Francisco de Mendoza y Bobadilla

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Francisco de Mendoza y Bobadilla
Cardenal de la Iglesia católica
Francisco de Mendoza y Bobadilla.jpg
Proclamación cardenalicia 1544 por Paulo III
Información personal
Nombre secular Francisco de Mendoza y Bobadilla
Títulos Cardenal de Santa María de Aracoeli
Cardenal de San Eusebio
Nacimiento Cuenca, 1508
Fallecimiento Arcos de la Llana, 1566
Alma máter Alcalá, Salamanca

Francisco de Mendoza y Bobadilla o Bovadilla (Cuenca, 1508 - Arcos de la Llana, 18 de noviembre de 1566) fue un eclesiástico, teólogo y humanista español, obispo de Coria y de Burgos y cardenal.

«Detente ¡oh pasajero! Aquí yace Mendoza.
¿Quién fue? preguntarás.
Atiende, y agradecerás la detención
». [1]

Vida[editar]

Familia y estudios[editar]

Fue el segundo de los siete hijos del marqués de Cañete Diego Hurtado de Mendoza, montero mayor de Castilla que después sería virrey de Galicia y de Navarra, y de su esposa Isabel de Cabrera y Bobadilla, hija de los marqueses de Moya Andrés Cabrera y Beatriz de Bobadilla. Su hermano mayor Andrés llegaría a ser virrey de Perú.[2]

Estudió latín, griego y hebreo en la Universidad de Alcalá de Henares, doctorándose en derecho civil y canónico en la de Salamanca; no está claro si al mismo tiempo regentaba la cátedra de griego en esta universidad[3] o era maestrescuela en la catedral.[4] Posteriormente ejerció como profesor en la universidad de Évora y en la de Coimbra, de la que también fue rector.

Carrera eclesiástica[editar]

Por influencia del arzobispo de Toledo Juan Pardo de Tavera sentó plaza como arcediano de esta diócesis, de la que renunció en favor de su hermano Fernando; en 1533 fue señalado por Carlos I para ocupar el obispado de Coria, en cuya dignidad formó parte del cortejo fúnebre que llevó los restos de la emperatriz Isabel de Portugal hasta su entierro en Granada.

En 1544 fue creado cardenal por Paulo III con el título de Santa María de Aracoeli, que después cambiaría por el de San Juan ante porta latinam, y tras la supresión de éste, por el de San Eusebio.[5] En su condición cardenalicia participó en los cónclaves en los que fueron elegidos papas Julio III y Paulo IV y desempeñó el cargo de Camarlengo del Colegio Cardenalicio entre 1552-53.[6]

En 1550 fue promovido a la diócesis de Burgos, residiendo durante gran parte de su episcopado entre Roma y la corte de Madrid; durante su gestión al frente de la diócesis se distinguió por su apoyo a la compañía de Jesús y por la fundación de un seminario, el primero erigido según las disposiciones del Concilio de Trento, que sería el antecesor de la actual Facultad de Teología del Norte de España.

En 1554 fue nombrado gobernador de Siena, cargo en el que se mantuvo durante un breve periodo hasta la entrega de la ciudad al duque de Florencia Cosme I de Médici; en 1559, ya bajo el reinado de Felipe II, viajó a Francia junto con el duque del Infantado Íñigo López de Mendoza y un séquito de más de 1500 personas para recoger a la princesa Isabel de Valois y traerla a España para su boda con el rey.[4] [7]

En 1561 se abrió un proceso inquisitorial contra él, tras la denuncia del abad del monasterio de San Juan de Burgos por un sermón del cardenal en el que defendía la unión natural del comulgante con Cristo. El proceso se dilató y nunca llegó a resolverse.[8] Promovido al arzobispado de Valencia, murió en Arcos de la Llana el 18 de noviembre de 1566, antes de tomar posesión.[9] Fue sepultado en el panteón familiar de la catedral de Cuenca.[10]

Obras[editar]

Dejó escritas varias obras de temática religiosa, entre ellas "De Natural cum Christo unitate", sin contar varias más que se le atribuyen inciertamente.[11] Sin embargo su obra más conocida fue un tratado genealógico: cuando su sobrino el conde de Chinchón solicitó el ingreso en una orden militar, el Tribunal de Órdenes demoró su concesión aduciendo ciertas máculas en la limpieza de su sangre; el cardenal Mendoza, indignado con lo que parecía una ofensa a toda su familia, presentó al rey Felipe un memorial en el que repasaba los ancestros de gran parte de la nobleza castellana, presentando a ésta como descendiente de moros y judíos. El memorial permaneció inédito hasta el s. XIX, cuando fue publicado bajo el título "Tizón de la nobleza de España".[1]

Habiendo tenido a su servicio a destacados estudiosos, traductores y copistas, entre ellos Martín Laso de Oropesa, Buenaventura Vulcanius o Juan Páez de Castro, a lo largo de su vida reunió una copiosa biblioteca, que a su muerte fue rematada «a real y medio por hoja» para pagar sus deudas.[12]


Predecesor:
Francisco de Quiñones
Obispo de Coria
1533 - 1550
Sucesor:
Diego Enríquez de Almansa
Predecesor:
Juan Álvarez y Alva de Toledo
Obispo de Burgos
1550 - 1566
Sucesor:
Francisco Pacheco de Toledo

Referencias[editar]

  1. a b Tizón de la nobleza de España, introducción y notas de Armando Mauricio Escobar Olmedo. Escobar reproduce el epitafio compuesto por Francisco Macedo.
  2. Su genealogía en Grandes de España.
  3. Retrato de españoles ilustres (anónimo).
  4. a b Gil González Dávila: Teatro eclesiástico de las iglesias metropolitanas y catedrales de los reynos de las dos Castillas, vol. I, págs. 88-93.
  5. Gaetano Moroni: Dizionario di erudizione storico-ecclesiastica, vol. XLIV, pág. 202.
  6. Salvador Miranda: The cardinals of the Holy Roman Church.
  7. Relación de la entrada de Isabel de Valois en tierras españolas.
  8. López Martínez, Nicolás: «Religión, religiosidad y heterodoxias en Burgos (s. XVI-XVIII)» en Historia 16 de Burgos. Diario 16 de Burgos, 1993, pág. 698.
  9. Enrique Flórez: España sagrada, vol. XXVI, págs. 427-432, da esta fecha como la más probable.
  10. Juan Pablo Mártir Rizo: Historia de la muy noble y leal ciudad de Cuenca, pág. 118, describe el panteón de la familia.
  11. Algunos autores le atribuyen erróneamente la redacción de "Viridarium, sacre et profanae eruditionis", "Commentariorum in IV libros Regum" o "Sermones per adventum", que fueron obra del jesuita portugués Francisco de Mendoça (1573-1626).
  12. Gregorio de Andrés: Historia de un fondo griego de la biblioteca nacional de Madrid.