Fuerzas Terrestres de Rusia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Emblema de las Fuerzas Terrestres Rusas.
Bandera de las Fuerzas Terrestres Rusas.

Las Fuerzas Terrestres de Rusia (en en ruso: Сухопутные силы России, tr.: Sujoputniye Sili Rossii) son las fuerzas terrestres de la Federación Rusa, formadas con partes de la disolución del Ejército Soviético en 1992. Aunque las Fuerzas Terrestres Rusas en su forma actual sólo tienen quince años de antigüedad, los oficiales rusos exponen la historia de sus antecedentes a través de la época de la Rusia Imperial hasta los tiempos del Rus de Kiev.[1] Desde 1992 las Fuerzas Terrestres han tenido que llevar al extranjero varios miles de efectivos de las antiguas guarniciones soviéticas, mientras estaban extensamente destinadas en las guerras de Chechenia, y manteniendo la paz y otras operaciones en los estados sucesores soviéticos (lo que se conoce en Rusia como la "periferia inmediata").

Actualmente, el ejército está en medio de una importante modernización del material, con el gobierno en proceso de gastar unos $200.000 millones (lo que equivale a unos $400.000 millones en dólares PPA) en el desarrollo y la producción de material militar, bajo el Programa Estatal de Armamentos 2007-2015.[2] El programa, en vigencia hasta el 2015, pretende reemplazar el 45% del equipamiento militar del ejército y la armada.[3] Con este importante influjo de fondos, el (antiguo) ministro de defensa Serguéi Ivánov declaró que quería sobrepasar al Ejército Soviético en "estar preparado para el combate".[2] Un informe del Conflict Studies Research Centre del Reino Unido, fechado en mayo de 2007, subrayó que, mientras apuntaba el incremento de fondos, comparaba la velocidad de cambio en las Fuerzas Armadas Rusas a las reformas de la Marina Real Británica a principios del siglo XIX, y predijo que no habría ningún incremento en la preparación para el combate durante años.[4] El informe menciona que el sueldo y las condiciones para los militares rusos había mejorado significativamente, especialmente para los militares contratados. El informe también sugiere que aunque el cambio a un año del servicio de reclutamiento interrumpirá la dedovshchina, parece poco probable que la intimidación desaparezca completamente sin un importante cambio social.[5] Otras valoraciones desde la misma fuente apuntan a que las Fuerzas Terrestres Rusas se enfrentan a una importante interrupción en 2008 ya que el cambio demográfico dificulta los planes de reducir el periodo de servicio militar obligatorio de dos años a uno.[6]

Misión[editar]

Las principales responsabilidades de las Fuerzas Terrestres son la protección de la frontera del país, el combate en tierra, la seguridad de los territorios ocupados, y la derrota de las tropas enemigas. Las Fuerzas Terrestres deben poder conseguir estos objetivos tanto en guerra nuclear como en guerra no nuclear, especialmente sin el uso de armas de destrucción masiva. Además, deben ser capaces de proteger los intereses nacionales de Rusia dentro del marco de sus compromisos internacionales.

El Principal Comando de las Fuerzas Terrestres tiene encomendadas oficialmente las tareas con los siguientes objetivos:[7]

  • El entrenamiento de tropas para el combate, en función de las tareas determinadas por el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas.
  • La mejora de la estructura y composición de las tropas, y la optimización de sus números, incluyendo las tropas especiales.
  • El desarrollo de la teoría y la práctica militar.
  • El desarrollo e introducción de manuales de campo de entrenamiento, manuales y metodología.
  • La mejora del entrenamiento operativo y en combate de las Fuerzas Terrestres.

Historia[editar]

Después de la disolución de la Unión Soviética se hicieron algunos esfuerzos para mantener las Fuerzas Armadas Soviéticas juntas como un único ejército para la nueva Comunidad de Estados Independientes. El último ministro de Defensa de la Unión Soviética, mariscal Yevgeny Shaposhnikov, fue designado comandante supremo de las Fuerzas Armadas de la CEI en diciembre de 1991.[8] Entre los numerosos tratados firmados por repúblicas cambiantes a fin de dirigir el periodo de transición hubo un acuerdo provisional sobre las fuerzas de propósito general, firmado en Minsk el 14 de febrero de 1992. Sin embargo, una vez estuvo claro que Ucrania y, potencialmente, las otras repúblicas estaban decididas a socavar el concepto de fuerzas compartidas de propósito general y establecer sus propias fuerzas armadas, el nuevo gobierno ruso hizo su movimiento.[9] Borís Yeltsin firmó un decreto sobre la formación de un Ministerio Ruso de Defensa el 7 de mayo de 1992, haciendo aparecer a las Fuerzas Terrestres Rusas junto con las otras partes de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa. En ese tiempo el Estado Mayor general estaba en proceso de retirar decenas de miles de de personal del Grupo de Fuerzas Soviéticas en Alemania, el Grupo de Fuerzas del Norte en Polonia, el Grupo de Fuerzas Central en Checoslovaquia, el Grupo de Fuerzas del Sur en Hungría, y de Mongolia.

Treinta y siete divisiones tuvieron que ser retiradas de los cuatro grupos de fuerzas y los países bálticos, y cuatro distritos militares totalizando cincuenta y siete divisiones fueron transferidos a Bielorrusia y Ucrania.[10] Para la disolución de las Fuerzas Terrestres Soviéticas, la retirada de los antiguos estados del pacto de Varsovia y los países bálticos fue un proceso extremadamente exigente, costoso y debilitante.[11] Como los distritos militares que permanecieron en Rusia después de la caída de la URSS estaban en su mayor parte compuestos por las formaciones de cuadros movilizables, las Fuerzas Terrestres Rusas fueron creadas en mayor grado trasladando las antiguas formaciones de Europa del Este a esos distritos con recursos insuficientes. No obstante, las instalaciones en esos distritos eran bastante inadecuados para alojar a la avalancha de personal y material que volvía del extranjero, y muchas unidades "fueron descargadas de los vagones del ferrocarril en campos vacíos."[12]

La necesidad de destrucción y traslado de grandes cantidades de armamento bajo el tratado Fuerzas Convencionales en Europa también exigió grandes modificaciones.

Planes de reforma tras la caída del régimen socialista[editar]

Un plan de reforma fue publicado el 21 de julio de 1992 en Krasnaya Zvezda,[13] el periódico del Ministerio de Defensa. Más tarde un comentarista dijo que fue montado "apresuradamente" por el Estado mayor "para satisfacer la demanda pública de cambios radicales."[14] El Estado Mayor, desde este momento, se convirtió en un bastión de conservación, causando una acumulación de problemas que más tarde resultaron críticos. El plan de reforma abogaba por un cambio desde una estructura Ejército-División-Regimiento a una organización Cuerpos-Brigada. Las nuevas estructuras deberían ser más capaces de lidiar con una situación sin frentes y ser más hábiles en la acción independiente a todos los niveles. Eliminando un nivel completo de mando, dejando dos escalones superiores en vez de tres entre los cuarteles generales del teatro y los batallones combatientes produciría ahorros, aumento de flexibilidad, y simplificaría las órdenes de comando y control.[15] La esperada conversión total a esta nueva estructura realmente resultó ser poco frecuente, incompleta, y a veces invertida. Aparecieron más brigadas, pero en su mayor parte como divisiones que habían mermado a sus nuevas fuerzas, y divisiones, como la nueva tercera división de rifles motorizada en el Distrito Militar de Moscú, fueron formadas con la finalidad de disolver formaciones de tanques, en vez de brigadas. Se finalizaron pocas de las reformas planeadas a principios de la década de 1990, por tres razones. En primer lugar, hubo una falta de una firme orientación política hacia los civiles, con Borís Yeltsin más interesado en asegurar que las Fuerzas Armadas fueran controlables y leales, antes que reformadas.[16] En segundo lugar, el presupuesto decreciente no ayudó en la coyuntura, y en tercer lugar, no había un firme consenso dentro del ejército sobre que reformas debían implementarse. El general Pável Grachov, el primer ministro ruso de Defensa (1992–96), por todas sus conversaciones de reforma, quería conservar el antiguo estilo soviético del Ejército, con grandes números de formaciones de poca fuerza y un servicio militar obligatorio masivo y duradero. El Estado Mayor y los servicios armados intentaron conservar las doctrinas, despliegues, armas y misiones de la era soviética, en la ausencia de una nueva y sólida orientación.[17] Un experto británico en temas militares, Michael Orr, expone el convincente argumento de que la jerarquía tenía gran dificultad de comprender completamente la nueva situación porque, como graduados de las Academias Militares Soviéticas, su educación les había dado gran entrenamiento operativo y formación del personal, pero en términos políticos habían aprendido una ideología en vez de tener unos amplios conocimientos de los asuntos internacionales. Así los generales sólo podían ver a la OTAN expandiéndose hacia el Este, en contraste con la debilidad rusa, y no pudieron reorientarse ellos mismo, y mucho menos las Fuerzas Armadas en su totalidad, a las nuevas oportunidades y los nuevos desafíos a que ellos se enfrentaban.[18]

Crisis interna de 1993[editar]

Las Fuerzas Terrestres a regañadientes se involucraron en la crisis constitucional rusa de 1993 después de que el entonces presidente Yeltsin hizo público un decreto (ilegal) que disolvía el Parlamento después de su resistencia a su consolidación de poder y a las reformas neoliberales. Un grupo de diputados, incluyendo el vicepresidente Alexander Rutskoi, se habían atrincherado dentro. Aunque las Fuerzas Armadas lideradas por el general Grachov respaldaban públicamente al presidente, intentaron mantenerse neutrales, siguiendo los deseos de los cuerpos oficiales.[19] Yeltsin tuvo que declarar durante horas para convencer a la cúpula militar, que estaban inseguros de la rectitud de su causa y de la fiabilidad de sus fuerzas, para destinarlos en el ataque del Parlamento.

Cuando finalmente se montó el ataque, las fuerzas usadas vinieron de cinco divisiones diferentes alrededor de Moscú, y el personal involucrado fue en su mayor parte oficiales y suboficiales de alto rango.[11] También hubo indicaciones de que algunas formaciones se desplegaron en Moscú sólo como protesta.[20] No obstante, una vez que el Parlamento fue asaltado, los líderes parlamentarios arrestados, y la censura provisional impuesta, Yeltsin consiguió conservar el poder.

Guerras Chechenas[editar]

Los chechenos nunca han aceptado de buena gana el gobierno ruso, y con la disolución de la Unión Soviética, declararon la independencia en noviembre de 1991 bajo un antiguo oficial de las Fuerzas Aéreas, el general Dzyojar Dudáyev.[21] Con la continuación de la "independencia" chechena vista como una reducción de la autoridad de Moscú, una percepción generalizada de Chechenia convertida en un refugio para criminales, y la aparición de un grupo intransigente dentro del Kremlin defendiendo la guerra, Yeltsin decidió en noviembre de 1994 de que se debía actuar. En una reunión del Consejo de Seguridad del 29 de noviembre, ordenó a los chechenos desarmarse o sino Moscú restauraría el orden. El ministro de Defensa Pável Grachov aseguró a Yeltsin que "tomaría Grozni con un regimiento de asalto aerotransportado en dos horas."[22] La operación comenzó el 11 de diciembre de 1994 y para el 31 de diciembre la fuerzas rusas estaban entrando en Grozni, la capital chechena. La 131ª Brigada Motorizada de Rifles recibió la orden de hacer una rápida ofensiva por el centro de la ciudad pero fue virtualmente desarmada en emboscadas chechenas. Después de tomar Grozni definitivamente, entre la feroz resistencia, las tropas siguieron adelante hacia otras plazas fuertes de los independentistas chechenos. Cuando los militantes chechenos fueron tomados como rehenes en la crisis de rehenes del hospital de Budionnovsk en el Krai de Stávropol en junio de 1995, la paz pareció posible durante un tiempo pero finalmente los enfrentamientos continuaron. Dzyojar Dudáyev fue asesinado en abril de 1996, y ese verano, un ataque checheno retomó Grozni. Alexander Lebed, entonces Secretario del Consejo de Seguridad, empezó las conversaciones con el líder rebelde checheno Aslan Maskhadov en agosto de 1996, firmó un acuerdo el 22/23 de agosto, y para final de mes, los enfrentamientos acabaron.[23] El alto el fuego formal fue firmado en el pueblo daguestaní de Khasavyurt el 31 de agosto de 1996, estipulando que un acuerdo formal sobre las relaciones entre la República Chechena de Ichkeria y el gobierno federal ruso no debería ser firmado hasta finales de 2001.

La actuación de las Fuerzas Terrestres Rusas en la Primera Guerra Chechena ha sido valorada como horriblemente pésima.[24] Escribiendo seis años más tarde, Michael Orr dijo "una de las principales causas del fracaso ruso de 1994–96 fue su incapacidad de raise y desplegar una fuerza militar entrenada adecuadamente."[25] En diciembre de 1996, el ministro de Defensa Igor Rodionov incluso ordenó la destitución del comandante de las Fuerzas Terrestres, Vladimir Semyanov, por actividades incompatibles con su posición —según se informa las actividades de negocios de su mujer.[26]

Lanzacohetes 9P140 Uragan fueron usados durante la Segunda Guerra Chechena.

La Segunda Guerra Chechena comenzó en agosto de 1999 después de que milicias chechenas se adentraran en Daguestán, seguido rápidamente a principios de septiembre por una serie de cuatro bombardeos en Rusia, que provocaron la acción del ejército ruso contra los presuntos culpables chechenos. Inicialmente la principal técnica rusa usada fue destrozar una área con ataques de artillería y aéreos antes del avance de las fuerzas terrestres. Se hicieron mejoras en las Fuerzas Terrestres entre 1996 y 1999, y cuando la Segunda Guerra Chechena comenzó, en lugar de "regimientos compuestos" reunidos apresuradamente cuyos miembros nunca habían servido juntos, enviados con poco o ningún entrenamiento, las formaciones fueron planteadas con solidez con algunos reemplazos, puestas a través de entrenamiento preparatorio, y entonces enviadas. El rendimiento en el combate mejoró como había sido previsto.[27] No obstante, la guerra se alargó por años y está hoy en día extendiéndose al resto del Cáucaso ruso. Ha sido una lucha muy divisiva, con al menos un oficial militar de alto rango despedido por ser menos que receptivo a las órdenes del gobierno. El coronel general Gennady Troshev fue despedido en 2002 por negarse a trasladarse de comandar el Distrito Militar del Cáucaso Norte a comandar el menos importante Distrito Militar de Siberia.

Reformas de Serguéiev[editar]

Cuando Ígor Serguéiev llegó al Ministerio de Defensa en 1997, inició lo que fue visto como una reforma real bajo condiciones muy difíciles.[28] El número de establecimientos educativos militares —prácticamente sin cambios desde 1991— fue reducido, y se ordenó la fusión del Distrito Militar Siberiano y el Distrito Militar Transbaikal. A un mayor número de divisiones del ejército se les dio un estado de "preparación constante", lo que supuso elevar la participación hasta un 80% del personal y un 100% del material. Serguéiev anunció en agosto de 1998 que habrían seis divisiones y cuatro brigadas en alerta 24 horas para el final de ese año. No obstante, la calidad del personal—incluso en estas unidades privilegiadas—continuaron siendo un problema. La falta de combustible para entrenar y una escasez de oficiales subalternos bien entrenados dificultaron la efectividad en el combate.[29] Sin embargo, concentrándose en los intereses de su antiguo servicio, las Fuerzas Estratégicas de Cohetes, Serguéiev dirigió la disolución del cuartel general de las Fuerzas Terrestres en diciembre de 1997.[30] La disolución fue un "disparate militar", en palabras de Orr, "justificable sólo en términos de política interna dentro del Ministerio de Defensa".[31] Como consecuencia de esto, el prestigio de las Fuerzas Terrestres disminuyó, ya que la disolución del cuartel general significaba al menos en teoría que las Fuerzas Terrestres ya no eran una rama o servicio del mismo orden que la Fuerza Aérea y la Armada.[31]

Reformas de Putin[editar]

Con Vladímir Putin en la presidencia se destinaron más fondos para las Fuerzas Terrestres Rusas, el cuartel general fue restablecido, y se produjeron algunos avances en la profesionalización (véase Kontraktniki más abajo). Los planes exigen una reducción en el servicio obligatorio a 18 meses en 2007 y a un año para 2008,[32] pero permanecerá una Fuerza Terrestre mixta, tanto de soldados contratados y reclutas.

El aumento de fondos comenzó en 1999, cuando después de alguna recuperación en la economía rusa y un crecimiento de los ingresos asociados (especialmente del petróleo), "Rusia oficialmente informó que el gasto en defensa aumentó en términos nominales al menos, por primera vez desde la formación de la Federación Rusa."[33] El presupuesto pasó de 141.000 millones de rublos en 2000 a 219.000 millones de rublos en 2001.[34] Una gran parte de este presupuesto se empleó en el pago de personal. Ha habido varios aumentos de sueldo, comenzando con un 20% de aumento autorizado en 2001, y el actual programa de profesionalización, incluyendo los 26.000 sargentos adicionales mencionados más abajo, que se espera que costaran como mínimo 31.000 millones de rublos.[35] No obstante, el aumento de fondos se ha dividido a través de todo el presupuesto, armonizando el gasto en personal con una mejor obtención e invirtiendo en investigación y desarrollo.

Sin embargo, Alexander Golts en 2004 dijo que dada la insistencia de la jerarquía en intentar forzar soldados contratados en el antiguo patrón de recluta,[36] hay poca esperanza de una consolidación fundamental de las Fuerzas Terrestres. Además explicó que se espera que continúen, hasta cierto punto, la desventaja militar y "el problema social más urgente de Rusia"[37] durante algún tiempo. El periodista militar ruso Alexander Golts, citado en la introducción, resumió diciendo: "Todo esto significa que las fuerzas armadas rusas no están preparadas para defender el país y al mismo tiempo, son también peligrosas para Rusia. Los altos cargos militares no demuestran la voluntad ni la capacidad de efectuar cambios fundamentales."[38]

Personal[editar]

Las Fuerzas Terrestres estaban formadas en 2006 por un total aproximado de 395.000 personas incluyendo unos 190.000 reclutas y 35.000 personas de las Fuerzas Aerotransportadas (VDV).[39] Esto puede compararse con un total aproximado de 670.000 personas, con 210.000 reclutas, en 1995–96 (también una estimación del IISS). No obstante, estos números deben tratarse con cautela debido a la dificultad de esos fuera de Rusia de hacer cálculos precisos, y la confusión incluso dentro del Estado Mayor en el número de reclutas dentro de las fuerzas.[40]

Soldados rusos y un vehículo de transporte blindado de personal BTR-80 en Bosnia y Herzegovina durante 1996.

La existencia de las Fuerzas Terrestres comenzó en 1992 heredando prácticamente sin cambios el sistema de potencial humano del ejército soviético, aunque estaba en un estado de rápida decadencia. Las Fuerzas Armadas Soviéticas estuvieron tradicionalmente dirigidas a través del servicio militar obligatorio, que se había reducido en 1967 de tres a dos años. Este sistema fue administrado a través de los miles de comisariados del ejército (военный комиссариат, военкомат (voyenkomat)) situados por toda la Unión Soviética. Entre enero y mayo de cada año, cada joven ciudadano varón soviético debía presentarse al voyenkomat local para la evaluación para el servicio militar, siguiendo un llamamiento basado en las listas de cada escuela y empleador del área. El voyenkomat trabajaba por cupos enviados por un departamento del Estado Mayor, listando como los jóvenes eran requeridos por cada servicio y rama de las Fuerzas Armadas.[41] Sin embargo, desde la caída de la Unión Soviética evasión del reclutamiento se ha disparado; los oficiales regularmente lamentan el aproximadamente 10% que de hecho forma parte de la red de reemplazo. Los nuevos reclutas eran elegidos por un oficial de su futura unidad y normalmente enviados por tren a través del país. A su llegada, comenzarían el curso para jóvenes soldados, y serían parte del sistema de gobierno por los de mayor antigüedad, conocido como dedovshchina, literalmente "gobierno por los abuelos." Hubo sólo un muy pequeño número de suboficiales profesionales, ya que la mayoría de suboficiales fueron reclutas enviados a cursos cortos[42] para prepararlos para posiciones de comandante y sargento de sección. Estos suboficiales reclutados fueron complementados con contramaestres praporshchik, posiciones creadas en los años 1960 para mantener la mayor variedad de habilidades requeridas para las armas modernas.[43]

La proporción oficial-soldado del Ejército Soviético tenía un exceso de altos cargos, parcialmente a fin de compensar el relativamente bajo nivel de educación de la base del potencial humano del ejército y la falta de suboficiales profesionales. Después de la Segunda Guerra Mundial y la gran expansión de la educación de los oficiales, los oficiales se convirtieron en el producto de cuatro a cinco años de las escuelas militares superiores.[44] Como en la mayoría de ejércitos, los oficiales recientemente en servicio normalmente se convirtieron en líderes de sección, teniendo que aceptar la responsabilidad del bienestar de los soldados y el entrenamiento (con las excepciones mencionadas más arriba). Los jóvenes oficiales en las unidades del Ejército Soviético eran formados día y noche, normalmente recibiendo sólo tres días festivos cada mes. Las vacaciones anuales estaban bajo amenaza si surgían carencias dentro de la unidad, y la presión creaba una enorme tensión. Hacia el final de la Unión Soviética, esto condujo a una disminución en el estado de ánimo entre los jóvenes oficiales.[45] Hoy en día los oficiales jóvenes no desean servir - en 2002 más de la mitad de los oficiales que dejaron las fuerzas lo hicieron tan prematuramente.[46] Su estado de ánimo es bajo, entre otras razones, porque sus destinos están por completo en las manos de sus inmediatos superiores y el departamento de personal. Sin tener en cuenta sus acciones, pueden escoger ascenderles o no ascenderles, enviarles a Moscú o a algún "destino en la frontera china dejados de la mano de Dios."[47]

Hay poca información disponible sobre el estado actual de las mujeres, que no están reclutadas, en las Fuerzas Terrestres. Según la BBC habían 90.000 mujeres en el Ejército Ruso en 2002, aunque las estimaciones sobre el número de mujeres a través de todas las fuerzas armadas rusas en 2000 oscilaban entre 115.000 y 160.000.[48] Es bastante posible que el periodista de la BBC se confundiera entre el Ejército (Fuerzas Terrestres) y las Fuerzas Armadas completas, dado que su nombre habitual en ruso es Armiya. Las mujeres sirven en papeles de apoyo, más comúnmente en los campos de enfermería, comunicaciones e ingeniería. Algunas esposas de oficiales se han convertido en personal de servicio contratado.

Kontraktniki[editar]

Desde los tímidos comienzos a principio de la década de 1990, el empleo de soldados contratados ha crecido mucho dentro de las Fuerzas Terrestres, aunque muchos han sido de baja calidad (esposas de oficiales con ninguna otra empleo posible, por ejemplo).[49] En diciembre de 2005, Serguéi Ivánov propuso que además de los numerosos soldados alistados contratados, todos los sargentos debían convertirse en profesionales, lo que aumentaría el número de soldados y suboficiales profesionales en el conjunto de las Fuerzas Armadas a aproximadamente 140.000 en 2008. El programa actual permite unos 26.000 puestos extras para sargentos completamente profesionales.[50]

La CIA dijo en su World Fact Book que el 30% del personal del ejército ruso eran militares contratados a finales de 2005, y que en mayo de 2006, 178.000 militares contratados estaban sirviendo en las Fuerzas Terrestres y la Armada. Hay planes de llamamientos a militares voluntarios para componer el 70% de las fuerzas armadas para 2010, con el resto de militares consistiendo en reclutas. A finales 2005, las Fuerzas Terrestres tenían 40 unidades constantemente preparadas completamente de voluntarios, con otras 20 unidades constantemente preparadas para formarse en 2006.[51] Estas cifras de la CIA pueden ser contrapuestas con los datos del IISS que dicen que a finales de 2004, el número de contratos que se firmaron en el Distrito Militar de Moscú fue sólo un 17% de la cifra objetivo, en el Distrito Militar del Cáucaso Norte el 45%, y en el Distrito Militar Volga-Urales el 25%.[52]

Comentaristas como Alexander Golts se muestran renuentes sobre el resultado que tendrán las nuevas contrataciones, y dudan que resulten en muchas más unidades preparadas para el combate, ya que los oficiales de alto rango "no ven diferencias entre los suboficiales profesionales, ...y los reclutas que han sido instruidos en las escuelas de entrenamiento durante menos de seis meses. Estos sargentos no tendrán ni el conocimiento ni la experiencia que puede ayudarles a ganar autoridad en los cuarteles."[53] El Ministro de Defensa Serguéi Ivánov subrayó la fatal situación de la disciplina dentro de los cuarteles, incluso despés de años de intentos de profesionalización, cuando hizo públicas las cifras oficiales de heridos en 2002. 531 hombres habían muerto en servicio como resultado de accidentes y crímenes y 20.000 habían sido heridos (los números aparentemente no incluyen suicidios). Según Ivanov, "la tasa de accidentes no está disminuyendo."[54] Dos de cada siete reclutas se convertirán en adictos a las drogas y al alcohol mientras sirven su periodo,según informes de 2005.[55] Parte de la razón es el sentimiento entre los militares contratados, los reclutas y los oficiales. Michael Orr: "No hay una relación de respeto mutuo entre los líderes y liderados y es difícil ver como puede crearse un ejército profesional sin esto. ..ahora [2002] los oficiales a menudo desprecian a los militares contratados incluso más que a los reclutas. Los 'Kontraktniki' sirviendo en Chechenia y otras 'zonas calientes' son a menudo llamados mercenarios y merodeadores por oficiales de alto rango."[56] Dada esta situación, parece que cualquier ejército profesional de tipo occidental puede estar muy lejos. Además, el coste humano de la situación actual permanece alto, con el maltrato de los reclutas siendo etiquetado como "uno de los peores escándalos de los derechos humanos en Europa" por The Economist en 2005.[57]

Delincuencia y corrupción en las fuerzas terrestres[editar]

Las nuevas Fuerzas Terrestres Rusas heredaron un creciente problema de delincuencia de sus antecesores soviéticos. Como la resistencia de los reclutas aumentó en los últimos años de la Unión Soviética, las autoridades intentaron compensarlo introduciendo más hombres con antecedentes penales y que hablaban poco o nada de ruso. La tasa de crímenes se disparó, con el procurador militar de Moscú en septiembre de 1990 informando de un aumento del 40% de crímenes durante un plazo de seis meses, incluyendo un aumento del 41% en lesiones físicas graves.[58] Las desapariciones de armas aumentaron a niveles desenfrenados, especialmente en Europa del Este y el Cáucaso.[59]

Los generales que dirigían las retiradas de Europa Oriental desviaron armas, material e importes extranjeros con la intención de construir viviendas en Rusia para las tropas retiradas. Varios años después, el antiguo comandante en Alemania, el general Matvei Burlakov, y el ministro de Defensa, Pável Grachov, fueron expuestos como involucrados, y también acusados de dirigir el asesinato de un periodista, Dmitry Kholodov, que estaba investigando los escándalos.[59] En diciembre de 1996, el Ministro de Defensa Igor Rodionov incluso ordenó el despido del comandante de las Fuerzas Terrestres, el general Vladimir Semyonov, por actividades incompatibles con su posición - según se informa las actividades de negocio de su mujer.[60]

Un estudio de 1995 por la U.S. Foreign Military Studies Office[61] llegó a señalar que las Fuerzas Armadas eran "una institución cada vez más definida por los altos niveles de delincuencia y corrupción en el ejército incrustados dentro de él a cualquier nivel." la FMSO apuntó que los niveles de delincuencia habían crecido siempre con turbulencias sociales como el trauma a través del cual Rusia estaba pasando. Identificó cuatro tipos principales entre la gran cantidad de delincuencia común dentro de las fuerzas—tráfico de armas y el comercio de armas; operaciones de negocios y comerciales; delicuencia militar más allá de las fronteras de Rusia, y asesinato contratado. Las desapariciones de armas habían comenzado durante la disolución de la Unión, como se dijo más arriba, y ha continuado. Dentro de las unidades, "las raciones son vendidas mientras los soldados aumentan su hambre... [mientras] combustible, recambios, y material puede ser comprado."[62] Mientras tanto voyemkomats toman sobornos para arreglar la evasión del servicio, o un destino más tranquilo. Más allá de la frontera rusa, las drogas eran pasadas de contrabando a través de la frontera tayika, teóricamente patrullada por guardias rusos, por aviones del ejército, y un oficial de alto rango ruso, el mayor General Alexander Perelyakin, ha sido despedido de su puesto en la fuerza de paz de la ONU en Bosnia-Herzegovina, UNPROFOR, después de quejas continuas de contrabando, ganancias excesivas, y corrupción. En términos de asesinatos contratados, más allá del caso de Kholodov, han habido rumores extendidos que el personal Spetsnaz del GRU han estado pluriempleados como asesinos a sueldo mafiya.[63]

Informes como estos continúan. Ejemplos continuos y notables han incluido tanques del regimiento de rifles motorizados constantemente preparado quedándose sin combustible en los campos de tiro, porque la gasolina era desviada a negocios locales.[62] En este tema la última mejor palabra podría ser la de Serguéi Ivánov: visitando el Vigésimo Ejército en abril de 2002, dijo que el volumen de robos era "simplemente inadmisible".[62]

No obstante se están poniendo en marcha algunos cambios.[64] Maltrato del personal, enviar soldados a trabajar fuera de las unidades - una larga tradición donde se pueden ver reclutas haciendo cosas oscilando entre ser un proveedor a gran escala de mano de obra para negocios comerciales a ser criados de las familias de los oficiales, está ahora prohibido por la Orden 428 de octubre de 2005 de Serguéi Ivánov - y, es más, la orden se está haciendo cumplir, con varios juicios documentados. El Presidente Putin en noviembre de 2005 también solicitó ponerle fin al uso fraudulento de la propiedad militar - 'Debemos eliminar completamente el uso de la base material de las Fuerzas Armadas para cualquier objetivo comercial.' El espectro de actividad fraudulenta ha incluido, en el pasado, exportar aviones como chatarra, pero el punto en que los oficiales eran procesados ha cambiado, y las investigaciones sobre comercio en viajes justificados y la rutina de robar la comida de los soldados por parte de los oficiales jóvenes están comenzando a ser denunciadas. Sin embargo, analistas militares británicos comentan que 'debería haber un poco de duda de que el impacto total del robo y el fraude es mucho mayor de lo que realmente se detecta'. El jefe de acusación militar Serguéi Fridinskiy dijo en marzo de 2007 que 'no había trabajo sistemático en las Fuerzas Armadas para impedir la malversación'.

Organización[editar]

El Coronel General Alexey Fyodorvich Maslov.

El Presidente de Rusia es el Comandante en Jefe Supremo de las fuerzas armadas. El Mando Principal (Glavkomat) de las Fuerzas Terrestres, con base en Moscú, dirige las actividades. Como se menciona más arriba, este cuerpo fue disuelto en 1997 pero reformado por el Presidente Putin en 2001 nombrando al Coronel General Nikolai Kormiltsev como el Comandante en Jefe de las fuerzas terrestres y también como ministro de defensa adjunto.[65] Kormiltsev le transfirió su puesto al Coronel General (Ahora General de Ejército) Alexey Maslov en 2004, y en un reajuste de las responsabilidades, el Comandante en Jefe de las Fuerzas Terrestres perdió su posición como ministro de defensa adjunto. Como Kormiltsev, Maslov mientras servía como Comandante en Jefe de las Fuerzas Terrestres fue ascendido a General de Ejército.

El Mando Principal de las Fuerzas Terrestres está compuesto del Estado Mayor de las Fuerzas Terrestres, y los departamentos para las Fuerzas de Paz, los Armamentos de las Tropas Terrestres, los Servicios de Apoyo de las Fuerzas Terrestres, los Cuadros de las Tropas Terrestres (personal), el Trabajo de Adoctrinamiento y la Enseñanza Militar.[66] También habían varias juntas directivas que solían estar comandadas por los Comandantes en Jefe de las Fuerzas Terrestres en su capacidad como ministro de defensa adjunto. Incluían las Tropas de Defensa de Radiación, las Tropas de Defensa Química y las Tropas de Defensa Biológica de las Fuerzas Armadas, las Tropas de Ingenieros de las Fuerzas Armadas y las Tropas de Defensa Aérea, así como varias otras. Su estado de mando exacto es ahora desconocido.

Estructura[editar]

Las fuerzas terrestres organizativamente consisten de distritos militares (Distrito Militar de Moscú, Distrito Militar de Leningrado, Distrito Militar del Cáucaso Norte, Distrito Militar Volga-Urales, Distrito Militar de Siberia y Distrito Militar del Extremo Oriente), ocho cuarteles generales del ejército,[67] un cuartel general de los cuerpos del ejército (68º en el Extremo Oriente), divisiones de tanques, divisiones de rifles motorizadas, divisiones de artillería, distritos fortificados, unidades militares individuales, establecimientos militares, empresas y organizaciones.[68]

Distritos Federales Rusos, con Moscú (que tiene límites contiguos con el Distrito Militar de Moscú) destacado. El Distrito Militar Volga-Urales cubre los Distritos del Volga y los Urales.

Las ramas de servicio incluyen rifles motorizados, tanques, artillería y fuerzas de cohetes, tropas de defensa aérea, cuerpos especiales (reconocimiento, señales, guerra radioelectrónica, ingeniería, radiación, protección química y biológica, apoyo técnico, automóviles y la protección de la retaguardia), unidades militares y establecimientos logísticos.[69]

Las Tropas de Rifles Motorizadas son la rama más numerosa del servicio, que constituye el núcleo de las formaciones de batalla de las Fuerzas Terrestres. Están equipadas con armamento potente para la destrucción de objetivos terrestres y aéreos, complejos de misiles, tanques, artillería y morteros, misiles guiados anti-tanques, sistemas e instalaciones de misiles antiáereos, y medios de reconocimiento y control. Se estima que hay actualmente 19 divisiones de rifles motorizadas, y que la Armada tiene ahora varias formaciones de rifles motorizadas bajo su mando en las Fuerzas Defensivas Terrestres y Costeras de la Flota del Báltico y el Grupo de Tropas y Fuerzas del Nordeste en la Península de Kamchatka y otras áreas del extremo Nordeste.

Un soldado ruso en un puesto de control en Kosovo en 2001.

Las Tropas de Tanques son la principal fuerza de impacto de las Fuerzas Terrestres y los medios potentes de la lucha armada, con la intención de cumplimiento de las tareas más importantes de combate. Hay actualmente tres divisiones de tanques en la fuerza: 4ª y 10ª dentro del Distrito Militar de Moscú y 5ª Gds "Don" en el Distrito Militar de Siberia. La 2ª División de Taques en el Distrito Militar de Siberia y la 21ª División de Tanques en el Distrito Militar del Extremo Oriente han sido disueltas en los últimos tres años.

Las Fuerzas de Artillería y Cohetes proporcionan la capacidad de disparo principal de las Fuerzas Terrestres y los medios operativos más importantes en la solución de los problemas en el combate por la derrota aplastante de agrupaciones de enemigos. Las Fuerzas Terrestres actualmente incluyen 5 o 6 divisiones de defensa con Ametralladoras/Artillería estáticas y aparentemente ahora una división de artíllería en el campo - la 34ª de Guardias en el Distrito Militar de Moscú. Las anteriores 12ª en el Distrito Militar de Siberia, y posiblemente la 15ª(?) en el Distrito Militar del Extremo Oriente parece que han sido disueltas. Las Tropas de Defensa Aéreas (PVO) son una de las armas básicas para la destrucción de fuerzas aéreas enemigas. Consisten de misiles tierra-aire, artillería antiaérea y unidades radio-técnicas y subdivisiones.

La Aviación del Ejército, aunque tiene la intención de dar apoyo directo a las Fuerzas Terrestres, está ahora bajo el control de las Fuerzas Aéreas (VVS).

Disposiciones[editar]

Las fuentes son Baumgardner, IISS Military Balance, Robinson, y Stukalin & Lukin citadas más abajo.[70] Tenga en cuenta que las disposiciones para los Distritos Militares de Siberia y del Extremo Oriente son poco claras; la información cambios, y por eso se indican las grandes cifras a no ser que haya información específica disponible.

Formación Lugar del cuartel general Comentarios
Fuerzas Defensivas Terrestres y Costeras de la Flota del Báltico Kaliningrado
? Brigada de Rifles Motorizada Kaliningrado Designación poco clara - antigua 1ª MRD
18ª División de Guardia de Rifles Motorizada Gusev Cuadro
Distrito Militar de Leningrado (General Igor Pouzanov) San Petersburgo
138ª Brigada de Rifles Motorizada Kamenka
200ª Brigada de Rifles Motorizada Pechenga
2ª Brigada Separada de Designación Especial (Spetsnaz) Promezhitsy (región de Pskov) Fuerza de unos 960
Distrito Militar de Moscú (General Vladimir Bakin) Moscú También sirve como cuartel general del Frente Occidental
2ª División de Guardia de Rifles Motorizada Alabino
16ª Brigada Separada de Designación Especial Chuchkovo Antiguamente en Teplyi Stan, a las afueras de Moscú
20º Ejército Voronezh
4ª División de Guardia de Tanques Naro-Fominsk División Kantemirov
10ª División de Guardia de Tanques Boguchar
22º Ejército Nizhny Novogorod
3ª División de Rifles Motorizada Novyy
Grupo Operativo de las Fuerzas Rusas en Moldavia Tiráspol
8ª Brigada de Rifles Motorizada Tiraspol Antigua 59ª MRD
Distrito Militar del Cáucaso Norte (General Alexander Baranov) Rostov del Don
10ª Brigada Separada de Montaña de Designación Especial Molkino, región Krasnodar Activada el 1 de julio de 2003
22ª Brigada de Guardia Separada de Designación Especial Kovalevka, Aksai, Óblast de Rostov
131ª Brigada de Rifles Motorizada Maykop
42ª División de Rifles Motorizada Khankala, Grozni, Chechenia
58º Ejército Vladikavkaz
19ª División de Rifles Motorizada, Dos Brigadas de Rifles Motorizadas, Un Regimiento de Rifles Motorizado
Grupo de Fuerzas Transcaucásicas (el cuartel general probablemente ha sido disuelto) Tbilisi
12ª Base Militar Batumi, Georgia Para ser retirada en 2008–9; antigua MRD
62ª Base Militar Akhalkalaki, Georgia Para ser retirada en 2008–9; antigua MRD
102ª Base Militar Gyumri, Armenia Antigua división de rifles motorizada
Distrito Militar Volga-Urales (Coronel General Vladimir Boldyrev) Ekaterimburgo
3ª Brigada de Guardia Separada de Designación Especial (Spetsnaz) Roshchinsky (Óblast de Samara)
12ª Brigada Separada de Designación Especial Asbest-5, Óblast de Sviérdlovsk
34ª División de Rifles Motorizada Ekaterimburgo
15ª Brigada de Rifles Motorizada Roshchinsky Nueva brigada permanente de fuerza de paz
2º Ejército Samara Antiguo cuartel general del Distrito Militar del Volga
27ª División de Rifles Motorizada Totskoye
201ª División de Rifles Motorizada Dusambé, Tayikistán
Distrito Militar de Siberia (General Nikolai Makarov) Novosibirsk
36º Ejército, 41º Ejército, Dos Divisiones de Rifles Motorizadas, Una División de Ametralladoras/Artillería
85ª División de Rifles Motorizada Novosibirsk
5ª División de Guardia de Tanques Kykhta
74ª Brigada de Rifles Motorizada Yurga Formación preparada constantemente
24ª Brigada Separada de Designación Especial Kyakhta
67ª Brigada Separada de Designación Especial Berdsk (Óblast de Novosibirsk)
Distrito Militar del Extremo Oriente (General del Ejército Vladimir Bulgakov) Khabarovsk
Dos Ejércitos, Un Cuerpo, Cuatro Divisiones de Rifles Motorizadas, Cuatro Divisiones de Ametralladoras/Artillería
14ª Brigada Separada de Designación Especial Ussuriysk

Material[editar]

Un soldado ruso llevando un moderno peto protector y un casco balístico.

Después de la caída de la URSS, las repúblicas recién independientes comenzaron a presentar la mayoría de formaciones con material moderno, mientras Rusia se quedaba con unidades de menor categoría con normalmente material más antiguo.[71] A medida que las exigencias económicas comenzaron a ser más fuertes, la cantidad de nuevo material también cayó, y para 1998, sólo 10 tanques y unos 30 vehículos de combate de infantería BMP eran comprados cada año.[72]

Las Fuerzas Terrestres conservan un gran cantidad de vehículos y material, incluyendo el número más grande de tanques en el mundo (véase la tabla más abajo).[73] Los fondos para nuevo material han crecido mucho en los años recientes. No obstante, para las Fuerzas Terrestres, aunque los fondos en conjunto han aumentado drásticamente, como las referencias muestran, un examen más cercano del número de vehículos previstos para comprarse anualmente (unos 200 tanques principales de batalla (MBT) y vehículos de combate de infantería (IFV)/transporte blindado de personas (APC) en el enlace Warfare.ru adjunto) significa que para una fuerza de unas treinta divisiones, cada una con unos 300–400 MBTs y IFVs, tomaría unos 30 años volver a equipar todas las formaciones.[74]

La industria de defensa rusa sigue desarrollando tecnología de punta militar para las Fuerzas Terrestres, incluyendo un tanque de nueva generación, el T-95, y una nueva generación de sistemas antiaéreos y antimisiles, el S-400 Triumf, para las fuerzas rusas. "Más de dos docenas de batallones serán equipados con estos sistemas [el S-400] para 2015," Yury Baluyevsky, jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Rusas, dijo durante un encuentro con el Presidente Vladimir Putin.[75]

Jane's World Armies apunta que la tradición militar Soviética/Rusa no ha dado mucha importancia a la supervivencia de los soldados individuales, y así el material personal como chaquetas y cascos protectores han resultado demasiado pesados e incómodos, aunque aparentemente se han hecho promesas de mejorar la situación.[55] Ha ocurrido alguna modernización con la adopción de cascos balísticos y de Kevlar (parecidos al casco de las PASGT de EE.UU.).[cita requerida]

Resumen de material[73]

Material Cantidad
Tanques principales de batalla >22.800
Tanques ligeros 150 (PT-76)
Vehículos de combate de infantería >15.000
Transporte blindado de personal >9.900
Artillería remolcada 12.765
Artillería autopropulsada 6.000
Lanzacohetes múltiple unos 4.500
Morteros 6.000
Misiles tierra-aire autopropulsados unos 2.500

Rangos e insignia[editar]

La nueva Rusia reemergente conservó la mayoría de los rangos del Ejército Soviético con algunos cambios menores. La diferencia principal con el estilo habitual Occidental es alguna variación en los títulos del rango de los generales, en un caso al menos, Coronel General, derivado del uso alemán.[cita requerida] La mayoría de los nombres de rangos fueron tomados prestados de los rangos alemanes/prusianos, franceses, ingleses, holandeses y polacos existentes desde la formación del ejército regular ruso a finales de los años 1600,[cita requerida] y han durado con pocos cambios de títulos a través del periodo soviético.

Notas[editar]

  1. История, структура, задачи и перспектиы развития
  2. a b Big rise in Russian military spending raises fears of new challenge to west | World news | The Guardian
  3. RIA Novosti - Opinion & analysis - Unmanned aerial vehicles increase in numbers
  4. Keir Giles, Military Service in Russia: No New Model Army, CSRC, mayo de 2007
  5. Giles, CSRC 2007
  6. Keir Giles, Where Have All The Soldiers Gone? Russian Military Manpower Plans versus Demographic Reality, CSRC, octubre de 2006
  7. Sitio web oficial del Ministerio de Defensa de Rusia, http://www.mil.ru/848/1045/1272/1357/index.shtml, consultado el 28 de octubre de 2006, traducido con Babelfish y corregida la legibilidad.
  8. International Institute for Strategic Studies, The Military Balance 1992–3, Brassey's, 1992, p.89
  9. IISS, 1992, p.89
  10. IISS, The Military Balance 1995–96, p.102
  11. a b Alexey D. Muraviev y Greg Austin, The Armed Forces of Russia in Asia, Tauris, 2001, p.257
  12. M.J. Orr, The Russian Armed Forces as a factor in Regional Stabiliy, CSRC, junio de 1998, p.2
  13. Otechestvennye zapiski, 2002, Nº 8 http://magazines.russ.ru/oz/2002/8/2002_08_21.html
  14. Pavel Baev, The Russian Army in a Time of Troubles, International Peace Research Institute, Oslo, 1996, P.67
  15. Charles Dick, Russian Views on Future War—Part 3, Jane's Intelligence Review, noviembre de 1993, p.488
  16. Alexei Arbatov, Military Reform in Russia: Dilemmas, Obstacles, and Prospects, International Security, Vol. 22, Nº 4, primavera de 1998, p.112, y Baev, 1996, p.67
  17. Arbatov, 1998, p.113
  18. Michael Orr, The Russian Ground Forces and Reform 1992–2002, CSRC Paper D67, enero de 2003, p.2–3
  19. McNair Paper 34, The Russian Military's Role in Politics, enero de 1995, http://www.ndu.edu/inss/McNair/mcnair34/34fal.html
  20. McNair Paper 34, 1995
  21. Raymond C. Finch, Why the Russian Military Failed in Chechnya, Foreign Military Studies Office, Fort Leavenworth, KS, http://fmso.leavenworth.army.mil/documents/yrusfail/yrusfail.htm
  22. C. W. Blandy, “Chechnya: Two Federal Interventions. An Interim Comparison and Assessment” (Conflict Studies Research Centre, P29, enero de 2000), p.13, citado en Dale Herspring, Undermining Combat Readiness in the Russian Military, Armed Forces & Society, Vol 32, Nº 4, julio de 2006.
  23. Scott y Scott, Russian Military Directory 2002, p.328
  24. Michael Orr, Better or Just Not So Bad? An Evaluation of Russian Combat Performance in the Second Chechen War, CSRC paper P31, 2000, p.82
  25. Orr, 2000, p.87
  26. Chronology of events - NUPI
  27. Michael Orr, 2000, p.88–90.
  28. Walter Parchomenko, The State of Russia's Armed Forces and Military Reform, Parameters (Journal of the US Army War College), invierno de 1999–2000
  29. Krasnaya Zvezda 28 de enero y 9 de febrero de 1999, en Austin y Muraviev, 2000, p.268, y M.J. Orr, 1998, p.3
  30. Alexey Muraviev y Greg Austin, 2001, p.259
  31. a b Orr, 2003, p.6
  32. CIA World Fact Book 2006
  33. IISS The Military Balance 2000–01, p.115
  34. IISS The Military Balance 2001–02, p.109
  35. IISS The Military Balance, sección de Rusia, ediciones recientes
  36. Alexander Golts, "Military Reform in Russia and the Global War Against Terrorism", Journal of Slavic Military Studies, Vol. 17, 2004, p.33–4
  37. Golts, 2004, p.30
  38. Alexander Golts, Military Reform in Russia and the Global War Against Terrorism, Journal of Slavic Military Studies, Vol 17, 2004, p.30–1
  39. IISS, The Military Balance 2006, p.154
  40. Anna Kachurovskaya, Kommersant-Vlast’, 3 de abril de 2006, “Strana starosluzhashchikh”, citado en Keir Giles, Where have all the soldiers gone?, Conflict Studies Research Centre, 06/47, octubre de 2006
  41. Carey Schofield, Inside the Soviet Army, Headline, London, 1991, p.67–70
  42. Viktor Suvorov, Inside the Soviet Army, Hamish Hamilton, London, 1982, da la cifra de seis meses con una división de entrenamiento
  43. William E Odom, The Collapse of the Soviet Military, Yale University Press, New Haven and London, 1998, p.43
  44. Odom, 1998, p.40–41
  45. Odom, 1998, p.42
  46. Alexander Golts, 2004
  47. Alexander Golts, Military Reform in Russia and the Global War Against Terrorism, Journal of Slavic Military Studies, Vol 17, 2004, p.35
  48. Alan Quartly, Miss Shooting Range crowned, BBC News, 8 de marzo de 2003, http://news.bbc.co.uk/1/hi/world/europe/2832265.stm, y Jennifer G Matthews, Women in the Russian Armed Forces - a Marriage of Convenience?, Minerva, otoño-invierno de 2000
  49. M.J. Orr, The Russian Armed Forces as a factor in Regional Stabiliy, CSRC, junio de 1998
  50. IISS, The Military Balance 2006, p.147
  51. CIA World Fact Book 2006, https://www.cia.gov/library/publications/the-world-factbook/geos/rs.html
  52. IISS, The Military Balance 2004–5, p.151
  53. Alexander Golts, Military Reform in Russia and the Global War Against Terrorism, Journal of Slavic Military Studies, Vol 17, 2004, p.33–4
  54. Michael Orr, The Russian Ground Forces and Reform 1992–2002, CSRC Paper D67, enero de 2003, p.12
  55. a b Jane's World Armies, Issue 18, diciembre de 2005, p.564
  56. Michael Orr, 2003, p.10
  57. The Economist, How are the mighty fallen, 30 de junio de 2005, http://www.economist.com/world/europe/displayStory.cfm?story_id=4131583
  58. William E Odom, The Collapse of the Soviet Military, Yale University Press, New Haven and London, 1998, p.302
  59. a b Odom, 1998, p.302
  60. NUPI, http://www.nupi.no/cgi-win/Russland/krono.exe?314
  61. Graham H. Turbiville, Mafia in Uniform: The Criminalisation of the Russian Armed Forces, http://leav-www.army.mil/fmso/documents/mafia.htm
  62. a b c Orr, 2003, p.10
  63. Dr Mark Galeotti, "Moscow's armed forces: a city's balance of power", Jane's Intelligence Review, febrero de 1997, p.52
  64. Este párrafo, incluyendo citas, está sacado completamente de Keir Giles, Military Service in Russia: No New Model Army, CSRC, mayo de 2007, p.3–4
  65. Kormiltsev era un Coronel General cuando se convirtió en Comandante en Jefe de las Fuerzas Terrestres, pero después de unos dos años en el puesto fue ascendido a General de Ejército en 2003. Perfil vía FBIS, Biografía de Kormiltsev, consultada en septiembre de 2007
  66. Scott y Scott, Russian Military Directory 2004, p.118
  67. Cambio desde nueve a ocho verificado a través de Vad777, página en idioma ruso del Distrito Militar de Siberia, consultada a finales de julio de 2007.
  68. Alexander Babakin, Approximate Composition and Structure of the Armed Forces After the Reforms, Nezavisimoye Voyennoye Obozreniye [Independent Military Review], Nº 31, 20–26 de agosto de 2004
  69. Alexander Babakin, Approximate Composition and Structure of the Armed Forces After the Reforms, NVO, Nº 31, 20–26 de agosto de 2004
  70. Kommersant-Vlast, "Vys Rossiya Armia". http://www.kommersant.ru/k-vlast/get_page.asp?page_id=2005769-22.htm, 14 de mayo de 2002, http://www.geocities.com/Pentagon/9059/RussianArmedForces.html y "The Russian Armed Forces Today: A Structural Status Examination" (Journal of Slavic Military Studies, Vol 18 Nº 2 2005)
  71. Austin y Muraviev, 2001, p.277–278
  72. Nikolai Baranov, "Las armas deben servir durante un largo tiempo" Armeiskii sbornik, marzo de 1998, Nº 3, p.66–71, citado en Austin y Muraviev, 2001, p.278. Véase también Mil Bal 95/96, p.110
  73. a b IISS, The Military Balance 2006, p.155
  74. http://warfare.ru/?catid=239&linkid=2279, el vicepresidente del gobierno ruso y Ministro de Defensa Serguéi Ivánov en un encuentro de la comisión industrial militar dijo que "la financiación de la orden de defensa estatal de Rusia sobrepasará los 300.000 millones de RUR (aprox. 11.220 millones de USD) en 2007, un incremento del 29% en el año actual". El ministro hizo énfasis en que “La financiación del estado de la orden de defensa estatal aumenta de manera estable cada año, y la tasa de crecimiento es considerable. En 2007, llegará hasta el 29%, o más de 300.000 millones de RUR (aprox. 11.220 millones de USD) en cifras absolutas, comparada con la de 2006”. Véase también http://www.guardian.co.uk/russia/article/0,,2009339,00.html, "Esta gran puesta a punto de la infraestructura militar de Rusia costará $189.000 millones durante ocho años"
  75. Agencia Rusa de Información

Referencias[editar]

  • Alexei Arbatov, Military Reform in Russia: Dilemmas, Obstacles, and Prospects, International Security, Vol. 22, Nº 4, primavera de 1998
  • Greg Austin, Alexey D. Muraviev, The Armed Forces of Russia in Asia, Tauris, 2001
  • Alexander Babakin, Approximate Composition and Structure of the Armed Forces After the Reforms, Nezavisimoye Voyennoye Obozreniye, Nº 31, 20–26 de agosto de 2004
  • Pavel Baev, The Russian Army in a Time of Troubles, International Peace Research Institute, Oslo, 1996
  • Neil Baumgardner, "Russian Armed Forces Order of Battle", http://www.geocities.com/Pentagon/9059/RussianArmedForces.html
  • Central Intelligence Agency, World Fact Book 2006, https://www.cia.gov/library/publications/the-world-factbook/geos/rs.html
  • Charles Dick, "Russian Views on Future War, Part 3", Jane's Intelligence Review, noviembre de 1993
  • The Economist, How are the mighty fallen, 30 de junio de 2005, http://www.economist.com/world/europe/displayStory.cfm?story_id=4131583
  • V.I. Fes'kov, V.I. Golikov y K.A. Kalashnikov, The Soviet Army In The Years Of The Cold War 1945–1991, Tomsk University Publishing House, 2004.
  • Raymond C. Finch, Why the Russian Military Failed in Chechnya, Foreign Military Studies Office, Fort Leavenworth, KS, http://fmso.leavenworth.army.mil/documents/yrusfail/yrusfail.htm
  • Dr Mark Galeotti, "Moscow's armed forces: a city's balance of power", Jane's Intelligence Review, febrero de 1997,
  • Keir Giles, "Military Service in Russia: No New Model Army", CSRC, May 2007, http://www.defac.ac.uk/colleges/csrc/document-listings/russian/07%2818%29KG2.pdf
  • Alexander Golts, Military Reform in Russia and the Global War Against Terrorism, Journal of Slavic Military Studies, Vol 17, 2004
  • Dale Herspring, Undermining Combat Readiness in the Russian Military, Armed Forces & Society, Vol 32, Nº 4, julio de 2006
  • International Institute for Strategic Studies, The Military Balance, varias ediciones
  • A.G. Lenskii, M.M. Tsybin, The Soviet Ground Forces in the Last Years of the USSR, B&K Publishers, San Petersburgo, 2001
  • Mikail Lukin, Aleksander Stukalin, "Vys Rossiyskaya Armiya", Kommersant-Vlast, Moscú, Rusia, 14 de mayo de 2002, y edición de 2005
  • McNair Paper 34, The Russian Military's Role in Politics, enero de 1995, http://www.ndu.edu/inss/McNair/mcnair34/34fal.html
  • William E Odom, The Collapse of the Soviet Military, Yale University Press, New Haven and London, 1998
  • Michael Orr, The Russian Armed Forces as a factor in Regional Stabiliy, CSRC, junio de 1998
  • Michael Orr, Better or Just Not So Bad? An Evaluation of Russian Combat Performance in the Second Chechen War, CSRC paper P31, 2000
  • Michael Orr, The Russian Ground Forces and Reform 1992–2002, CSRC Paper D67, enero de 2003
  • Walter Parchomenko, The State of Russia's Armed Forces and Military Reform, Parameters (Journal of the US Army War College), invierno de 1999–2000
  • Alan Quartly, Miss Shooting Range crowned, BBC News, 8 de marzo de 2003, http://news.bbc.co.uk/1/hi/world/europe/2832265.stm
  • Colin Robinson, The Russian Ground Forces Today: A Structural Status Examination, Journal of Slavic Military Studies, Vol 18, Nº 2, 2005
  • Carey Schofield, Inside the Soviet Army, Headline, London, 1991
  • Harriet Fast Scott and William F. Scott, Russian Military Directories 2002 y 2004
  • Viktor Suvorov, Inside the Soviet Army, Hamish Hamilton, London, 1982
  • Graham H. Turbiville, Mafia in Uniform: The Criminalisation of the Russian Armed Forces, U.S. Army Foreign Military Studies Office, Fort Leavenworth, 1995, http://leav-www.army.mil/fmso/documents/mafia.htm