Fumador

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Componentes de un cigarrillo

Un fumador es una persona que consume y algunas veces depende del tabaco, o simplemente fuma, habitualmente.

Dependencia[editar]

Los efectos psicológicos que causa el abstinencia en una persona fumadora son variados; entre ellos están: nerviosismo y falta de concentración. En cuanto a los efectos fisiológicos, se destacan el sueño, falta de apetito y sed, entre muchos otros.

El tabaquismo genera en el fumador dos tipos de dependencia: psicológica y fisiológica. La primera de ellas hace referencia a la costumbre que tiene la persona fumadora de fumar. La segunda está provocada por las diferentes sustancias adictivas que contiene el tabaco, entre las que se encuentra la nicotina y otros aditivos usados por los fabricantes con el fin de aumentar los efectos adictivos del tabaco. Esto último ha provocado numerosas críticas por parte de la población hacia la industria tabaquera.

Los cigarros están hechos para crear dependencia entre sus consumidores. El tabaco es, posiblemente, la droga que se consume con más asiduidad, ya que el síndrome de abstinencia suele aparecer, aproximadamente, a los 30 minutos de haber consumido el último cigarrillo.

Soluciones para el tabaquismo[editar]

El consumo de tabaco es una de las principales causas de enfermedad y mortalidad en el mundo entero. Es la primera causa de morbimortalidad evitable en los países del primer mundo. Socialmente siempre ha sido un hábito atribuido más a hombres que a mujeres pero hoy en día este patrón está cambiando y las mujeres están comenzando a iniciarse en mayor número en el hábito tabáquico. Respecto a la clase social, cabe destacar la diferencia que hay entre clases sociales altas y bajas, siendo estas últimas mayores consumidores.

Millones de personas que son adictas a la nicotina quieren dejar esa dependencia por motivos de salud, económicos o de otra naturaleza. Para esas personas se crearon los parches de nicotina y los chicles de nicotina, entre otros productos que simulan el efecto de la nicotina sin consumirla o hacerlo en cantidades mucho menores y paulatinamente reducidas.

Los especialistas sugieren hacer clínicas contra el tabaquismo en las ciudades de desintoxicación y orientación y postratamiento.[cita requerida]

Algunas de las medidas más recientes en la lucha contra el tabaquismo son las campañas publicitarias, en las cuales se muestran los estragos en la salud que este habito produce. Aunado a esto, algunos países como México han eliminado los anuncios en televisión que motivaban al consumo del tabaco. Otras naciones como Chile, muestran imágenes de niños fumando, tratando de crear conciencia de que estos hábitos se heredan y afectan no solo a los fumadores sino también a sus familias. La mejor forma de evitar el consumo es la prevención, la adicción se genera al momento de consumir el producto, si evitamos ese primer encuentro se lograra un gran avance en la lucha contra esta adicción.

Tipos de fumadores[editar]

El fumador, 1913, Juan Gris. Museo Thyssen Bornemisza.

Existen diferentes tipos de fumadores:

Fumadores activos[editar]

Son los fumadores propiamente dichos, las personas que fuman directamente el cigarro. Dentro de los fumadores activos podemos encontrar a los fumadores habituales, los ocasionales ó los empedernidos, estos últimos son aquellos que fuman más de 20 cigarrillos a día, es decir, más de un paquete.

Fumadores pasivos[editar]

Este tipo de fumadores son los que consumen, involuntaria o inevitablemente, el humo de una persona fumadora, aun sin consumir ellos mismos ningún tipo de cigarro, pipa u otro instrumento para tal efecto. El efecto nocivo daña tanto así como los fumadores activos el Aparato Respiratorio.