Fuente Álamo (Albacete)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Fuente-Álamo
Municipio de España
Escudo de Fuente-Álamo
Escudo
Fuente-Álamo
Fuente-Álamo
Ubicación de Fuente-Álamo en España.
Fuente-Álamo
Fuente-Álamo
Ubicación de Fuente-Álamo en la provincia de Albacete.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Castile-La Mancha.svg Castilla-La Mancha
• Provincia Bandera provincia Albacete.svg Albacete
• Comarca Campos de Hellín
• Partido judicial Almansa
• Mancomunidad Campos de Hellín
Ubicación 38°41′33″N 1°25′54″O / 38.6924503, -1.4316539


Coordenadas: 38°41′33″N 1°25′54″O / 38.6924503, -1.4316539
• Altitud 820 msnm
• Distancia 61 km a Albacete
Superficie 133,39 km²
Población 2652 hab. (2013)
• Densidad 19,88 hab./km²
Gentilicio fuentealamero /a
Código postal 02651
Pref. telefónico 967
Fiestas mayores 8-12 de octubre
Patrón Dionisio Areopagita
Sitio web Ayuntamiento de Fuente-Álamo

Alcaldesa

Fuente-Álamo es un municipio de la provincia de Albacete, en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha (España). Se encuentra a 61 km de la capital de la provincia y tenía una población de 2.643 habitantes en 2011 (INE).[1]

Toponimia[editar]

El origen del topónimo proviene, según la tradición, de la existencia de una fuente junto a un gran álamo, ya desaparecido.[2]

Geografía física[editar]

Fuente-Álamo está localizado en el cuadrante suroriental de la provincia de Albacete, a unos 800 msnm.[3]

Localidades limítrofes

  Norte: Pétrola, Corral-Rubio  
Oeste: Chinchilla de Monte-Aragón Rosa de los vientos.svg Este: Jumilla, Montealegre del Castillo
  Sur: Tobarra, Ontur  

Historia[editar]

Los primeros núcleos de población se localizaron en las montañas del término, aprovechando cuevas y abrigos naturales en la roca, o en pequeñas edificaciones frágiles. Se han encontrado restos de asentamientos neolíticos en Las Colleras, El Mainetico y El Mainetón;[3] [2] en el monte de Fortaleza se han encontrado restos no sólo neolíticos, sino también celtíberos y romanos.[3]

Extensión del Señorío de Villena en tiempos de don Juan Manuel, alrededor de 1340.
Fuente y álamo a los que se atribuye el origen del topónimo 'Fuente Álamo'. En la actualidad ambos han desaparecido.

Los primeros datos concretos que se tienen de Fuente-Álamo se remontan hacia el 1265, cuando este territorio pertenecía a la localidad de Alpera y era rico en manantiales naturales; de ahí que su nombre primero fuera "Fuentes del Álamo".[cita requerida] En 1269 pasó a ser aldea de Chinchilla de Monte-Aragón, dentro del Señorío de Villena, propiedad de los Manueles de Villena.[3] En esta época se convierte en lugar de paso para el ganado y aparecen las primeras viviendas de pastores.[2] Con la creación del Marquesado de Villena Fuente-Álamo sigue ligado a Chinchilla, ciudad a la que se mantendrá unido en 1480, cuando la población del marquesado se revela contra de Diego López Pacheco y el territorio pasa definitivamente a poder directo de la Corona.[3] Durante el siglo XVI ya existe una pequeña aldea con ermita y cementerio, de los que no queda nada.[cita requerida] Pasó al Reino de Murcia a mediados del siglo XVIII para pasar en 1822 a la provincia de Chinchilla,[3] que sólo perduró hasta 1823. En 1833 se constituyó definitivamente la provincia de Albacete, en la que se integró,[3] recibiendo ese mismo año el título de villa.[2] Durante esta época sufrió un impulso colonizador por el mayorazgo de Miguel López del Castillo Tejada, que favoreció la ocupación y cultivo del suelo, amén de ceder un buen número de tierras, gracias a las que el casco urbano creció en dirección al Cerrón.[2] En el Diccionario de Madoz (1845-1850) aparece la siguiente descripción con interesante información sobre Fuente-Álamo durante el siglo XIX:

V[illa] con ayunt[amiento] en la prov[incia] [...] de Albacete (8 leg[uas]) [...] Sit[uada] en la ladera de un cerro con inclinacion al N. [...] tiene 280 casas, las 250 formando cuerpo de pobl[ación], y las restantes diseminadas por el térm[ino]; una reducida posada pública; escuela de instruccion primaria [...] una fuente con dos caños, tan abundante que además de proveer al vecindario para beber y demas usos doméstico, sorte un pilon para abrevadero de los ganados y un lavadero que sirve de depósito para regar la huerta llamada del Mayorazgo; hay una igl[esia] parr[oquial] de entrada (San Dionisio Areopagita) [...] y dando ya al campo se encuentra el cementerio que es muy reducido con respecto á la pobl[ación] [...] Dentro de [el término] se encuentran las ald[eas] y cas[eríos] de Agrio, Casa de la Peña de Cerezos, Casa nueva del Cabañil, Casa de la Parra de Lorente, Casa de las liebres, Cepero, Cerro en medio, Chortales, Huesas, Jaraba, Mainetes, Mojon de Ontur, Olimillo, Regajo, Tejarejo y Villacañas [...] el terreno participa de llano y montuoso con algunas cañas; lo hay bueno y de mediana calidad, con algunos trozos de regadío [...], lo restante es monte poblado de atocha, romero, mata rubia, jara y otros arbustos, algunos trozos de pinar y restos de sus frondosos carrascales, que aun cuando muy talados unos y otros desde la guerra de la Independencia á acá, todavia proveen de manderas de construccion civil, y leñas de combustible y carboneo. Caminos: los locales; los hay de herradura, carreteros y veredas, todos en buen estado. Prod[ucción]: trigo, centeno, cebada, avena, vino, aceite, azafran, esparto, madroños, abundantes yerbas de pasto, miel y cera; se cria ganado lanar y cabrio, y las caballerias necesarias para la agricultura; caza de perdices, conejos y liebres; algunos animales dañinos, como lobos y zorras. Ind[ustria]: la principal es la agricola; elaboracion del esparto en diferentes manufacturas, el carboneo, fabricacion de cal y teja, 2 telares de paños y lienzos ordinarios, y algunos otros de los oficios y artes mecánicas mas indispensables. Comercio: esportacion de ganados, azafran, esparto y sobrante de los demas frutos, é importancion de los art[ículos] de consumo que faltan; hay 2 tiendas de abaceria para el surtido de la v[illa]. Pobl[ación]: 284 vec[inos], 1244 alm[as] [...]

Diccionario de Madoz[4]

A partir de la década de 1960 se produjo un importante aumento de población, que se tradujo en la expansión de casco urbano más importante de la historia de la localidad.[2]

Economía[editar]

La base económica de Fuente-Álamo es eminentemente agrícola.[5] El cultivo ha sido condicionado por el clima (escasez de agua y temperaturas extremas), lo que ha conducido a centrarse en la vid y el olivo,[3] y en menor medida en la cebada, la avena y el almendro. Aunque no destaque la localidad por su caracter ganadero, esta actividad es un complemento de la actividad agrícola.[3] El número de cabezas de ganado ovino y caprino se ha reducido progresivamente, por el hundimiento del mercado de la lana y la falta de pastores que saquen al ganado a pastar. Por el contrario el ganado porcino ha aumentado por la demanda de su carne.[cita requerida]

La actividad industrial de Fuente-Álamo está alcanzando buenas cotas de desarrollo, siendo importante por los beneficios que genera. La industria vinícola agrupa a la práctica totalidad de los productores en la Cooperativa Vitivinícola San Dionisio.[6] Fundada en 1957, ha sido ampliada considerablemente con el paso del tiempo. Los vinos resultantes pertenecen a la Denominación de Origen Jumilla y se destinan al mercado nacional.[6] La industria láctea se fundó en 1987 con la finalidad de elaborar queso fresco para el autoabastecimiento del municipio. Su desarrollo ha sido notable: la producción se ha ampliado a otros derivados lácteos; y el mercado se ha extendido al ámbito nacional.[6] La industria del mueble y la del calzado son de creación reciente,[3] por influencia de las economías de Yecla y Almansa.[6]

Servicios públicos[editar]

La localidad cuenta con un centro de salud y polideportivo cubierto, con piscina.[6]

Patrimonio[editar]

Plaza de la iglesia durante una celebración en la década de 1920.
  • Iglesia parroquial de San Dionisio Areopagita: Se construyó en el siglo XVIII, en estilo neoclásico, según los planos del arquitecto Lorenzo Alonso Franco.[7] Fue consagrada en 1798. Se usó en su construcción sillería para la parte baja y mampostería para la alta. La fachada del edificio es sencilla, adornada sólo por unos ángeles que sostienen sobre el dintel de la puerta los emblemas de San Dionisio Areopagita: báculo, palma, libro y mitra. Culmina toda ella con una torre-campanario rectangular.[7] El templo es de nave única cubierta de bóveda de cañón, con capillas rehundidas en los muros, divididas por pilastras de capiteles jónicos. El ábside tiene una llamativa forma ultrasemicircular, y está cubierto con cúpula. Fue pintada en 1954 por Manuel Muñoz Barberán, representando la Asunción de María. En el muro del ábside se abren dos puertas a ambos lados del altar, que comunican con dos sacristías gemelas. Sobre ambas puertas hay dos medallones pintados en grisalla que representan la Anunciación y la Visitación.[cita requerida]
  • Las Colleras: Se encuentra a 7 km al oeste del núcleo urbano, en la sierra homónima, y consiste en una serie de hendiduras geológicas en estratos calizos que reciben el nombre popular de toriles.[3] En ellos se han encontrado habitaciones neolíticas, así como instrumentos propios de este periodo y arenisca para pulimentar.[3]
  • Cerro Fortaleza: Se sitúa 3 km al sur de la población. En su cima se han hallado los restos de una gran fortificación en la que se evidencian restos neolíticos, celtíberos y romanos.[3] Los restos neolíticos incluyen armas fabricadas con sillimanita, piedra que no existe en la región y que manifiesta la existencia de comercio ya en dicha época.[3]

Cultura[editar]

Fiestas[editar]

  • Fiestas patronales: Se celebran en honor de San Dionisio Areopagita del 8 al 12 de octubre.[3] Se inician con la pisa simbólica de la uva en cubas de madera, ofreciendo el caldo resultante al Santo Patrón, seguido de una exhibición de bailes regionales.[8]
  • Semana Santa:[3] Participan las Hermandades de Jesús Nazareno, La Dolorosa y San Juan.[cita requerida]
  • Fiesta de San Marcos: Se celebra el 25 de abril,[3] realizándose comidas y meriendas campestres. La fiesta suele prolongarse hasta el día siguiente, que se denomina comúnmente San Marquicos. Es típico de estas meriendas el hornazo, dulce tradicional acompañado de huevos cocidos.[8]
  • Fiestas de San Antón y San Blas: Es costumbre recoger leña, sarmientos, y junto a los objetos inservibles de las casas, la víspera de ambos santos al atardecer, hacer hogueras familiares en las calles.[8] El refranero popular recogió esta costumbre en el dicho La hoguerita de San Antón que nos guarde el chicharrón; y la de San Blas que nos guarde la "tajá".

Gastronomía[editar]

La gastronomía típica de Fuente-Álamo hunde sus raíces en los orígenes pastoriles de la localidad, abundando los platos fuertes con gran valor calórico. Destacan los gazpachos, que no deben confundirse con el gazpacho andaluz.[3] La base de las distintas recetas son las tradicionales tortas de gazpacho, pudiendo variar el resto de los ingredientes.[5] Los gazpachos manchegos suelen elaborarse con carnes de caza (conejo, liebre, perdiz) y caracoles. Los gazpachos viudos se cocinan sin carne, empleando en su lugar la patata, tomate y pimiento. Otra variedad de gazpacho viudo es el elaborado sólo con tocino de cerdo. Los gazpachos con orugas se cocinan con la planta así llamada, recogida por los campos y montes del lugar. También típica es la ajiharina, unas gachas de harina, patata y trozos de guarra, embutido típico del lugar.[5] Las gachas de mataero son típicas de los días de matanza del cerdo.[3] Se elaboran con harina o pan duro, el hígado y la panceta del cerdo, y suelen condimentarse con variedad de especias. Una vez cocinado es típico echarles por encima abundantes piñones. El ajibolo o ajo de mortero es el tradicional atascaburras manchego, pero sin nueces. En invierno son típicas las gachasmigas, elaboradas con harina, patatas, ajos, aceite, agua y sal. Además de los platos, un producto típico de Fuente-Álamo es su queso de cabra,[3] en un principio elaborado en casas particulares, aunque en la actualidad su producción industrial es mucho mayor.[6]

En cuanto a los dulces típicos, destacan el hornazo, el arrope, las tortas de manteca, las flores y los panecicos dulces.[cita requerida]

Referencias[editar]

  1. INE - Relación de unidades poblacionales
  2. a b c d e f «Historia del Municipio» (en español). Ayuntamiento de Fuente Álamo. Consultado el 7 de diciembre de 2011.
  3. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q r s MC Publicidad (2001). Plano-Callejero: Fuenteálamo. Fuenteálamo. 
  4. Madoz, Pascual (1849) (en español). Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar. 8. p. 222-223. 
  5. a b c «Gastronomía» (en español). Ayuntamiento de Fuente Álamo. Consultado el 7 de diciembre de 2011.
  6. a b c d e f «Economía y Empresas» (en español). Ayuntamiento de Fuente Álamo. Consultado el 7 de diciembre de 2011.
  7. a b «Enclaves turísticos» (en español). Ayuntamiento de Fuente Álamo. Consultado el 7 de diciembre de 2011.
  8. a b c d «Fiestas y tradiciones» (en español). Ayuntamiento de Fuente Álamo. Consultado el 7 de diciembre de 2011.

Bibliografía[editar]

  • Auñón Rodríguez, B. Ricardo (1984). Fuenteálamo: ayer y hoy. Albacete: Talleres Tip-Offset. ISBN 84-398-1699-5. 
  • Cerdán Milla, Antonio (2001). Fuenteálamo en verso. Albacete: Gráficas Ruiz. ISBN 84-607-3807-8. 
  • Palao García, María (1998). Fuente-Álamo: Un municipio frontera. Diputación de Albacete. ISBN 84-89659-48-6. 

Enlaces externos[editar]