Francisco Antonio Pinto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Francisco Antonio Pinto Díaz»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Francisco Antonio Pinto y Díaz de la Puente
Francisco A Pinto.jpg
Retrato Francisco Antonio Pinto.

Coat of arms of Chile (1818).svg
Presidente de la República de Chile
5 de mayo de 1827-16 de septiembre de 1829
Vicepresidente   Francisco Ramón Vicuña Larraín
Predecesor Ramón Freire
Sucesor Francisco Ramón Vicuña

Coat of arms of Chile (1818).svg
Vicepresidente de la República de Chile
Presidente Interino
25 de enero de 1827-5 de mayo de 1827
Presidente Ramón Freire
Predecesor Agustín Vial Santelices
Sucesor Francisco Ramón Vicuña

Datos personales
Nacimiento 23 de julio de 1785
Bandera del Imperio Español Santiago, Capitanía general de Chile, Imperio español
Fallecimiento 18 de julio de 1858 (72 años)
Bandera de Chile Santiago, Chile
Cónyuge Luisa Garmendia Alurralde
Profesión Militar, Abogado

Firma Francisco Antonio Pinto.svg
Firma de Francisco Antonio Pinto

[editar datos en Wikidata ]

Francisco Antonio Pinto y Díaz de la Puente (Santiago, 23 de julio de 1785 - ibídem, 18 de julio de 1858) fue un abogado y militar chileno, presidente de la República entre 1827 y 1829. En esta última fecha le sobrevino una revolución conservadora, por lo que renunció a la presidencia y la dejó en manos de Francisco Ramón Vicuña.

Primeros años[editar]

Hijo de Joaquím Fernándes de Pinto, nacido en España, pero de origen portugués, proveniente de una de las familias más antiguas y nobles de Portugal, y de la española Mercedes Díaz de la Puente y Darrigrande. Francisco Antonio Pinto entre sus coetáneos era un caso especial, ya que provenía de un hogar de padres nacidos en la península ibérica, algo poco común para la época, ya que la mayoría eran descendientes de criollos.

Desde muy joven estudió humanidades en el Convictorio Carolino, en donde trabó amistad con muchos de los futuros miembros del proceso de Independencia. Posteriormente, cursó Leyes en la Real Universidad de San Felipe, recibiéndose como abogado el 11 de octubre de 1808. Paralelamente había seguido una carrera militar, siendo el año 1807 oficial en el regimiento del Rey. Fue instructor de reclutas en el campamento de Las Lomas.

Miembro de la aristocracia, durante el proceso de Independencia de Chile se asoció al bando patriota, pero no destacando como militar sino como diplomático, siendo representante de Chile ante la Junta de Buenos Aires en 1811, logrando firmar el primer acuerdo diplomático entre ambos países. En 1813 fue enviado a Inglaterra para intentar el reconocimiento de la Independencia de Chile, aunque no lo consiguió, enterándose más bien del Desastre de Rancagua que inició la restauración monárquica. Conoció al vocal de la Primera Junta de Gobierno de Argentina, Manuel Belgrano, y con él regresó a América, combatiendo contra los caudillos regionales en la campaña del Alto Perú. En 1820 regresó a Chile, con el grado de coronel y ya casado con la patriota argentina, Luisa Garmendia Alurralde, siendo padrino de la boda el mismo Belgrano.

Llegado a su país, Bernardo O'Higgins le envió a participar en la Expedición Libertadora del Perú, bajo las órdenes de José de San Martín. Regresó en 1824 con el grado de brigadier, siendo nombrado inmediatamente por el Director Supremo Ramón Freire como Intendente de Coquimbo.

Carrera política[editar]

El 12 de julio de ese mismo año fue nombrado ministro de Interior y Relaciones Exteriores, en reemplazo de Mariano Egaña, lo que fue considerado una maniobra para terminar con el predominio de la Constitución de 1823. Durante su ministerio se disolvió el Congreso Nacional, se expulsó al Obispo de Santiago de Chile José Santiago Rodríguez Zorrilla, partidario de los realistas, se profundizó el conflicto de poderes con la Iglesia Católica, usó la intervención electoral para elegir a diputados adictos al régimen, se derogó la Constitución de 1823 y se empezó a trabajar par redactar una nueva carta magna. Ejerció como ministro hasta el 22 de febrero de 1825, tras renunciar acusando quebrantos en su salud.

Al abandonar el ministerio fue designado nuevamente Intendente de Coquimbo. En ese cargo, se eligió una Asamblea Provincial, que entró en conflicto con el gobierno central, por la llamada de este último a elecciones parlamentarias, que a juicio de la asamblea eran prematuras, pero la discusión política pasó a segundo plano con el descubrimiento de un rico mineral de plata encontrado en la localidad de Arqueros, sirviendo el dinero sacado de ello para financiar la expedición a Chiloé, el último bastión realista de Chile. Al llegar las ideas federalistas a la región, Pinto presentaría su renuncia, acusando problemas de salud, la que fue aceptada el 29 de septiembre de 1826.

La crisis causada por la implantación del federalismo llegaría a su clímax el 24 de enero de 1827, cuando el coronel Enrique Campino sublevó a la guarnición de Santiago en contra del gobierno y del Congreso Nacional, exigiendo que fueran electos presidente el general don Francisco Antonio Pinto, y vicepresidente el coronel Campino. Es poco probable que Pinto supiese del golpe de estado, y que la intención de Campino era quedarse con el poder finalmente para sí. Los diputados llamaron a Freire, quien logró controlar la situación, convirtiéndose de nuevo en jefe de gobierno.

El 13 de febrero de 1827 fue electo vicepresidente de la República, siendo Presidente Ramón Freire. Tras la renuncia de este último el 5 de mayo, Pinto debió encargarse del gobierno de Chile, a pesar de su inicial negativa, por presión del Congreso Nacional.

El 19 de junio se clausuró el Congreso Nacional, lo que implicó el fin del proyecto federalista. En las nuevas elecciones, triunfó el sector pipiolo, que tenían dos tercios de la cámara, que se estableció el 25 de febrero de 1828. Se iniciaron los preparativos para crear una nueva Constitución, labor que estaba a cargo de una comisión compuesta por siete individuos, quienes entregaron un borrador del proyecto que fue perfeccionado por el literato español José Joaquín de Mora, recién llegado a Chile. La constitución se promulgó el 8 de agosto de 1828.

Pinto debió enfrentar en esos días un alzamiento militar del oficial Pedro Urriola, quien levantaba la bandera del federalismo y exigía la remoción de Pinto, pero su movimiento perdió fuerza rápidamente, y al contrario de sus objetivos, fortaleció el poder de Pinto.

Para la elección presidencial de ese mismo año, fue electo Presidente de la República por mayoría absoluta, sin embargo, existió una fuerte disputa por la legitimidad del vicepresidente electo José Joaquín Vicuña, que sólo tenía la cuarta mayoría. Al conocer su reelección, presentó su renuncia por enfermedad, reemplazándolo el presidente de la comisión del congreso Francisco Ramón Vicuña Larraín, el 16 de julio de 1829.

Asumió la presidencia de la república el 19 de octubre, para el período constitucional 1829-1834 pero los ánimos estaban caldeados por la elección de vicepresidente, que fue lo que encendió la mecha para la Guerra Civil de 1829-1830, que se inició cuando las provincias de Concepción y Maule, además del ejército del sur, liderado por José Joaquín Prieto, desconocieron la legalidad de las proclamaciones de Presidente y vicepresidente que realizó el Congreso Nacional. Ante tal estado de la situación, Pinto renunció a su cargo, renuncia que fue rechazada varias veces por el Legislativo. Pinto quería intentar mediar entre los grupos en pugna y evitar la guerra civil, pero tras fracasar en sus intentos, deja el mando de la nación en manos del presidente del Senado, Francisco Ramón Vicuña, el 2 de noviembre de 1829, tras ejercer sólo 14 días de presidencia efectiva.

Tras el triunfo conservador, se vio alejado de la política y se le retiraron sus prerrogativas de general de división. Tras el casamiento de su hija Enriqueta con el general Manuel Bulnes, éste le devolvió sus fueros y lo reintegró al Ejército, nombrándole además consejero de Estado.

En 1846 fue electo senador, renovando su cargo en 1855, ejerciendo la presidencia del Senado entre 1847 y 1849. Perteneció a la facultad de Leyes y Ciencias Políticas de la Universidad de Chile.

Falleció en Santiago el 18 de julio de 1858.

Descendientes[editar]

De su matrimonio con la patriota argentina Luisa Garmendia Alurralde, cabe mencionar:


Predecesor:
Mariano Egaña
Ministro del Interior y Relaciones Exteriores
1824-1825
Sucesor:
Joaquín Campino Salamanca
Predecesor:
Ramón Freire Serrano
Presidente de la República
Vicepresidente
8 de mayo de 1827 - 16 de julio de 1829
Coat of arms of Chile (1818).svg
Sucesor:
Francisco Ramón Vicuña Larraín
Presidente Delegado
Predecesor:
Francisco Ramón Vicuña Larraín
Presidente Delegado
Presidente de Chile
Coat of arms of Chile (1818).svg

19 de octubre - 22 de noviembre de 1829
Sucesor:
Francisco Ramón Vicuña Larraín
Vicepresidente
Predecesor:
José Miguel Irarrázaval
Presidente del Senado de Chile
1847-1849
Sucesor:
Diego José Benavente

Enlaces externos[editar]