca) Le dan latigazos con cañas
Sarameyathana Participar en una masacre o envenenamiento Tortura por parte de animales salvajes desconocidos
Avisi Dar testimonio falso, calumniar Sumergiendo y torturar en livebodies
Paribathana Tomar (o hacer que otro tome) bebidas alcohólicas He hacen beber lava
Sharakarthama Difamar a personas mayores espíritus desconocidos torturan sus órganos vitales
Rakshogana Realizar sacrificios humanos (narametha yaga) y comer comida no vegetariana Las víctimas de la tortura nacen en este lugar para torturar al pecador
Sulaproga Matar a personas inocentes, dominar mentalmente, suicidarse y realizar droha nambike Aves desconocidas picotean al pecador, y se lo tortura con shula (tridente).
Susimuga Hacerse rico con medios indebidos Se lo araña con uñas, y se lo tortura con hambre y sed
Kunthasutha Hacer siempre el mal a los demás Lo pican insectos como el escorpión
Vadaroga Torturar seres vivos Esposado y quemado en el fuego
Piravarthana Difamar a un huésped y no tratarlo bien Se lo tortura con hambre y sed
Lalapakshuga Torturar a la esposa y prostituirla El mismo trato en el infierno

Bibliografía[editar]

  • Mani, Vettam: Puranic encyclopedia. Manipal (India): Motilal Banarsidass (primera edición en inglés), 1975.
  • Govindarajan: Garuda puranam. Chennai (India): New Horizon Media (primera edición), 2007.

Enlaces externos[editar]