Fortún Ochoa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El menhir en Peña o Piedra Hincada (o Canto Hincado) que marcó los límites entre el reino de Pamplona y el reino de Castilla.

Fortún Ochoa ( c. 980-c. 1050), fue un miembro de la alta nobleza del reino de Pamplona, vasallo y hombre de confianza del rey Sancho III el Mayor rey de Pamplona y de su hijo y sucesor, el rey García Sánchez III, con cuya hija, Mencía Garcés, contrajo matrimonio en 1044. Gobernó varias tenencias estratégicas, entre ellas Viguera, Arnedo, Cantabria y los Cameros, esta última también señorío que llevó su esposa Mencía como dote.

Relaciones familiares[editar]

Su filiación no ha sido confirmada. Para Gregorio Balparda, su patronímico, Ochoa, que significa «lobo» en euskera, pudo ser un cognomento (apodo) y que, aunque no se puede afirmar con fundamento quien fue su padre, sospecha que lo fue Lope Íñiguez de Marañón.[1] Juan Antonio Llorente opina que Fortún era miembro de la casa real de Pamplona por línea femenina y de la de Aragón por varonía, como hijo de Ocso Fortúnez, nieto de Fortún Galíndez, y bisnieto del conde Galindo II Aznárez y de su su esposa la infanta Sancha Garcés, hija del rey García Jiménez.[2] Probablemente tuvo dos hermanos;[1] Jimeno Ochoa (Ogoaiz) que ejercía la tenencia de Lizarrara (Estella) en 1024, y Lope Ochoa (Ossanariz, Oggandariz, Oggandar) tenente en Asa (Puebla de la Barca, hermandad de Laguardia).

Esbozo biográfico[editar]

Ruinas del monasterio de San Prudencio de Monte Laturce donde recibieron sepultura Fortún Ochoa y su esposa Mencía Garcés.

En 1016, junto con Nuño Álvarez, castellano, fijó la frontera entre el reino de Pamplona y el condado de Castilla, roborando el documento como senior Furtun Oggoiz de Pampilona.[3]

Ejerció la tenencia de Viguera desde abril de 1013 a noviembre de 1050, la de Arnedo en mayo de 1040, y la de Cantabria - Meltria[a] desde octubre de 1015 hasta abril de 1042. Le fue encomendada la tenencia de los Cameros hacia 1040 por el rey García Sánchez III de Pamplona, y su mujer Estefanía de Foix a quien el rey García en 1038 entregó varias heredades como prenda de casamiento o arras, entre ellas ambabus Cambaribus (los dos Cameros). Aunque fue el primer tenente de los Cameros, no es hasta su bisnieto Jimeno Íñiguez que el señorío de los Cameros o tenencia se transmite ininterrumpidamente de padre a hijo.

En 1045 participó en la conquista de Calahorra y el rey García nombró como primer gobernador de esta plaza al hijo de Fortún, Sancho Fortúnez aunque más tyarde, en 1059, tuvo que ceder el cargo al infante Ramón Garcés.[1] En 1049 le regaló su suegro «palacios, tierras, heredades, viñas, molinos y vasallos» en Nalda, Leza de Río Leza y Jubera compartiendo el señorío de estos lugares con su mujer.[5]

Murió c. 1050 en Leza y fue enterrado en el monasterio de San Prudencio de Monte Laturce, donde también recibió sepultura su esposa Mencía.[5]

Matrimonio y descendencia[editar]

Casó en 1044 con Mencía Garcés, hija natural del rey García Sánchez III de Pamplona. Fortún Ochoa fue padre de varios hijos, aunque algunos fueron seguramente de un matrimonio anterior ya que los hijos de Fortún aparecen gobernando varias tenencias en fechas cercanas al matrimonio con Mencía, nacida alrededor de 1030.[6] [b]

También pudo ser el padre de:

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Meltria era un castillo cerca de Viguera, hoy recordado con el microtopónimo Valdemetria, y Cantabria probablemente corresponda al Cerro de Cantabria, un punto importante que «dominaba el vado que facilitaba el cruce del Ebro a la altura de la actual ciudad de Logroño...»[4]
  2. En 1057 Mencía hizo una donación al monasterio de San Prudencio de Monte Laturce de los palacios que poseía en a villa de Leza. Son testigos sus hijos o hijastros que ella menciona en el siguiente orden: Aznar, Íñigo, Sancho, Lope y Jimeno.[7]
  3. Si este es el caso, hubiera sido hija de un matrimonio anterior de Fortún ya que Toda ya estaba casada en 1051 y Fortún y Mencía no contrajeron matrimonio hasta 1044. Balparda y Martín Duque opinan que Toda fue hija de Fortún Sánchez «Bono Patre», el ayo del rey García Sánchez III de Pamplona.[8] [9] Ubieto Arteta, sin embargo, afirma que Fortún Sánchez y su esposa Toda no tuvieron descendencia y que con Fortún Sánchez se terminó la sucesión del rey Ramiro Garcés de Viguera.[10] En una venta realizada al señor de Vizcaya y a su mujer en 1076, uno de los testigos y fiadores es Jimeno Fortúnez, quien de ser cierta la afirmación de Ubieto Arteta, sería hermano de Toda como hijo de Fortún Ochoa.[11]
  4. En 1063, Sancho Fortúnez, hermano de Jimeno, dona al monasterio de San Prudencio la iglesia de San Miguel de Arnedo por la salvación de su alma, la de sus padres y la de sus hermanos y hermanas.[12]

Referencias[editar]

  1. a b c Balparda de las Herrerías, 1933, p. 47.
  2. Llorente, 1808, pp. 90-91.
  3. Peterson, 2005, p. 7.
  4. Peterson, 2005, pp. 19-20.
  5. a b García Turza, 1992, p. 17.
  6. Peterson, 2005, p. 23.
  7. García Turza, 1992, p. 29, doc. 4.
  8. Balparda de las Herrerías, 1933, pp. 59 y 164.
  9. Martín Duque, 1950, p. 898.
  10. Ubieto Arteta, 1950, pp. 3-24.
  11. Ubieto Arteta, 1976, pp. 409-410.
  12. García Turza, 1992, p. 28, n. 31 y 31, doc. 7.

Bibliografía[editar]

  • García Turza, Javier (1992). Documentación medieval del Monasterio de San Prudencio de Monte Laturce (siglos X-XV). Instituto de Estudios Riojanos. ISBN 84-87252-81-8. 
  • Leza, Jesús de (1954). Los López Díaz de Haro, señores de Vizcaya y los señores de Cameros en el gobierno de La Rioja durante la Edad Media (1016-1334). Logroño. OCLC 776473731. 
  • Rodríguez R. de Lama,, Ildefonso (1992). Colección diplomática medieval de La Rioja, Tomo II: Documentos (923-1168). Instituto de Estudios Riojanos. ISBN 84-87252-97-4. 
  • Ubieto Arteta, Antonio (1950). «Monarcas navarros olvidados: Los Reyes de Viguera». Hispania: Revista española de historia (38): 3–24. ISSN 0018-2141.