Fractura expuesta

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La fractura expuesta es un tipo de fractura en donde existe una comunicación entre el hueso afectado y el exterior a través de una herida de los tejidos blandos. Generalmente está asociada a traumatismos de alta energía y/o pacientes politraumatizado. La complicación más grave y frecuente de una fractura expuesta es la infección.

Clasificación[editar]

Según el mecanismo traumático, contaminación, tiempo transcurrido y el compromiso de las partes blandas:

Tipo I[editar]

  • Mecanismo Traumático: Baja energía
  • Fractura de rasgo simple y escasa conminución
  • Herida pequeña sin compromiso muscular

Tipo II[editar]

  • Mecanismo Traumático: Mediana energía
  • Fractura de rasgo simple y alguna conminución
  • Herida de tamaño moderada con compromiso muscular, sin denudación ósea

Tipo III[editar]

  • Mecanismo Traumático: Alta energía
  • Fractura conminuta y con pérdida ósea
  • Lesión extensa de las partes blandas
  • Son las más frecuentes

Tipo IV[editar]

  • Asociado a amputación de la extremidad.O pérdida de la misma extremidad.

Tratamiento[editar]

Se basa principalmente en el aseo quirúrgico, estabilización de la fractura y antibioterapia profiláctica. Fracturas expuestas con más de 6 h de evolución se consideran como contaminadas (tipo III) y requieren de un cierre diferido de la herida.