Fonología del alemán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La fonología del alemán describe la fonología del alemán estándar. Ya que el alemán es un idioma pluricéntrico hay varias pronunciaciones del alemán estándar, que sin embargo concuerdan en muchos aspectos.

Vocales[editar]

  anterior central posterior
no redondeada redondeada
breve larga breve larga breve larga breve larga
cerrada i1 y1   u1
casi cerrada ɪ   ʏ     ʊ  
semicerrada e1 ø1 øː   o1
media   ə2    
semiabierta ɛ ɛː3 œ     ɔ  
abierta   a  


1 Las breves [ i y u e ø o ] sólo aparecen en sílabas átonas de préstamos, como Psychometrie [psyçomeˈtriː]'psicometría'. Se consideran usualmente como alófonos complementarios de sus contrapartes largas que no pueden aparecer en una sílaba átona.

2 El schwa [ə] aparece solamente en sílabas átonas, como en besetzen [bəˈzɛt͡sən] 'ocupar'. A menudo se considera un alófono complementario de [ɛ] que no puede aparecer en sílabas átonas. Si una tónica está seguida por la coda de la sílaba, el schwa a menudo desaparece, así la tónica se transforma en silábica, como en Kissen [ˈkʰɪsn̩]"almohada", Esel [ˈeːzl̩] "asno", besser [ˈbɛsr̩] "mejor". Note que la silábica [r̩] es realizada como [ɐ] en muchas variedades, como besser [ˈbɛsɐ] "mejor".

3 La vocal no redondeada anterior semiabierta [ɛː] se ha fusionado con la vocal no redondeada anterior semicerrada [eː] en muchos dialectos del alemán estándar. Ejemplos: Ähre [ɛːrə] 'espiga' (de trigo, etc.)—Ehre [eːrə] 'honor', and Bären [bɛːrən] 'osos'—Beeren [beːrən] 'bayas' suenan igual para muchos hablantes que usan [e:rə] y [be:rən] indistintamente.— El estatus fonológico de [εː] ha sido la fuente de muchas discusiones en la literatura fonológica por varias razones:

  • La inserción del fonema /εː/ es una irregularidad en un sistema vocálico que tiene pares de vocales largas y tensas contra vocales breves y relajadas, como [o:] vs. [ɔ]
  • Se ha constatado que [ɛː] en alto alemán se debe más a una pronunciación hipercorrectiva orientada (Bühnendeutsch) vista como una distinción consistente en la real lengua vernácula, mientras algunos dialectos (Mundarten) tienen una oposición de [e:] contra [ɛ:]; hay un pequeño acuerdo entre dialectos de que exactamente los ítems léxicos fueran pronunciados con [e:] y [ε:].
  • Es posible suponer que [ε:] es 'solamente' una pronunciación ortográfica (más que un rasgo ‘original’ del idioma), es decir, un intento por parte de los hablantes de 'hablar como se escribe' (sprechen wie gedruckt) y distinguir las grafías e y ä (es decir, los usuarios del idioma permiten la existencia de e y ä en el idioma escrito para hacerlas distintas en el idioma hablado)
  • Muchos hablantes con otro idiolecto estándar encuentran mucha dificultad para pronunciar pasajes largos con todos los [e:]s y [ε:]s en los lugares correctos; tales personas aparentemente tienen que imaginarse la ortografía de las palabras en cuestión, lo que impide el flujo del discurso.

Las vocales a menudo se analizan de acuerdo con el contraste en la tensión, siendo /i y u e ø o/ las vocales tensas y /ɪ ʏ ʊ ɛ œ ɔ/ sus contrapartes relajadas. Como las vocales checked del inglés, las vocales relajadas del alemán requieren ser seguidas de una consonante, con la notable excepción de [ε:](que sin embargo está ausente en muchos dialectos). A fin de aplicar la distinción en parejas de tensas y relajadas a todas las vocales alemanas, a veces [a] es considerada la contraparte relajada de la tensa [a:].

Diptongos Los diptongos alemanes son /a͡ɪ a͡ʊ ɔ͡ʏ/, como en Ei /a͡ɪ/ "huevo", Sau /za͡ʊ/ "cerda", neu /nɔ͡ʏ/ "nuevo". Ocasionalmente, éstos se transcriben como /a͡e a͡o ɔ͡ø/. . En lugar de la transcripción /ɔ͡ʏ/, también se usa /ɔ͡ɪ/. Marginalmente, aparecen otros diptongos más, como por ejemplo:

o en préstamos, entre otros, [œɪ̯ ɔʊ̯ ɛɪ̯ o̯a] como en

  • Feuilleton [fœɪ̯ˈtɔ̃], frecuentemente [føːiˈtʰɔŋ], [føːjiˈtʰɔŋ],
  • Homepage [ˈhɔʊ̯mˌpʰɛɪ̯d͡ʒ], frecuentemente [ˈho:mˌpʰe:t͡ʃ],
  • Croissant [kro̯aˈsɑ̃], [krwaˈsɑ̃], [krwaˈsaŋ].

Usualmente estos no se cuentan como diptongos entre los hablantes alemanes quienes frecuentemente sienten que son marcas distintas de "palabras extranjeras" (Fremdwörter). En los dialectos donde /r/ se vocaliza en [ɐ] en la coda de la sílaba (ver abajo), un diptongo terminado en [ɐ̯] puede formarse, virtualmente, con cualquier vocal, por ejemplo en Tor [tʰoːɐ̯] 'puerta' or in Würde [ˈvʏɐ̯də] 'dignidad'.

Consonantes[editar]

Con aproximadamente 25 fonemas, el sistema consonántico alemán presenta un número promedio de fonemas en comparación con otros idiomas. Uno de los más dignos de mención es la consonante africada inusual /p͡f/. El siguiente cuadro representa los alófonos consonánticos (no todos son fonemas distintos):

  Bilabial Labio-
dental
Alveolar Post-
alveolar
Palatal Velar Uvular Glotal
Oclusiva p  b   t  d     k  ɡ (ʔ)¹
Africada pf͡   ts͡ tʃ ͡   dʒ͡2      
Nasal m   n     ŋ5  
Fricativa   f  v6 s  z ʃ  ʒ² ç³ x³ ʁ4 h
Aproximante         j    
Líquida     r4  l       ʀ4  
  1. En los dialectos septentrionales, [ʔ] aparece antes de raíces con vocal inicial. A menudo no se considera un fonema sino una marca opcional de límite de raíces.
  2. [d͡ʒ] y [ʒ] aparecen solo en palabras de origen extranjero. En algunos dialectos, se reemplazan por [t͡ʃ] y [ʃ] respectivamente.
  3. [ç] y [x] se consideran tradicionalmente como alófonos después de vocales anteriores y posteriores, comoquiera que haya por lo menos mínimo una pareja, gracias a la composición. Para un análisis más detallado ver abajo en ich-Laut y ach-Laut. De acuerdo con algunos análisis, [χ] es un alófono de [x] después de /a aː/ y de acuerdo con algunos también después de /ʊ ɔ a͡ʊ/.
  4. [r], [ʁ] y [ʀ] son alófonos libres entre sí. [r] se usa solamente en los dialectos meridionales. En la coda silábica, el alófono [ɐ] se usa en muchos dialectos, excepto en el suroeste.
  5. Algunos fonólogos rechazan /ŋ/ y en vez de éste usan /nɡ/, y/nk/ en vez de /ŋk/. La secuencia fonémica /nɡ/ se realiza como [ŋɡ] cuando /ɡ/ puede iniciar un un comienzo válido de la siguiente sílaba cuyo núcleo es otra vocal átona /ə/, /ɪ/, o /ʊ/. Se convierte en [ŋ] de otra manera. Ejemplo:
    • dipthong /dɪftɔnɡ/ [dɪftɔŋ] : diphthongieren /dɪftɔnɡirən/ [dɪftɔŋɡiːʁn̩]
    • Englisch /ɛnɡlɪʃ/ [ɛŋlɪʃ] : Anglo /anɡlo/ [aŋɡlo]
    • Ganges /ɡanɡəs/ [ɡaŋəs] ~ /ɡanɡɛs/ [ɡaŋɡɛs]
  6. [ʋ] se considera ocasionalmente como alófono de [v], especialmente en los dialectos meridionales del alemán.

Las oclusivas sordas /t/, /p/, /k/ son aspiradas, excepto cuando van precedidas por una sibilante. Las obstruyentes /b d ɡ z ʒ/ son sordas [b̥ d̥ ɡ̊ z̥ ʒ̊] en los dialectos meridionales.

Teniendo en cuanta las consideraciones anteriores el cuadro fonémico de las palabras patrimoniales del alemán sería:

Fonemas constrastantes en alemán estándar
  Bilabial Labio-
dental
Alveolar Post-
alveolar
Palatal Velar Uvular Glotal
Oclusiva /p/  /b/   /t/  /d/     /k/  /ɡ/
Africada /p͡f/   /t͡s/ /t͡ʃ/      
Nasal /m/   /n/      
Fricativa   /f/  /v/ /s/  /z/ /ʃ/ /x/ /h/
Aproximante         /j/    
Líquida     l       /r/  



Ich-Laut y ach-Laut[editar]

El término ich-Laut se refiere a la fricativa palatal sorda [ç]; el término ach-Laut a la fricativa velar sorda [x]. En alemán estos dos sonidos son alófonos que aparecen en distribución complementaria . El alófono [x] aparece después de vocales posteriores y /a aː/ (por ejemplo en Buch [buːx] ‘libro’); el alófono[ç] después de vocales anteriores (por ejemplo en ich [ɪç] ‘yo’) y consonantes (por ejemplo en Furcht [fʊrçt] ‘miedo’) (Kohler 1977, 1990; Wiese 1996: 210).

En préstamos, la pronunciación de las fricativas potenciales en el comienzo de las sílabas acentuadas varía: en los dialectos septentrionales del alemán estándar es [ç], mientras en los dialectos meridionales es [kʰ] (por ejemplo en China: [ˈçiːna] vs. [ˈkʰiːna]).

El sufijo diminutivo -chen siempre se pronuncia con un ich-Laut [-çən]. Usualmente, esta terminación provoca el umlaut (comparar por ejemplo Hund 'perro' con Hündchen ‘perrito’), así teóricamente, podría aparecer solamente después de vocales anteriores. Sin embargo, en algunas acuñaciones relativamente recientes , no hay más largo que un umlaut, por ejemplo en la palabra Frauchen [ˈfra͡ʊçən] ‘female dog master’ (diminutivo de Frau ‘mujer’), de modo que una vocal anterior es seguida por [ç], aunque normalmente debería ser seguida de un it [x], como en rauchen [ˈraʊxən] ‘fumar’. Hay incluso mínimo una pareja para [ç] y[x] debido a este efecto: [kuːçən] Kuhchen ‘vaquita’ vs. [kuːxən] Kuchen ‘pastel’. Esta excepción a la distribución alofónica es considerada por algunos como un efecto del límite morfémico . Sin embargo, muchos fonetistas creen que esto es un ejemplo de fonemicización, donde los alófonos experimentan una escisión en fonemas separados.

La distribución alofónica de [ç] después de vocales anteriores y [x] después de otras vocales también se encuentra en otros idiomas, como escocés, en la pronunciación de light. Sin embargo, no es por ningún medio inevitable: el holandés, el yidis, y muchos dialectos meridionales del alemán conservan [x] en todas las posiciones. Así es razonable suponer que en el antiguo alto alemán ih, el antepasado del actual ich, se pronunciaba con [x] más que con [ç]. Y mientras sea imposible saber con certeza si algunas palabras del anglosajón como niht (actual night) se pronunciaban con [x] o [ç], [ç] ambas pronunciaciones son válidas (ver Alófonos consonánticos).

A pesar de la historia fonética, la distribución complementaria de [ç] y [x] en el alemán estándar moderno se describe mejor como la posteriorización de /ç/ después de una vocal posterior, más que la anteriorización de /x/ después de una vocal anterior, porque [ç] se usa en comienzos (Chemie [çemiː]) y después de consonantes (Molch [mɔlç]), y es así considerado el sonido básico. De acuerdo con ciertos análisis, el ach-Laut alemán se diferencia aún más en dos alófonos, [x] y [χ]. Algunos dicen que [x] aparece /uː oː/ (por ejemplo en Buch [buːx] ‘libro’) y [χ] después de /ʊ ɔ a aː a͡ʊ/ (por ejemplo en Bach [baχ] ‘arroyo’), otros dicen que [x] aparece después de /uː oː ʊ ɔ a͡ʊ/ y [χ] después de /a aː/.

Parejas fortis-lenis[editar]

Diversas consonantes alemanas aparecen en parejas en el mismo punto de articulación y en el mismo modo de articulación, es decir, las parejas/p-b/, /t-d/, /k-g/, /s-z/, /ʃ-ʒ/. Estas parejas frecuentemente se denominan parejas fortis-lenis, ya que describirlas como parejas sorda/sonora no es adecuado. Con ciertas calificaciones, /t͡ʃ-d͡ʒ, f-v/ también se consideran parejas fortis-lenis.

Las plosivas fortis /p, t, k/ son aspiradas en muchos dialectos (las excepciones incluyen los dialectos bávaro-austriacos). La aspiración es más fuerte en el comienzo de una sílaba tónica (como Taler [tʰɑːlər]), más débil en el comienzo de una sílaba átona (como Vater [fɑːtʰər]), y muy débil en la coda (como en Saat [zɑːtʰ]).

Las consonantes lenis /b, d, ɡ, z, ʒ/ son sordas en muchos dialectos meridionales del alemán. Por claridad, frecuentemente se transcriben como [b̥, d̥, ɡ̊, z̥, ʒ̊]. La naturaleza de la diferencia fonética entre las consonantes lenis sordas y las similares consonantes fortis sordas es controversial. Generalmente se describe como una diferencia en la fuerza articulatoria y ocasionalmente como una diferencia en la longitud articulatoria; por lo general, se supone que una de las características implica a la otra.

En muchos dialectos del alemán, la oposición entre fortis y lenis neutralizadas en la coda silábica, se debe a un ensordecimiento terminal (Auslautverhärtung). Pocos dialectos del alemán, como el alemán suizo, presentan una excepción a esto.

En varios dialectos centrales y meridionales, la oposición entre fortis y lenis se neutraliza también en el comienzo de la sílaba; a veces solo en el comienzo de sílabas tónicas, a veces en todos los casos.

La pareja /f-v/ no se considera una pareja fortis-lenis, sino una simple pareja sorda-sonora, como /v/ permanece sonora en todos los dialectos, incluyendo los dialectos meridionales que ensordecen las lenis. Generalmente, el meridional /v/ se realiza como la sonora aproximante [ʋ]. Sin embargo, los dialectos meridionales distinguen entre un fortis /f/ (como en sträflich [ˈʃtrɛːflɪç] del medio alto alemán stræflich) y un lenis /f/ ([v̥], como en höflich [ˈhøːv̥lɪç] del medio alto alemán hovelîch); esto es análogo a la oposición de fortis /s/ ([s]) y lenis [z̥].

Acento[editar]

El acento en alemán recae usualmente en la primera sílaba, con las siguientes excepciones:

  • Muchos préstamos, especialmente nombres propios, conservan su acento original.
  • Los verbos del grupo "-ieren" ("studieren", "kapitulieren", "stolzieren", etc.) reciben acento en la penúltima sílaba.
  • Adverbios compuestos, con her, hin, da, o wo como su primera parte de la sílaba, reciben acento en la segunda sílaba.

Además, el alemán hace distinción de acento entre prefijos separables (acento en prefijo) y prefijos inseparables (acento en la raíz) en verbos y palabras derivados de tales verbos. Por lo tanto:

  • Palabras que comienzan con be-, ge-, er-, ver-, zer-, ent-, emp- y algunas otras reciben acento en la segunda sílaba.
  • Palabras que comienzan con ab-, auf-, ein-, vor-, y muchos otros adverbios preposicionales reciben acento en la primera sílaba.
  • Algunos prefijos, notablemente über-, unter-, y um-, pueden funcionar como prefijos separables e inseparables, y son tónicos y átonos respectivamente.
  • Raramente, dos homógrafos se forman con tales prefijos. No son estrictamente homófonos. Considérese la palabra, umschreiben. Como um•schreiben (prefijo separable), que significa "reescribir", y se pronuncia ['ʊmʃʀaɪbən], y su sustantivo relacionado, die Umschreibung también recibe acento en la primera sílaba. Por otra parte, umschreiben (prefijo inseparable) se pronuncia [ʊm'ʃʀaɪbən]. Esta palabra significa "circunscribir", y su sustantivo relacionado, die Umschreibung ("circunscripción", "circunlocución") también recibe acento en la segunda sílaba. Otro ejemplo es la palabra umfahren. Con acento en la raíz ([ʊmˈfaːʀən]) significa "circunvalar (un obstáculo en la calle)", y con acento en el prefijo ([ˈʊmfaːʀən]) significa "colisionar con (un objeto en la calle)".

Cambios fonéticos históricos[editar]

La pareja de vocales del medio alto alemán [ei]/[iː] y [ou]/[uː] se han fusionado en [ai] y [au] respectivamente en el alemán estándar moderno, aunque muchos dialectos conservan esa distinción. Por ejemplo, mientras heiß 'caliente' (medio alto alemán heiz) y Eis 'hielo' (medio alto alemán îs) riman en el idioma estándar; no así en los dialectos austro-bávaros (hoaß/äis), ni en los dialectos alemánicos (heiß/iis), ni en el yidis (heys/ayz), también descendientes del medio alto alemán.

Fusiones fonémicas[editar]

Una fusión encontrada en muchos acentos del alemán es la de /ɛː/ (escrita ä(h)) con /eː/ (escrita e, ee, o eh). Algunos hablantes fusionan los dos en todas partes, algunos los distinguen en todas partes, otros conservan /ɛː/, distinguen sólo en el condicional formas de la fuerte verbos (por ejemplo ellos distinguen ich gäbe 'daría' vs. ich gebe 'doy', pero no Bären 'osos' vs. Beeren 'bayas').

Otra fusión común es la de /ɡ/ en el final de una sílaba /ç/ (después de una vocal anterior) o, menos común, /x/ (después de una vocal posterior o /a/). En el caso de la terminación -ig, esta pronunciación es prescrita por el estándar Siebs, por ejemplo wichtig [ˈvɪçtɪç]. La fusión no aparece ni en alemán austro-bávaro ni en alemánico ni en los dialectos correspondientes del alemán estándar.