Francisco Laso de la Vega

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Francisco Laso de la Vega, según pintura idealizada del siglo XIX.
Armas de los Lasso de la Vega o Laso de la Vega.
Los gobernadores Luis Fernández de Córdoba y Arce, Francisco López de Zúñiga, marqués de Baides, y Francisco Laso de la Vega, según la obra del padre Ovalle.

Francisco Laso de la Vega Alvarado (Secadura, Cantabria, España, 1586 - Lima, Perú, 1640) fue un militar español y gobernador de Chile entre diciembre de 1629 a mayo de 1639.

Infancia, juventud y Participación en Flandes[editar]

Hijo de Garcí Laso de la Vega y María de Alvarado. Nació en el pueblo de Secadura, en Cantabria alrededor del 1586. Empezó a servir a la Armada Real del Mar Océano, en 1606. Pasó a Flandes, donde estuvo 16 años donde tuvo destacada participación. Ascendió a capitán y estuvo en la rendición de Breda. El 25 de octubre de 1623 ingresó a la Orden de Santiago. En 1625 volvió a España, a fines de año se le nombró gobernador de Jerez de la Frontera, pero por las mismas fechas murío el gobernador de Chile Pedro Osores de Ulloa y el rey decidió nombrar a un militar destacado para sucederlo: el 16 de marzo de 1628 nombra a Laso de la Vega como gobernador de Chile.

Gobernador de Chile[editar]

El gobernador designado empezó a entevistar a personas que habían estado en la guerra. Tras esto partió a Perú con el nuevo virrey del Perú, el conde de Chinchón, llevando consigo 300 mosquetes, 200 arcabuces, 200 picas y 200 coseletes y la misión de reunir el mayor número de soldados posibles. Llegaron a Payta el 28 de octubre de 1628, desde ahí llegaron a Lima 14 de enero del año siguiente. Desde ahí empezó a reclutar tropas para ir a Chile, pero le resulto muy difícil por las noticias del desastre de Las Cangrejeras y la supuesta alianza entre holandeses y mapuches.

Logró reunir 500 hombres, el 12 de noviembre zarpó a Chile, llegando a Concepción el 22 de diciembre. Su primer acto fue levantar todas las injurias contra su predecesor lo que le ganó el apoyo del ejército, que estaba totalmente desmoralizado y desabastecido. Con gran energía soluciono los problemas de víveres.

Batalla de Pilcohué[editar]

Laso de la Vega reunió fuerzas en Concepción para sus campañas en el verano de 1630 y mientras en el fuerte de Arauco, el 24 de enero, por indios amigos se supo 5.000 guerreros al mando de Butapichón estaban en las cercanias, el maestro de campo y comandante del fuerte, Alonso de Córdoba y Figueroa, tenía ordenes estrictas del gobernador de rechazar y alejar lo antes posible al enemigo, pero sin dividir las fuerzas ni comprometerse en persecuciones lejanas.

En cuanto supo del avance enemigo, Córdoba mandó al capitán Juan Morales con 15 españoles y 100 yanaconas a atacar la avanzada mapuche y espiar al grueso de su fuerza, pero no entrar en el desfiladero de Don García, como no volvío el maestre de campo avanzó con 150 jinetes y 250 infantes con una avanzada de yanaconas, ambas vanguardias trabaron batalla y para auxiliarlos Córdoba se adelantó con la caballeria, la infanteria quedo atrás y redoblo el paso para alcanzarlos.

Córdoba logro derrotar a los mapuches y se enteró que Morales había cruzado el desfiladero al valle de Pilcohué y creyó que debia de estar enfrentando al grueso del ejército. Entró en el paso siendo emboscado en cuanto llegó al valle, los mapuches los atacaban con fuerza contra el estrecho paso, impidiéndoles retroceder o traer refuerzos, solo la llegada de Morales quien pasó por el valle sin resistencia por un paso distinto y volvia de su exploración impidió una masacre (Butapichón había cometido el error de acabar con Morales cuando se encontraba aislado), este ataco el flanco mapuche desarticulando su ataque.

Los mapuches fueron rechazados cuando llegó finalmente la infanteria, y Córdoba ordeno volver al fuerte a pesar que los capitanes Ginés de Lillo y Alonso Bernal deseaban perseguir a los indígenas, terminando rodeados y apenas lograron salvarse. Murieron 43 españoles.

La batalla estuvo a punto de ser una masacre y se consideró un mal presagió para el nuevo gobernador.

Batalla de Los Robles[editar]

A mediados de marzo el gobernador partió de Yumbel con 400 españoles y 100 indios auxiliares hacía Purén. El 14 de mayo acamparon en un sitio llamado Los Robles, sufriendo un asalto sorpresa por los indígenas que atacaron desde tres puntos distintos, iniciandose una feroz batalla que costo la vida de 20 españoles, al llegar la noche la lucha termino y los indígenas se retiraron con varios prisioneros y dejando a 40 españoles heridos.

Tras la batalla Laso de la Vega optó por organizar un ejército enorme con el que derrotar a los mapuches.

Batalla de La Albarrada[editar]

En enero de 1631 el gobernador contaba con 1.750 hombres y se estableció en el fuerte de Arauco, cerca de ahí logro su mayor victoria contra los caciques Butapichón y Quepuantu. Victoria muy celebrada en América y España pero que no logró ser decisiva.

Campañas posteriores[editar]

Al notar el gobernador que no podría someter en una sola gran batalla a los indígenas aceptó que tendría que derrotar uno por uno a los diversos caciques.

En el invierno de 1631 el maestre de campo Fernando de Cea emboscó con sus yanaconas en el valle de Elicura a Quepuantu quién marchaba con 50 guerreros, en el combate murío Longo, hijo de un cacique amigo. Quepuantu escapó para morir en un duelo ante Loncomilla, quien fue derrotado y muerto con 600 de sus guerreros en batalla.

Se estimó en 600 indios capturados durante el invierno. Mientras Butapichón reunió una gran fuerza pero no presento batalla. Laso de la Vega salió a perseguirlo con 1.800 hombres desde Yumbel, los indígenas desaparecieron de su camino y aparecieron en su retaguardia cuando se alejó atacando guarniciones pequeñas.

El gobernador acampó en Tucapel y envió al maestre de campo Fernández Rebolledo a atacar aldeas indígenas. Ambos se encontraron en Quillín donde se contaron 250 prisioneros y 6.000 cabezas de ganado capturadas. A fines de diciembre llegó a La Imperial con 500 prisioneros, 1.000 caballos y 12.000 cabezas de ganado recuperadas, reporto haber matado 160 indios pero 60 solamente se pacíficaron.

Su expedición termino por tener que ir a ayudar a someter la rebelión de los calchaquíes en el Cuyo.

Entre 1633 y 1634 lanzó nuevas campañas. Cedió tierras en la frontera a 30.000 indios pacíficados, pero estos empezaron a sublevarse cuando entraron en contacto con los mapuches no sometidos. Por ello el sistema de tasas, con el cuál los indígenas capturados podían recuperar su libertad por medio del trabajo que le recomendaron los jesuitas fracasó. La escasez de mano de obra hispano-criolla junto a los pocos recursos que recibía de Perú y España motivo a cancelar su proyecto de aumnetar el ejército a 2.200 soldados, más miles de yanaconas y tener milicias de 2.000 vecinos en todo el país.

Últimos años[editar]

El 12 de diciembre de 1636 vence y captura al cacique Naucopillán en Angostura, asegurando la zona entre el río Biobío y Angol, entonces refundo la ciudad el año siguiente, enfermo se retiró a Concepción y dejó Angol a cargo de sargento mayor Alfonso de Villanueva Soberal.

Fue sucedido por el Marqués de Baides en mayo, permanece en Santiago hasta que este toma poseción oficial del cargo el 22 de septiembre, desde ahí parte a Lima por ayuda médica, donde fallece el 15 de julio de 1640.

Se considera que fue el más importante de los gobenadores de Chile del siglo XVII, su victoria en La Albarrada fue la mayor victoria española en América de ese siglo, y aunque se considera que no impidió la gran insurreción mapuche, que se venía gestando a causa de la captura de esclavos con sus campañas al menos la retraso hasta 1655.

Referencias[editar]

Precedido por:
Luis Fernández de Córdoba y Arce
Gobernador del Reino de Chile
1629-1639
Sucedido por:
Francisco López de Zúñiga