Garra

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Garra de una iguana

Las garras o zarpas son las uñas largas y afiladas que presentan algunos vertebrados, en especial las aves, los reptiles y varios órdenes de mamíferos, en especial Carnivora, Insectivora, Rodentia, Lagomorpha, Chiroptera y Edentata. Está adaptada para ayudar en la presa, permitiendo un agarre preciso y firme en los predadores, y ayudando también a cavar y escalar; estudios morfogenéticos indican que es la forma más antigua de uña presente entre los vertebrados, siendo la forma plana típica en los humanos o el casco de los artiodáctilos modificaciones evolutivas.

Las garras constan internamente de dos capas; el subunguis, el tejido interno, cuyo grano es paralelo a la dirección de crecimiento a partir de la matriz ungular, y el unguis, un tejido queratinoso y duro formado por fibras cuyo grano corre perpendicular a la dirección de crecimiento. Al crecer el unguis más velozmente, la garra se ahusa hacia el extremo, adoptando la forma puntiaguda típica.

Los felinos —con alguna excepción, especialmente los guepardos (Acinonyx jubatus), los gatos turón (Prionailurus planiceps) y los gatos pescadores (Prionailurus viverrinus)— se caracterizan por poseer garras retráctiles. En estado de reposo, las garras permanecen alojadas en una funda de tejido epitelial junto a los dedos; la forma de las falanges medial y distal, y la excepcional resistencia del ligamento elástico dorsal permiten a los felinos moverse con soltura y flexionar libremente la muñeca y los dedos sin que por ello la garra abandone su posición de reposo. Es necesaria la contracción del flexor y el extensor del antebrazo para producir la extensión de la garra, utilizada sobre todo para efectuar la presa sobre las víctimas.


Referencias[editar]

  • Gonyea, W.; Ashworth, R. (1975). «The form and function of retractile claws in the Felidae and other representative carnivorans». Journal of Morphology 2 (145). pp. 229-38. 

Enlaces externos[editar]