Fondo de reestructuración ordenada bancaria

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Fondo de reestructuración ordenada bancaria (conocido por su acrónimo, FROB) es un fondo creado en España con motivo de la crisis financiera de 2008. Tiene por objeto gestionar los procesos de reestructuración de entidades de crédito y contribuir a reforzar sus recursos propios en los procesos de integración entre entidades. Se enmarca dentro de las medidas y planes de rescate e incentivación de la economía —y, especialmente, del sector financiero— puestos en marcha por los distintos gobiernos y autoridades monetarias.

Tuvo una dotación inicial de 9.000 millones de euros, de los cuales el 75% (6.750 millones de euros) está financiado con cargo a los Presupuestos Generales del Estado y los remanentes del Fondo de Adquisición de Activos Financieros y el 25% restante (2.250 millones de euros) por los distintos fondos de garantía de depósitos de bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito.

Está administrado por una comisión rectora integrada por ocho miembros —cinco de ellos a propuesta del Banco de España y tres en representación de los fondos de garantía de depósitos— presidida por el subgobernador del Banco de España.

Historia del fondo[editar]

Aunque antes de la crisis financiera que comenzó en 2008 el sistema bancario español gozaba de un nivel de solvencia aceptable, las entidades financieras comenzaron enseguida a sentir su impacto. Las primeras acciones del gobierno español,[1] enmarcadas dentro del llamado Plan de Acción Concertada de los Países de la Zona Euro, fueron, principalmente, tres:

Sin embargo, a finales de junio de 2009, ante la magnitud de los problemas a los que se enfrentaba el sistema financiero, el gobierno español, mediante el Real Decreto-ley 9/2009, estableció con carácter preventivo las bases para posibles reorganizaciones y reestructuraciones de entidades de crédito (bancos, cajas y cooperativas de crédito), especialmente las de mediano y pequeño tamaño, que pudieran ver comprometida su viabilidad futura. Para ello creó el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Este fondo introduce como novedad frente a las medidas anteriores, la exigencia de que las entidades deben reestructurarse (entendiéndose en muchos casos como fusionarse con otras de mayor solvencia) para poder acceder a dichos fondos.[2]

El Real Decreto-ley 9/2009, estuvo vigente hasta el 31 de agosto de 2012, fecha de entrada en vigor del Real Decreto-ley 24/2012. A su vez, este último Real Decreto-ley fue derogado por la Ley 9/2012, de 14 de noviembre, de reestructuración y resolución de entidades de crédito.[3]

El Banco de España ha manifestado públicamente el objetivo que persigue este fondo: que se produzca una ronda de fusiones bancarias y, especialmente, entre cajas de ahorros para que en unos 18 meses las 45 cajas existentes se reduzcan a veinte sin necesidad de intervenir ninguna y de forma que las entidades que queden dispongan de unos activos superiores a 50.000 millones de euros.[4]

Procesos de reestructuración de entidades de crédito[editar]

En caso de que se contemple la necesidad de reestructurar una entidad de crédito, el funcionamiento del sistema prevé que se den lo siguientes pasos:

  1. Búsqueda de una solución privada por parte de la propia entidad de crédito para reforzar su solvencia. En ausencia de esta solución entra en juego el proceso de reestructuración ordenada previsto en el Real Decreto-ley 9/2009, de 26 de junio.
  2. Adopción de medidas para afrontar las debilidades que puedan afectar a la viabilidad de las entidades de crédito con participación de los Fondos de Garantía de Depósitos en entidades de crédito. La propia entidad de crédito o el Banco de España deberán presentar un plan de viabilidad donde se detallen las actuaciones a tomar para acometer la reestructuración de la entidad (reforzamiento de patrimonio y solvencia o proyecto de fusión o absorción por otra entidad). Este plan de viabilidad debe ser aprobado por el Banco de España previa consulta del Ministerio de Economía y Hacienda y de las Comunidades Autónomas afectadas. En esta fase la reestructuración de la entidad de crédito se llevará a cabo con el apoyo del Fondo de Garantía de Depósitos correspondiente, que podrá obtener apoyo financiero del FROB. Las aportaciones de fondos por parte del FROB soportarán un tipo de interés del 7,75% que, a partir del segundo año, se elevará al 8,25%.[5]
  3. Finalmente, de no aprobarse el plan de viabilidad o no sea posible su cumplimiento, la reestructuración de la entidad se ajustará al nuevo procedimiento: se sustituirán los administradores de la entidad de crédito y asumirá la gestión el FROB, que elaborará un plan de reestructuración con medidas organizativas, medidas de apoyo financiero (garantías, préstamos en condiciones favorables, adquisición de títulos, valores y activos de la entidad, etc.) y con la solución a adoptar: fusión con otra entidad, traspaso del negocio a otra, subasta, etc.

El FROB también puede intervenir en los procesos de fusión, absorción y concentración de entidades de crédito, adquiriendo participaciones preferentes convertibles en acciones, cuotas participativas o aportaciones al capital social emitidas por éstas que deberán ser recompradas en cinco años. En caso contrario el FROB ejercerá su derecho y entrará en el capital de la entidad afectada.

Intervenciones del fondo[editar]

La primera actuación del FROB fue la que afectó a Caja Castilla-La Mancha, cuyo proceso de intervención, reestructuración y venta se alargó durante un plazo de varios meses.

La falta de agilidad de dicho proceso hizo que el Banco de España, en coordinación con quince bancos de inversión, pusiese a punto un protocolo de intervención que garantizase una solución rápida, dos días, a este tipo de problemas en el futuro.[4]

Primera ronda de intervenciones[editar]

La primera ronda de intervenciones consistió en la aportación de dinero a las fusiones de varias cajas de ahorros, en forma de participaciones preferente convertibles. Desde julio de 2010 hasta primeros de 2011 se concedieron 9.674 millones de euros en ayudas.

Entidad Importe Formato de ayudas Fecha
Banco Financiero y de Ahorros 4.465 millones Participaciones preferentes convertibles 28/Diciembre/2010
CatalunyaCaixa 1.250 millones Participaciones preferentes convertibles 28/Julio/2010
Novacaixagalicia 1.162 millones Participaciones preferentes convertibles 30/Diciembre/2010
Banca Cívica 977 millones Participaciones preferentes convertibles 11/Febrero/2011[6]
Banco Mare Nostrum 915 millones Participaciones preferentes convertibles 31/Diciembre/2010
Caja España-Duero 525 millones Participaciones preferentes convertibles 29/Noviembre/2010
BBK Bank Cajasur 392 millones Esquema de Protección de Activos 16 de julio/2010
Unnim 380 millones Participaciones preferentes convertibles 28/Julio/2010

El 30 de diciembre de 2010 el FROB había decidido subscribir 1.493 millones de euros en participaciones preferentes convertibles en acciones emitidas por Banco Base. Finalmente la negativa a integrarse en dicha entidad de tres de las cajas que participaban en el proyecto de fusión, hizo que el desembolso no se produjera, y que, el 12 de mayo de ese mismo año, la CAM adquiriera el total de las acciones del Banco Base que, a partir de ese momento, pasó a denominarse Banco CAM.

Previamente, en abril, la CAM había solicitado al FROB 2.800 millones de euros para recapitalizarse hasta el nivel exigido por el Decreto Ley 2/2011, de reforzamiento del sistema bancario. El 22 de julio, el FROB acordó la suscripción de ese importe en acciones del Banco CAM, con la condición de hacerse cargo de la administración del Banco.[7]

Segunda ronda de intervenciones[editar]

La segunda ronda de intervenciones consiste en la aportación de dinero en forma de capital. Para llevarla a cabo, las cajas de ahorros necesitaron traspasar previamente su negocio a un banco de nueva creación.

El 30 de septiembre, fin del plazo para la recapitalización mediante inversión privada, establecido en el Decreto Ley 2/2011, cinco entidades, además de la CAM, no habían logrado el capital privado que necesitaban, por lo que el FROB decidió inyectar 4.751 millones de euros en tres de ellas, lo que supone en la práctica su nacionalización, y conceder un plazo de 25 días a las otras dos.

Las tres entidades afectadas y los capitales aprobados son los siguientes:[8]

Entidad Capital Participación del FROB
Catalunya Banc (CatalunyaCaixa) 1.718 millones 89,74%
NCG Banco (Novacaixagalicia) 2.465 millones 93,16%
Unnim Banc 568 millones 100%

En el mismo momento, se decide convertir en acciones las participaciones preferentes convertibles emitidas por Unnim, el 28 de julio de 2010, adquiridas por el FROB.

Los bancos que obtuvieron 25 días de prórroga para obtener capital privado son BMN (Banco Mare Nostrum), y Liberbank (formado por la unión de las tres cajas que se separaron de la CAM del proyecto de Banco Base, que no ha recibido ayudas del FROB). Las necesidades de capital privado de estos dos bancos son 485 millones y 325 millones, respectivamente.

Una quinta entidad de las que recibieron ayudas del FROB entre 2010 y febrero de 2011, ver tabla superior, Caja España-Duero, con necesidades de capital básico de 463 millones, se libra de la intervención tras la fusión con Unicaja.[9]

Las otras dos entidades necesitadas de recapitalización entre las que recibieron ayudas anteriormente, Banco Financiero y de Ahorros (Bankia) y Banca Cívica, recurrieron a la entrada de capital privado, mediante su salida a bolsa a mediados de 2011, logrando 5.838 millones, con lo que evitaron una nueva intervención del FROB.

Otras tres entidades necesitadas de capital, Barclays, Deutsche Bank y Bankinter, consiguieron la recapitalización con ampliaciones de capital en Bolsa, sin recurrir al FROB.

Balance Total[editar]

Entidad Importe total Formato de ayudas Importe Fecha
Total 20.617 millones Participaciones preferentes convertibles 9.674 millones 2º Semestre 2010
Capital 7.551 millones 3º Trimestre 2011
Líneas de liquidez 3.000 millones 22/Julio/2011
Esquemas de Protección de Activos 392 millones 16/Julio/2010
Banco CAM 5.800 millones Capital 2.800 millones 22/Julio/2011
Línea de liquidez 3.000 millones 22/Julio/2011
Banco Financiero y de Ahorros 4.465 millones Participaciones preferentes convertibles 4.465 millones 28/Diciembre/2010
NCG Banco 3.627 millones Participaciones preferentes convertibles 1.162 millones 30/Diciembre/2010
Capital 2.465 millones 30/Septiembre/2011
Catalunya Banc 2.968 millones Participaciones preferentes convertibles 1.250 millones 28/Julio/2010
Capital 1.718 millones 30/Septiembre/2011
Banca Cívica 977 millones Participaciones preferentes convertibles 977 millones 11/Febrero/2011[10]
Unnim 948 millones Participaciones preferentes convertibles 380 millones 28/Julio/2010
Capital 568 millones 30/Septiembre/2011
Banco Mare Nostrum 915 millones Participaciones preferentes convertibles 915 millones 31/Diciembre/2010
Caja España-Duero 525 millones Participaciones preferentes convertibles 525 millones 29/Noviembre/2010
BBK Bank Cajasur 392 millones Esquema de Protección de Activos 392 millones 16 de julio/2010

Fondos[editar]

Iniciales[editar]

Sus fondos iniciales fueron de 9.000 millones de euros. Estos procedieron del Fondo de Garantía de Depósitos (2.250 millones) y del remanente del FAAF, con cargo a presupuestos, (6.750 millones).

Líneas de crédito[editar]

  • 3.000 millones[11]

Comisión de seguimiento de instrumentos híbridos de capital y deuda subordinada[editar]

El Real Decreto-ley 6/2013, de 22 de marzo, de protección a los titulares de determinados productos de ahorro e inversión y otras medidas de carácter financiero, crea la crea la Comisión de seguimiento de instrumentos híbridos de capital y deuda subordinada (en adelante, la «Comisión»), como órgano colegiado adscrito al Ministerio de Economía y Competitividad a través de la Secretaría de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, encargado de realizar labores de análisis de los factores generadores de las reclamaciones judiciales y extrajudiciales relativas a la comercialización de instrumentos híbridos de capital y deuda subordinada por parte de las entidades en las que el FROB tenga participación, de propuestas relacionadas con su comercialización y de determinación de los criterios para que ciertas reclamaciones puedan ser sometidas a arbitraje.[12]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Real Decreto-ley 7/2008 de Medidas Urgentes en Materia Económica y Financiera
  2. El Real Decreto-ley 9/2009, de 26 de junio en su preámbulo desarrolla ampliamente los motivos que condujeron a la creación del fondo.
  3. Ley 9/2012, de 14 de noviembre, de reestructuración y resolución de entidades de crédito
  4. a b Cinco días. «Ordóñez diseña un plan de rescate urgente para casos de intervención» (en español). Consultado el 17 de mayo de 2010.
  5. Diario El Economista (14 de junio de 2010). «Las cajas pedirán hoy 7.000 millones más al Banco de España para unirse». Consultado el 14 de junio de 2010.
  6. Periódico El Día. «El FROB da a Banca Cívica los 977 millones y afianza a Cajasol». Consultado el 29 de septiembre de 2011.
  7. Nota de prensa del FROB (22 de julio de 2011). «Petición al FROB de 2.800 millones y nombramiento de administrador del FROB». Consultado el 2 de octubre de 2011.
  8. Nota informativa del FROB (20 de septiembre de 2011). «Recapitalizaciones aprobadas por el FROB el 30 de septiembre». Consultado el 2 de octubre de 2011.
  9. Periódico El Mundo (26 de septiembre de 2011). «Integración Caja España-Duero con Unicaja». Consultado el 28 de septiembre de 2011.
  10. Periódico El Día. «El FROB da a Banca Cívica los 977 millones y afianza a Cajasol». Consultado el 29 de septiembre de 2011.
  11. http://www.elconfidencial.com/economia/2011/10/01/el-estado-toma-prestados-3000-millones-de-los-bancos-para-darselos-a-las-cajas-85156/
  12. Real Decreto-ley 6/2013, de 22 de marzo, de protección a los titulares de determinados productos de ahorro e inversión y otras medidas de carácter financiero

Enlaces externos[editar]