Francesc Bonet Dalmau

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Réplica del Bonet de 1899 que se conserva en el Museo de Salvador Claret

Francesc Bonet Dalmau (Valls 1840) fue un ingeniero industrial catalán, fabricante del sector textil, apasionado de la ópera y de los viajes, que en 1889 patentó y construyó el primer automóvil de explosión en España, conocido como Bonet.

Poseía una fábrica textil en la calle de la Diputación de Barcelona, donde además de realizar su actividad industrial, construyó un pabellón para probar nuevas voces de la ópera, consiguiendo lanzar a la fama a grandes sopranos como María Barrientos y Josefina Huguet.

Bonet viajó a París en 1889 con motivo de la Exposición Universal, donde conoció “los vehículos que se movían sin caballos” y que en España aún eran desconocidos, por lo que decidió comprar un motor Daimler para construir su propio automóvil.

El 12 de diciembre del mismo año, tres meses más tarde de su visita al salón de París, solicitó una patente de invención para "vehículos de varias ruedas movidos por motor de explosión", que se registró con el número de patente 10.313 el día 15 de enero de 1890.

En los planos iniciales del vehículo patentado, el automóvil a construir tenía 4 ruedas y transmisión por cadena y diferencial, pero lo que realmente construyó, fue un triciclo con dos ruedas delante y una motriz detrás, equipado con motor Daimler. En el verano de 1890 se podía ver circular el triciclo por las calles de Barcelona, hecho que causaba asombro y espanto entre los transeuntes. Tan poca era su potencia, que escasamente podía superar la pendiente del Paseo de Gracia de Barcelona. Desde entonces, Francesc Bonet fue conocido como “el hombre del coche sin caballos”.

Dos réplicas del automóvil Bonet, construidas artesanalmente a finales de los años 80, se pueden ver en el Museo del automóvil de Sils y en el Museo de Automoción de Salamanca.

Referencias[editar]