Fitosociología

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Fitosociología es una antigua disciplina, hoy en desuso, dentro de las Ciencias de la Vegetación que se inscribe en el marco de la teoría de las fitocenosis. Aunque es una corriente de desarrollo importante dentro de la Geobotánica se encuentra sometido a numerosas críticas que desaconsejan su uso en la interpretación de los paisajes vegetales.

Unidades fitosociológicas[editar]

Las unidades fitosociológicas son de gran interés para entender la variación de la cubierta vegetal y poder aplicar estrategias de conservación a un territorio dado; por ello esta metodología ha sido la elegida en la descripción de comunidades en la Unión Europea a través de la Directiva Hábitats.

En Europa[editar]

La Fitosociología surge en el sur de Europa, a través de numerosas ideas que se plasman en la práctica a partir de los trabajos de Braun-Blanquet. Esta escuela, que enfoca el estudio de la vegetación a través del reconocimiento de comunidades vegetales, se caracteriza por centrarse en la composición florística de dichas comunidades, haciendo especial énfasis en las especies de diagnóstico, entendiendo por tales a aquellas que son más sensibles a las características del medio y por tanto resultan mejores indicadores que las restantes, de rango más amplio. Son precisamente estas especies de diagnóstico las que se usan para organizar las comunidades en una clasificación formal jerárquica.

Trabajo fitosociológico[editar]

En el trabajo fitosociológico hay que distinguir entre comunidades vegetales concretas (fitocenosis), es decir, manchas de vegetación consideradas homogéneas y que son objeto de muestreo, de clases o tipos abstractos de comunidades (sintaxones), resultado del análisis de numerosas unidades muestrales y la abstracción a partir de ellas de las asociaciones.

Estadística[editar]

Recientemente se han incorporado muestreos en fitosociología con base estadística. Entre ellos, son comunes los muestreos estratificados en función de los principales factores ambientales (climáticos o pisos de vegetación, geomorfología, litología, etc.); las unidades muestrales consisten en un listado de las especies presentes en la parcela de estudio con información sobre su abundancia-dominancia y todos los aspectos ambientales y antrópicos que puedan recogerse como información apropiada para la posterior interpretación de las mismas. Estas unidades estudiadas según la metodología fitosociológica se denominan inventarios de vegetación en castellano, pero en una perspectiva internacional se acepta para nombrarlas la palabra francesa relevé.

Inventarios[editar]

Los inventarios se comparan a través de algoritmos de clasificación o de ordenación, o de manera informal, para definir a partir de ellos (por semejanzas florísticas y por la presencia o ausencia de especies diagnósticas) los sintaxones, que son, por una parte, las unidades elementales (asociaciones), y por otra las de rango superior (alianzas, órdenes y clases) en que las primeras se agrupan, o las de rango inferior (subasociaciones y variantes) en que se subdividen. Las asociaciones y sintaxones de otros rangos reciben una denominación formal en latín, a semejanza de lo que desde Linneo se hace con los taxones en que se agrupan los organismos.

Muestreo[editar]

Relevancia del método fitosociológico[editar]

Actualmente la relevancia de la fitosociología es residual. A pesar de ello, por su comodidad y simplificar la realidad, el método fitosociológico en la Unión Europea ha quedado patente al ser escogidas las comunidades vegetales reconocidas a través del mismo como indicadores de los tipos de hábitats de interés comunitario (Directiva 92/43/CEE) sobre los cuales se sustenta una buena parte de la política de conservación del medio ambiente en la perspectiva supranacional.

Referencias[editar]