Frecuencia cardíaca

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Frecuencia cardiaca»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Modelo de corazón humano.

La frecuencia cardíaca es el número de contracciones del corazón o pulsaciones por unidad de tiempo. Se mide en condiciones bien determinadas (de reposo o de actividad) y se expresa en pulsaciones por minuto a nivel de las arterias periféricas y en latidos por minuto (lat/min) a nivel del corazón. La medición del pulso[1] se puede efectuar en distintos puntos, pero lo más habitual es que se lo mida en la muñeca, en el cuello o en el tórax.[2]

Según la definición que da la física, la frecuencia de un hecho o suceso cíclico es el número de veces que se repite el suceso dentro de la unidad de tiempo utilizada:

f = \frac{n \ veces}{T}

Por lo tanto, como el evento cíclico que se mide aquí para el corazón es el número de latidos y el intervalo de tiempo utilizado para la medición es un minuto, la fórmula queda así:

f = \frac{n \ latidos}{minuto}

Uso del pulso en la medición de la presión arterial[editar]

Con independencia de la técnica de medición de la presión arterial,[3] para evitar errores y para que los valores obtenidos sean comparables se recomienda proceder de acuerdo con la siguiente secuencia:[4]

  1. La frecuencia cardíaca se medirá en pulsaciones por minuto a nivel de las arterias periféricas y en latidos por minuto (lat/min) a nivel del corazón; esto se hará en reposo, en un lugar con una temperatura ambiente de entre 20 y 24 ºC y con el paciente sentado.
  2. La medición de la frecuencia cardíaca por contacto físico se efectuará un minuto antes de la medición de la presión arterial.
    Variación de presión en el ventrículo izquierdo (línea azul) y la aorta (línea roja) en dos ciclos cardíacos («latidos del corazón»), que muestra la definición de presión arterial sistólica y diastólica.
    [5]
  3. Se repetirá dos veces la medición durante un minuto y se calculará el valor promedio.

Frecuencia cardíaca en reposo[editar]

La frecuencia cardíaca en reposo depende de factores genéticos, del estado físico, del estado psicológico, de las condiciones ambientales, de la postura, de la edad y del sexo. En un adulto sano en reposo el pulso suele hallarse en el rango de los 60-100 lat/min. Durante el ejercicio físico el rango puede aumentar a 150-200 lat/min y durante el sueño y para un atleta joven en reposo el pulso bien puede estar en el rango de los 40-60 lat/min.

Frecuencia cardíaca y actividad física[editar]

La frecuencia cardíaca máxima (FCmáx) es un límite teórico que corresponde al máximo de pulsaciones que se alcanza en una prueba de esfuerzo sin comprometer la salud. Esta FCmáx varía con la edad y depende del sexo de la persona.

Ecuaciones para predecir la frecuencia cardíaca máxima[editar]

Se han propuesto diversas ecuaciones predictoras de la FCmáx y la más conocida de ellas es la expresión propuesta arbitrariamente en la década de 1970, a saber:[6]

FCmáx
Hombre 80 edad (de 6-13)
Mujer 60-80 edad (de 12-20)

Sin embargo, se trata de una ecuación con limitaciones puesto que se estableció a partir de sujetos menores de 55 años.

Ecuaciones más modernas[editar]

En 2015, para predecir la FCmáx se proponen ecuaciones más seguras, como por ejemplo:[7]

FCmáx
hombre [208,7 - (0,73 * edad en años)]
mujer [208,1 - (0,77 * edad en años)]

o como:

sexo FCmáx
hombre [(210 - (0,5 * edad en años)) - (0,01 * peso en kg) + 4]
mujer [(210 - (0,5 * edad en años)) - (0,01 * peso en kg)]

La cifra resultante representa el número máximo de veces que el corazón debería latir por minuto al realizar un esfuerzo físico breve pero muy intenso.

Frecuencia cardíaca de esfuerzo o submáxima[editar]

Cuando se realiza un ejercicio dinámico tal que produce los niveles más altos de demanda de oxígeno se tiene la prueba de esfuerzo. Para determinar el rango de la frecuencia cardíaca de esfuerzo (FCe) o frecuencia cardíaca submáxima (FCsubmáx) se debe multiplicar la cifra obtenida en las ecuaciones anteriores (FCmáx) por 0,6 y 0,85. El dato de la FCsubmáx, junto con la presión arterial, el consumo de oxígeno y los cambios electrocardiográficos, se usa para detectar alteraciones cardiovasculares

Esquema de un electrocardiograma normal.

que solo se manifiestan con el ejercicio.[8]

Actividad física con frecuencia cardíaca submáxima[editar]

Se considera que mantener por 32-45 minutos esta frecuencia, durante una actividad física de carácter aeróbico, obliga al organismo a utilizar sobre todo la grasa corporal como combustible.[9] La realización de una actividad física con esta FCsubmáx al menos tres veces a la semana es una estrategia que contribuye al mantenimiento del peso corporal deseable. El control de la intensidad del ejercicio es muy simple dado que se logra mediante la consideración de la frecuencia cardíaca asociada con la edad adecuada.

Referencias[editar]

  1. MedlinePlus, “Medición del pulso”, actualizado el 1/22/2013. Artículo disponible en [1]. Consultado el 26 de marzo de 2015.
  2. A Practical Guide to Clinical Medicine/A comprehensive physical examination and clinical education site for medical students and other health care professionals, “Signos vitales: 'Pulso', 'Presión arterial'”. Disponible en [2]. Consultado el 26 de marzo de 2015.
  3. Consenso de Hipertensión Arterial, Revista Argentina de Cardiología, agosto de 2013, vol. 81 (supl. 2). Disponible en [3]. Consultado el 26 de marzo de 2015.
  4. Vogel CU, Wolpert C y Wehling M, “How to measure heart rate?, Eur J Clin Pharmacol 2004, 60: 461-466.
  5. MedlinePlus, “Medición de la presión arterial”, actualizado el 8/17/2014. Artículo disponible en [4]. Consultado el 26 de marzo de 2015.
  6. Fox SM, Naughton JP, Haskell WL, “Physical activity and the prevention of coronary heart disease”, Ann Clin Res 1971, 3: 404 –432.
  7. Tanaka H, Monahan KD y Seals DR, “Age-predicted Maximal Heart Rate revisited”, J Am Coll Cardiol 2001, 37 (1): 153-156.
  8. Sánchez V, Martínez A y López IM, “La prueba de esfuerzo en el paciente con cardiopatía isquémica”, Enferm Clínica 2003, 13 (3): 180-187.
  9. de Pablo y Zarzosa C., “Ejercicio aeróbico o anaeróbico, ¿cuál es el mejor para tu salud?”, actualizado el 15 de diciembre de 2014, artículo disponible en [5]. Consultado el 27 de marzo de 2015.