Gómez González de Manzanedo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Gómez González de Manzanedo (c. 1130-12 de octubre de 1182)[1] fue un ricohombre castellano nieto del conde Gómez González el de Candespina y descendiente de los condes de Castilla. Alférez y después mayordomo del rey Sancho III, conde por Alfonso VIII, también mayordomo mayor de Fernando II de León, y gobernador de varias tenencias, es el genearca de dos de los linajes más importantes de la Edad Media: los Manrique y los Manzanedo.

Relaciones familiares[editar]

Su abuelo, el conde Gómez González, tuvo tres hijos varones; uno llamado Diego que no tuvo descendencia, Rodrigo Gómez, padre del conde Gonzalo Rodríguez de Bureba, y Gonzalo Gómez. Este último es el que varios historiadores y genealogistas modernos consideran como el padre de Gómez González de Manzanedo.[2] [3] Aunque otros medievalistas opinaban que fue hijo de Gonzalo Rodríguez de Bureba, en realidad, su primo hermano, esta filiación es imposible ya que ambos eran contemporáneos y Gómez era solamente diez años más joven que Gonzalo.[a] Tuvo probablemente dos hermanos, Pedro González, llamado de Villaescusa, y Rodrigo González de Cevallos, que también fue alférez real entre 1160 y 1171.[4] [5]

Vida[editar]

Miembro de la curia regia, Gómez aparece por primera vez en la documentación medieval en 1146 durante el reinado de Sancho III de Castilla de quien fue alférez real y después, entre 1157 y 1158 su mayordomo.[6] Entre 1164 y 1165 sustituyó a Fernando Rodríguez de Castro como mayordomo de Fernando II de León. En la documentación leonesa, aparece con el sobrenombre de «el castellano» para diferenciarlo de su homónimo y coetáneo el conde gallego Gómez González de Traba[1] En 1169, ya de vuelta en Castilla, recibió de Alfonso VIII la dignidad condal.[7]

Gobernó varias tenencia durante diferentes periodos, algunas por su cuenta y otras compartidas, entre ellas Calahorra, Liébana, La Pernía, Mudá, Cervera, Villafranca, Alba, hoy un despoblado cerca de Cervera de Pisuerga, Piedras Negras, Cereceda (en Burgos), Asturias de Santillana y Castilla la Vieja que después fue gobernada por su hijo Gil Gómez.[8] Fue también un rico hacendado en varios lugares, especialemnte en el Valle de Manzanedo que dio nombre a su linaje.[9]

Falleció el 12 de octubre de 1182 según consta en el obituario de la Catedral de Burgos.[1]

Matrimonio y descendencia[editar]

Del matrimonio del conde Gómez con Milia Pérez de Lara vienen los Manrique y los Villalobos. Su esposa fue Milia Pérez de Lara, hija de Pedro González de Lara y la condesa Ava. Luis de Salazar y Castro y otros genealogistas la consideraban hija del conde Manrique Pérez de Lara, de quien en realidad era hermana. El historiador Gonzalo Martínez Díez ha podido esclarecer la verdadera filiación de Milia basándose en la documentación medieval y sus conclusiones han sido aceptadas por la mayoría de los historiadores y genealogistas modernos.[1] [10] [11]

Así, según Martínez Díez, el linaje de los Manrique no viene de Rodrigo Pérez de Lara o de Molina, hijo de Pedro Manrique de Lara, quien pasó la mayor parte de su vida en Narbona donde aparece en la documentación hasta 1208 y no participó en los acontecimientos de los reinos de la Península Ibérica. La genealogía tradicional, aceptada por genealogistas como Luis de Salazar y Castro, era la propuesta por Fernán Pérez de Guzmán para quien «Este linage de los Manrique es uno de los mayores e más antiguos de Castilla (...) vienen del conde Manrique, hijo de Pedro de Lara».[12] La confusión se debe a la existencia de dos homónimos: Rodrigo Pérez de Molina mencionado anteriormente, y otro Rodrigo, hijo de Manrique Gómez de Manzanedo y nieto de los condes Gómez y Milia Pérez de Lara.

Los condes Gómez y Milia fueron padres de seis hijos, todos documentados:[13]

Notas[editar]

  1. «El conde Gómez González de Manzanedo no puede ser hijo del conde Gonzalo Roiz de Bureba por razón cronológica: Gómez es más joven que Gonzalo en unos 10 años. El primero nació c. 1120 y el segundo c. 1130. Ambos llevan una vida casi paralela. Gómez muere en 1182, Gonzalo en 1202. El primer diploma en que aparece Gómez es de 1146, y el primero en que aparece Gonzalo es de 1149. Este es alférez de Sancho III muy joven (1149) y aquel es alférez del mismo en 1155. Gómez es conde con Alfonso VIII en 1170, Gonzalo en 1174. Los dos aparecen juntos en muchos diplomas, como indicando que ambos son primos carnales. Y en torno suyo aparecen también sus parientes: los Cevallos, Pedro González y Rodrigo González. Este es alférez de Alfonso VIII en 1161, posiblemente estos son hermanos de Gómez.» Cfr. Canal Sánchez-Pagín (2003), p. 57
  2. En algunas genealogías aparece como la esposa de Guillermo VIII de Montpellier, quien se sabe contrajo matrimonio con una Inés, castellana, pero no fue esta. Inés aparece en la documentación medieval en varias ocasiones, por ejemplo: en 1184 en el Monasterio de Aguilar de Campo junto con su marido Fernando Roiz Duc vendiendo una heredad en el alfoz de Aguilar; dos años más tarde en 1186 otra vez con su marido en Santa Cruz de Valcárcel haciendo una donación a doña Elo y a su convento; en 1195 con su hijo Rodrigo Fernández en otra venta de una parte de su heredad en Ermidanos; y su última aparición en 1208 en la cual se declara hija del conde Gómez y hace una donación de una heredad situada en Melgarejo. Todo esto demuestra que su esposo se llamó Fernando Roiz y que vivió en Castilla.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]