Ganglio centinela

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se define como ganglio centinela al primer ganglio de una cadena linfática que drena un territorio tisular determinado, de manera que, antes de proseguir su camino por la cadena, toda la linfa provinente de dicho territorio debe pasar primero por el ganglio centinela.

Dicho concepto es de gran trascendencia en el campo de la oncología. De la misma manera que la linfa de un territorio determinado debe progresar escalonadamente por los ganglios de una cadena linfática, las células tumorales que pudieran desprenderse de este mismo territorio, cuando es neoplásico, deberán circular escalonadamente por los ganglios de la cadena, siendo el primero de ellos el centinela.

Así pues, se puede decir que el status del ganglio centinela, en cuanto a su invasión o no por células neoplásicas, puede traducir, con una elevada exactitud, el status del resto de la cadena.

Usos[editar]

Este principio se aplica actualmente para el estudio de dos tipos de neoplasia: mama y melanoma, aunque experimentalmente se está probando también en colon, estómago, tiroides y esófago, así como en algunos tumores poco frecuentes como el de células de Merckel.

Objetivo[editar]

La base de esta exploración es la siguiente:

- Si el GC es negativo (sin invasión tumoral) el resto de la cadena también lo será, con las implicaciones pronósticas y terapéuticas que ello conlleva.

- Si el GC es positivo, el resto de la cadena puede o no serlo, pero se debe proceder a la linfadenectomía de la zona y a las actuaciones terapéuticas adicionales que procedan.

Ventajas[editar]

La importancia de la técnica es doble:

- Evitar la linfadenectomía completa de la cadena afectada. (sólo en los casos en los que el GC es negativo para células neoplásicas).

- Realizar una mejor estadificación ganglionar (segundo factor del sistema de estadiaje TNM), puesto que se estudia en profundidad a aquel ganglio con una máxima probabilidad de invasión tumoral (el Ganglio Centinela).

Técnica[editar]

Para efectuar el estudio del GC, se debe encontrar un trazador que, de alguna manera, simule el comportamiento que tendría una célula maligna desprendida del tumor principal. Se han estudiado varias sustancias, siendo la más frecuentemente utilizada el nanocoloide (sulfuro coloidal) marcado con 99mTc.

Dicho trazador se administra a nivel del lecho tumoral, ya sea peritumoral o intratumoral en el caso del cáncer de mama e intradérmico en el caso del melanoma. Normalmente la administración se efectúa mediante 4 inyecciones, para intentar cubrir todas las posibles direcciones por las que, potencialmente, pueda migrar una célula maligna. Sólo hay una excepción, que es la neoplasia de mama no palpable. En estos casos, como la punción debe hacerse por control ecográfico, tan sólo se administra una dosis del trazador, a ser posible intratumoral.

Para la realización de este tipo de exploraciones se precisan dos equipos: gammacámara (a ser posible monocabeal por su más fácil maniobrabilidad) y una sonda gamma intraoperatoria (con el objeto de poder localizar la actividad emitida por el GC intraoperatoriamente).

En el caso de cirugía de cáncer mamario, además del radiofármaco (99mTC), se utiliza un tinte azul intraoperatoriamente. El radiofármaco se inyecta antes de la operación. El tinte azul, el más utilizado es Lymphazurin (isosulfan blue) se inyecta cuando la paciente ya está bajo la anestesia. El tinte azul es captado por los canales linfáticos y permite una identificación visual del ganglio centinela. Esto permite más facilidad al cirujano y más precisión, ya que utilizando ambas técnicas, la probabilidad de encontrar el ganglio centinela aumenta. Esto hace el procedimiento más efectivo y preciso.