Gérard de Nerval

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Gérard de Nerval
Félix Nadar 1820-1910 portraits Gérard de Nerval.jpg
Fotografía de Gérard de Nerval por Félix Nadar.
Nombre de nacimiento Gérard Labrunie
Nacimiento 22 de mayo de 1808
Bandera de Francia París, Francia
Defunción 26 de enero de 1855
(46 años)
París, Francia
Nacionalidad Francesa
Ocupación Poeta
[editar datos en Wikidata ]

Gérard de Nerval (París, 22 de mayo de 180826 de enero de 1855) era el seudónimo literario del poeta, ensayista y traductor francés Gérard Labrunie, el más esencialmente romántico de los poetas franceses.

Biografía[editar]

Nació en París en 1808. La muerte de su madre, Marie Antoniette Marguerite Laurent, cuando aún era un niño, marcó no solo su vida sino también su obra. Marie murió de meningitis en Silesia cuando acompañaba a su marido Etienne, doctor al servicio de la Grande Armée. Gérard fue educado por su tío abuelo en la campiña de Valois hasta 1814, cuando fue enviado a París. Durante las vacaciones visitaba Valois y escribió su libro Canciones y leyendas de Valois.

En 1826-1827 tradujo del alemán el Fausto, de un modo muy personal (inexacto pero creativo), lo que propició el conocimiento de Friedrich Schiller y Heinrich Heine, con el cual inició una amistad y del que tradujo poemas. Ejerció diversos trabajos: periodista, aprendiz de imprenta, ayudante de notario. Escribió varias obras dramáticas en colaboración con Alexandre Dumas, además de ser gran amigo de Théophile Gautier (con el cual se reunía en el «club de los hachisianos») y Victor Hugo.

En enero de 1834 recibió una herencia de su abuela materna, y se dirigió al sur de Francia; pasó la frontera y llegó a Florencia, Roma y Nápoles. En 1835 se instaló en casa del pintor Camille Rogier, en donde se reunía el grupo romántico, y fundó Monde dramatique, revista lujosa en la que gastó todo su dinero; la vendió en 1836. Se inició entonces en el periodismo; estuvo en Bélgica con Gautier durante tres meses; al finalizar el año, firmó por vez primera como «Gérard de Nerval» en Le Figaro.

En 1837, al escribir la ópera cómica Piquillo, conoció a la actriz y cantante Jenny Colon, por la que sintió una atracción fatal, y a quien dedicó un culto idólatra. Volvió a verla en 1840, antes de su muerte en 1842, que lo trastornó. En el verano de 1838, viajó a Alemania, su destino soñado, con Dumas. En noviembre fue a Viena, donde conoció a la pianista Marie Pleyel.

Final[editar]

Primera crisis de locura: el 23 de febrero de 1841. Lo cuidó Marie de Sainte-Colombe, de la casa de salud Sainte-Colombe (fundada en 1785). El día 1 de marzo, Jules Janin publicó un artículo necrológico sobre él, en Les Débats (lo que le dolió mucho). Tuvo una segunda crisis el 21 marzo, y lo internaron en la clínica del doctor Blanche.

A finales de 1842, Nerval fue a Oriente, pasando por Alejandría, Cairo, Beirut, Constantinopla, Malta y Napoles. Los reportajes que hizo los publicó en 1844, y los reunió en Voyage en Orient (1851]). En Siria estuvo a apunto de casarse con la hija de un jeque y en Beirut se enamoró de la muchacha drusa Salerna. Por el norte de África, en El Cairo, compró una esclava javanesa. Su salud se vio deteriorada al parecer por estos exóticos viajes.

Siguió luego su continuo peregrinar. Entre 1844 y 1847, Nerval viajó a Bélgica, los Países-Bajos y Londres, donde conoció a Dickens.

En la bohemia parisina se convirtió en una persona extravagante, como partido en dos, escindido de sí mismo: la realidad y el otro lado. Todo esto se refleja en la continua tensión de contrarios que manifiesta su obra. Vivió en la miseria, pero escribió sus obras maestras: Les Filles du feu, Aurélia ou le rêve et la vie''.

Gérard de Nerval fue durante toda su vida un espíritu atormentado, que en los últimos años de su vida, los más fecundos, sufrió graves trastornos nerviosos, depresión, sonambulismo y esquizofrenia, lo que lo llevó a temporadas en varios hospitales psiquiátricos, en donde, lejos de curarse, aumentaba su locura leyendo libros de ocultismo, cábala y magia, pero también escribiendo. Una de las situaciones que provocó su internamiento fue el pasear a una langosta con una cinta azul.

Tales sucesos, unidos a sus problemas económicos, lo llevaron a suicidarse ahorcándose de una farola en rue de la Vieille-Lanterne, de París, en 1855. Lo hizo para «librar su alma» en la calle más oscura que pudo encontrar.[1]

Este trágico evento inspiró una litografía de Gustave Doré, quizás la mejor de su obra. Está enterrado en el famoso cementerio parisino de Père-Lachaise.

El escritor[editar]

Dejó una obra no muy extensa pero aquilatada y misteriosa que, a pesar de su carácter atormentado, refleja fielmente las inquietudes del alma humana.

Entre sus libros capitales se cuenta Viaje a Oriente (1851); allí relata las leyendas oídas por los caminos durante sus viajes por Europa (Italia, Inglaterra, Alemania, Austria, Holanda, Bélgica) y norte de África.

Les Illuminés, ou les precurseurs du socialisme (1852) fue una colección de relatos y retratos en la que habla sobre Nicolás Edme Restif de la Bretonne, Cagliostro y otros. Las hijas del fuego (1854) es una galería de retratos femeninos en los que invoca el amor.

Aurelia (1855) es un clásico de nuestro tiempo que influyó grandemente a los surrealistas. El autor nos narra aquí su particular viaje vital del brazo de la locura, que es al mismo tiempo la primera mirada moderna a esas profundidades.

Su poemario Las quimeras (1854) contiene el célebre soneto «El desdichado». En uno de sus últimos poemas, «Epitafio», ya intuyó su inminente muerte:

A ratos vivo alegre igual que un lirón este poeta loco, amador e indolente, y otras veces sombrío cual Clitandro doliente... cierto día una mano llamó a su habitación. ¡Era la muerte! Entonces él suspiró: "Señora, dejadme urdir las rimas de mi último soneto". Después cerró los ojos -acaso un poco inquieto ante el frío enigma -para aguardar su hora... Dicen que fue holgazán, errátil e ilusorio, que dejaba secar la tinta en su escritorio. Lo quiso saber todo y al final nada ha sabido. Y una noche de invierno, cansado de la vida, dejó escapar el alma de la carne podrida y se fue preguntando: ¿Para qué habré venido?

Debajo de un pequeño retrato suyo, Gérard de Nerval escribió: «Je suis l'autre».

Eco[editar]

Ejerció posteriormente influencia sobre Marcel Proust, René Daumal y Antonin Artaud. Proust leyó profundamente su obra; y algo de la sonoridad de Nerval se oye en su Recherche. Los surrealistas nunca lo olvidaron:

Con mayor justicia todavía, habríamos podido apropiarnos del término surrealismo, empleado por Gérard de Nerval en la dedicatoria de Les Filles du feu. Efectivamente, parece que Nerval conoció de maravilla el espíritu de nuestra doctrina, en tanto que Guillaume Apollinaire conocía tan solo la letra.

André Breton en el Primer Manifiesto Surrealista (1924)

Ramón Gómez de la Serna escribió un retrato del autor.[2]

Entre la biliografía francesa destacan: Albert Béguin, Gérard de Nerval, Corti, 1945; Georges Poulet, Les métamorphoses du cercle, Plon, 1961; Raymond Jean, Nerval par lui-même, Le Seuil, 1964; Gérard Macé, Je suis l'autre, Le Promeneur, 2007, que es un ensayo de interpretación.

Obras[editar]

  • (1834) - Odelettes
  • (1851) - Voyage en Orient.
  • (1852) - Les Nuits d'Octobre.
  • (1852) - Lorely, souvenirs d’Allemagne
  • (1852) - Les Illuminés
  • (1853) - Petits châteaux de Bohème
  • (1853) - Sylvie.
  • (1854) - Les Filles du Feu, cuentos.
  • (1854) - Les Chimères.
  • (1854) - Promenades et souvenirs
  • (1855) - Aurélia, ou le rêve et la vie
  • (1856) - Promenades et Souvenirs.

Versiones recientes al español[editar]

  • Aurélia o El sueño y la vida, Envida, 2011, ISBN: 978-84-92491-87-2
  • La mano encantada, Sd. edicions (2011) ISBN: 978-84-92607-56-3
  • Sylvie, Acantilado, 2009) ISBN: 978-84-95359-89-6
  • Aurelia y otros cuentos fantásticos, Alianza, 2007 ISBN: 978-84-206-6158-2
  • La reina de los peces precedido de Canciones y leyendas del Valois, Olañeta (2007) ISBN: 978-84-9716-451-1
  • Los iluminados, Arena, 2006, ISBN: 978-84-95897-44-2
  • Poesía y prosa literaria, Galaxia Gutenberg, 2004 ISBN: 978-84-672-0941-9
  • Obras esenciales I. Edición bilingüe. Selección, edición, traducción, introducción y cronología de Ricardo Silva-Santisteban. Lima: Pontificia Universidad Católica del Perú – Ediciones del Rectorado – Departamento de Humanidades, noviembre 2010. 583 pp. (Colección Obras Esenciales; 20). ISBN 978-612-4057-23-6 [Contiene: "Introducción a Gérard de Nerval", "Esta edición", cronología, La mano encantada (1832), Poesías (1832-1838), El rey de Bicêtre (1839), Memorias de un parisino (1832), Carta a Ida Dumas (1841), Carta a Victor Loubens (1841), Una novela por componer (1842), La novela trágica (1844), Poesías (1842-1845) e Historia del califa Hakem (1847)].
  • Obras esenciales II. Edición bilingüe. Selección, edición y traducción de Ricardo Silva-Santisteban. Lima: Pontificia Universidad Católica del Perú – Ediciones del Rectorado – Departamento de Humanidades, noviembre 2010. 732 pp. (Colección Obras Esenciales; 21). ISBN 978-612-4057-23-6 [Contiene: Historia de la reina de la mañana y de Solimán, príncipe de los genios (1850), Las noches de octubre: París, Pantin y Meaux (1852), y Pequeños castillos de Bohemia (prosa y poesía) (1853)].
  • Obras esenciales III. Edición bilingüe. Selección, edición y traducción de Ricardo Silva-Santisteban. Lima: Pontificia Universidad Católica del Perú – Ediciones del Rectorado – Departamento de Humanidades, noviembre 2010. 762 pp. (Colección Obras Esenciales; 22). ISBN 978-612-4057-23-6 [Contiene: Sylvie: Recuerdos del Valois (1853), Octavie (1853), Las Quimeras (1854), Taller de Las Quimeras (versiones previas de Las Quimeras), Amores de Viena: Pandora (1854), Paseos y recuerdos (1854), Aurélia o el sueño y la vida (1854-1855), iconografía (medallones, daguerrotipos, retratos y caricaturas de Nerval, imágenes de personas relacionadas con Nerval, facsimilares de manuscritos y primeras ediciones, acta de defunción y fotografía de la tumba de Nerval) y bibliografía general de y sobre Nerval].

Fragmento del soneto El desdichado[editar]

Este soneto, sin duda el poema más conocido de Nerval, fue publicado por primera vez en la portada del diario parisino Le Mousquetaire, dirigido por Alexandre Dumas, en su edición del sábado 10 de diciembre de 1853. El título del soneto está escrito en español.

Je suis le ténébreux, - le veuf, - l'inconsolé,
Le Prince d'Aquitaine à la tour abolie:
Ma seule étoile est morte, - et mon luth constellé
Porte le Soleil noir de la Mélancolie.
Soy el tenebroso, - el viudo, - el desolado,
príncipe de Aquitania de la torre abolida:
mi única estrella ha muerto, - mi laúd constelado
transporta el negro Sol de la Melancolía.
Traducción de Ricardo Silva-Santisteban.
Tomado de Obras esenciales III (Lima: PUCP, 2010, pp. 230-231.)

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Charles Baudelaire, Edgar Poe, sa vie et ses œuvres, 1856, cap. II.
  2. Gómez de la Serna, en Nerval, Júcar, 1981

Enlaces externos[editar]