Gabinete de secretos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se llama gabinete de secretos a la habitación de construcción especial que permite que se escuche en un punto determinado de ella cuanto se dice, aun cuando sea en voz baja, en otro u otros puntos de la misma.

Esta propiedad nace exclusivamente de su diseño abovedado y de la forma de los muros. Es sabido que las ondas sonoras que parten de un punto, al encontrar un obstáculo en su marcha, se reflejan formando un ángulo de reflexión igual al de incidencia por lo que en una bóveda elíptica lo sonidos producidos en uno de los focos de la elipse se reflejan en el otro. Para que no se pierda nada de la intensidad del sonido es preciso que en la bóveda no haya aberturas por las que se escaparían o sufrirían reflexiones irregulares las ondas que a ella llegasen. Además, para que esto suceda es necesario que los materiales de una construcción de estas características sean suficientemente elásticos, estén bien unidos, sin resaltes ni huecos y sin juntas aparentes.

Algunos gabinetes de secretos[editar]

  • En el Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, en España existe una habitación que reúne estas condiciones. Dos personas colocadas en los dos extremos pueden hablar en voz baja sin que el resto de las personas presentes en la sala puedan oír nada.
  • En el Museo del Louvre hay otra sala de la misma clase.
  • En el Convento Carmelita del Desierto de los Leones en la Ciudad de México existe un Gabinete de Secretos ubicado dentro de sus extensos jardines.
  • También una sala cuadrada cubierta por una bóveda elíptica en el piso bajo del Conservatorio de Artes y Manufacturas de París.
  • En algunas galerías también se da este hecho como por ejemplo la de la iglesia de Glocester, situada sobre el extermo oriental del coro y que recorre la iglesia de un extermo a otro.
  • Sobre la cúpula de la iglesia de la Catedral de San Pablo de Londres se encuentra la galería de los susurros en la que también parece que se observa este fenómeno a 32 m. de distancia.
  • Dionisio el Tirano hizo construir en Siracusa una habitación con una bóveda parabólica encima de las prisiones donde eran encerrados los condenados y los esclavos con comunicaciones verticales invisibles para aquéllos y aplicaba constantemente el oído para sorprender las conversaciones de los encarcelados.
  • En sentido parecido, se dice que el acueducto de Claudio reflejaba la voz hasta a 16 millas de distancia.

Referencias[editar]

El contenido de este artículo incorpora material del Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano del año 1898, que se encuentra en el dominio público