Frumencio de Aksum

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Frumencio de Aksum
Frumentius.jpg
Obispo, Confesor y Apóstol de Etiopía
Nacimiento siglo IV
Etiopía
Fallecimiento 383
Festividad 1 de agosto (Iglesia copta)
27 de octubre (Iglesia católica)
30 de noviembre (iglesia ortodoxa)
Patronazgo Reino de Aksum

Frumencio de Axum, conocido como San Frumencio (ge'ez ፍሬምናጦስ frēmnāṭōs) (fallecido en 383) fue el primer obispo de Axum, y se le atribuye la conversión al cristianismo del reino de Aksum.[1] Era un griego sirio- fenicio nacido en Tiro, Líbano.

De acuerdo con el historiador del siglo IV Rufino de Aquilea (x.9), quien cita a Edesio, el hermano de Frumencio como su autoridad, cuando era niño (circa 316) Frumencio y Edeso acompañaron a su tío Metropio en un viaje a Etiopía. Cuando su barco paró en uno de los puertos del mar Rojo, las personas de las proximidades masacraron a toda la tripulación con la excepción de los dos muchachos, que fueron llevados como esclavos al Rey de Axum. Los chicos ganaron pronto el favor del rey, quien los elevó a cargos de confianza, y poco después de su muerte les concedió la libertad. La reina viuda, no obstante, los retuvo en la corte para asistirla en la educación del joven heredero, Ezana, y la administración del reino durante la menor edad del príncipe. Decidieron quedarse y utilizaron su influencia para extende el cristianismo, animando a los mercaderes cristaianos presentes en el reino a practicar abiertamente su religión. Posteriormente también convirtieron a algunos de los nativos.[1]

Al llegar la mayoría de edad de Ezana, Edesio volvió a Tiro, donde permaneció siendo ordenado sacerdote. Frumencio por otra parte, anhelando la conversión de Etiopía, acompañó a Edesio a Alejandría, donde pidió a Atanasio, patriarca de Alejandría, que enviara un obispo y algunos sacerdotes a Etiopía. Éste, por cuenta propia (en Epistola ad Constantinum), pensó que Frumencio era la persona más adecuada para la misión y le consagró obispo, según la tradición en el año 328, o de acuerdo con otros, entre 340-346. Frumencio volvió a Etiopía, erigió su sede episcopal en Axum, bautizó al Rey Ezana, que mientras tanto accedía al trono, construyó muchas iglesias y extendió el cristianismo en Etiopía. El pueblo llama a Frumencio por las advocaciones de Kesate Birhan (Revelador de la luz) y Abba Salama (Padre de la paz), y se convirtió en el primer Abuna — título que recibe el cabeza de la iglesia ortodoxa etíope. Existe una carta del emperador Constancio II al rey Ezana y su hermano Saizanas, en la que le pide en vano la sustitución del obispo arriano Teófilo por Frumencio.

Referencias[editar]

  1. a b Saheed A. Adejumobi (2007). The history of Ethiopia. Westport, Conn: Greenwood Press. p. 171. ISBN 0-313-32273-2. 

Bibliografía[editar]

  • Martyrologium Romanum, Editio Altera, (Citta del Vaticano: Libreria Editrice Vaticana, 2004), p. 401

Enlaces externos[editar]