Fluxómetro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Esquema de funcionamiento de un fluxómetro

Un fluxómetro o fluxor (del latín fluxus, flujo, y del griego metro, medida) es un mecanismo de descarga de agua para inodoros, urinarios y grifos de los lavabos.

Cuando de inodoros se trata, a diferencia de los que funcionan con cisterna, el fluxómetro utiliza una red de agua con una presión superior a la normal, que produce una descarga abundante y de corta duración al ser accionado por el usuario.

Los dedicados a lavabos o urinarios, de mucho menor caudal, se suelen llamar grifos o válvulas temporizadas, aunque básicamente funcionan por el mismo principio.

Este sistema fue ideado en 1910 por William Levy Sloan.[1]

Funcionamiento[editar]

El fluxómetro consta de:

  1. Dos cámaras separadas por un diafragma, en las cuales el agua se encuentra en equilibrio
  2. La válvula de alivio
  3. Un mecanismo de palancas

Al accionar la leva oscilante, el mecanismo interno mueve la válvula de alivio y se desestabiliza la presión de agua en las cámaras. En consecuencia de lo anterior, el agua fluye hasta que el equilibrio se restablece.

Usos[editar]

En inodoros se utilizan cuando van a tener un uso frecuente, porque evita esperas entre usos, puesto que no hay que rellenar la cisterna. También son más robustos y son útiles contra el vandalismo en lugares públicos. Por contra son muy ruidosos y obligan a redes con tuberías más gruesas.

En lavabos y urinarios se usan en lugares públicos para reducir el consumo de agua, dado que en ellos, mucha gente no es cuidadosa y cierra a menudo mal los grifos.

Referencias[editar]

  1. «Patente US 977562 (A)» (en inglés). Oficina Europea de Patentes (6 de diciembre de 1910). Consultado el 13/10/2010.