Foco (óptica)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Imagen parcialmente enfocada, pero mayormente fuera de foco en grados variables.
Desenfoque focal que se simula en esta imagen generada por ordenador de vasos, qué se hizo en POV-Ray.

En óptica geométrica un foco es el punto donde convergen los rayos de luz originados desde un punto en el objeto observado.[1] Aunque el foco es conceptualmente un punto, físicamente el foco tiene una extensión espacial, llamada círculo borroso. Este enfoque no ideal puede ser causado por aberraciones ópticas en la imagen. En ausencia de aberraciones de importancia, el menor círculo borroso posible es el disco de Airy, el cual es causado por difracción de la apertura del sistema óptico. Las aberraciones tienden a hacerse peores en la medida en que aumenta el diámetro de la apertura, mientras que el disco de Airy es menor en aperturas grandes.

Una imagen, o punto de imagen, se dice que está en foco si la luz de los puntos del objeto es convergida lo más posible en la imagen, y fuera de foco si la luz no es bien convergida. El límite entre esto es algunas veces definido usando un criterio denominado círculo de confusión. Si un haz de rayos estrecho que se propaga en la dirección del eje óptico incide sobre la superficie esférica de un espejo o una lente delgada, los rayos se reflejan o refractan de forma que se cortan, o parecen cortarse, en un punto situado sobre el eje óptico. La distancia entre ese punto (foco) y el espejo o lente se denomina distancia focal. Si las dos superficies de una lente no son iguales, ésta puede tener dos distancias focales, según cuál sea la superficie sobre la que incide la luz.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Standard Microscopy Terminology». University of Minnesota Characterization Facility website.