Francisco Maireles Vela

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Francisco Maireles Vela (Gilena (Sevilla) un 8 de julio de 1920) es un pintor y escultor español.

Biografía[editar]

Pues tambien se encuentra el club de gallos blancos del queretaro hubicado en el mismo estado x cosa

Francisco Maireles Vela, nació en Gilena (Sevilla) el 8 de julio de 1920, en la Calle Jardín (actualmente calle Huerta). Antes de contar con un año de vida, se trasladó a Sevilla, ciudad que marcaría gran parte de su trayectoria tanto personal como profesional, no abandonándola (salvo en específicas ocasiones) hasta su último día.

Ya desde muy pequeño su virtud para las artes se hizo notar y de este modo sus estudios se inclinaron hacia este campo. En 1940 acaba sus estudios en la Escuela de Artes y Oficios Artísticos para continuarlos en 1942 en la Escuela Superior de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría en Sevilla. En 1946 ya contaba con el título de Profesor por la Escuela Superior de Bellas Artes. En 1951 por oposición logró el puesto de Profesor de dibujo y grabado para esta misma escuela en la que seguirá evolucionado hasta conseguir la Cátedra de Colorido en 1961. Pero su trayectoria en el mundo de la investigación y la enseñanza del arte no acaba aquí, en 1983 consigue el título de Doctor en Bellas Artes y en 1989 lo nombran Profesor Emérito de la Universidad de Sevilla.

Obra[editar]

En cuanto a su obra, esta no se limita al campo de la pintura y el dibujo, que por otra parte es el más abundante. Se dedicó además de forma continuada al grabado, al diseño gráfico, siendo muy destacable su trabajo como cartelista, a la escultura y como no a la poesía que tan patente se hace en su obra plástica y viceversa.

En su obra pictórica, la más representada en la exposición, se puede rastrear su paso por diferentes etapas influenciadas por distintos movimientos artísticos. De este modo en sus pinturas podemos ver el influjo personalizado —eso siempre— de movimientos tan internacionales como el impresionismo o la abstracción.

Sus cuadros llenos de metáforas visuales, atraen al espectador por la cercanía de sus imágenes que hablan de nuestros orígenes, de nuestro sentir y que enlazan directamente con las inquietudes más íntimas de todo ser humano.

Hay que señalar que su obra se puede englobar genéricamente en series temáticas dado que de un mismo tema podía mostrar distintos aspectos. Algunas de estas series son: la de los ciegos, la de los puentes, la de los coches, su famosa serie taurina, o la llamada taurología, entre otras. Sus series religiosas serán de las que más fama le den llegando con ellas a ganarse el calificativo, dado por la crítica, de “el mejor pintor sevillano religioso del siglo XX”.

Sus obras las cuales se encuentran muy bien representadas en nuestro museo, alcanzan fama internacional llegando a lugares tan lejanos como París, Londres, Nueva York, Washington, Bruselas, Roma, Florencia y un largo etcétera. Lugares a los que acudiría también a cultivar su arte gracias a diversas becas y premios.

A principio de los años 90 se organiza en Gilena una exposición y en la que el pintor se compromete a que parte de su obra quede para siempre en su localidad natal, por lo que el Ayuntamiento de Gilena empieza a elaborar un proyecto para la creación de una institución que cumpliera el deseo de Maireles. El 7 de diciembre de 2009, es inaugurado el Museo de Arte e Historia de Gilena, donde finalmente podemos ver parte de la gran obra del pintor.

Por último hay que señalar que la obra de Maireles en su pueblo, Gilena, no termina en las paredes del museo sino que continua en otros lugares como es el caso de la iglesia de la Purísima Concepción en la que se muestran distintas obras suyas entre las que destacamos una serie de cuadros de temática religiosa y relacionados con la “Vida de Jesús“ pertenecientes a la última etapa del pintor.

Bibliografía[editar]

  • Museo Maireles, ven y descubre el arte de un hijo de nuestra tierra, María del Carmen Gómez Rodríguez.
  • [1]