Fiesta de san antonio (Venezuela)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Fiesta de San Antonio (Venezuela) es una de las expresiones culturales más relevantes, especialmente efectuada en ciudades del estado Lara. Cada 13 de junio se celebra en distintas poblaciones esta fiesta en honor a San Antonio de Padua, con distintas ofrendas y bailes de tamunangue, conocido también como “el baile de los negros de San Antonio” uno de los más populares y originales de la región.

Generalmente esta festividad se realiza en poblaciones del estado Lara como El Tocuyo, Curarigua, Sanare, Barquisimeto, Carora, y Quibor, así como también en los estados Portuguesa, Yaracuy y Falcón. La imagen de San Antonio de Padua es venerada por beneficiar la salud, ayudar en la recuperación de objetos, prosperidad económica y conseguir buenas parejas. Sus devotos hacen oraciones, promesas y ofrendas, en agradecimiento a este santo.


Velorio del Santo[editar]

Cada 12 de junio se realiza el “Velorio del Santo”, que consiste en colocarlo frente en un altar con flores para que los devotos se acerquen a hacer oraciones y cultos. Se hacen cantos y por lo general esto se extiende al amanecer para comenzar el 13 de junio la Fiesta de San Antonio.

El baile[editar]

El tamunangue es un baile que combina los ritmos latinos. Tiene una coreografía elegante y movimientos puros de regocijo popular, con que todavía se baila en muchas poblaciones. Corresponde una de las danzas más representativas en Venezuela, junto con el Joropo y otras tradiciones, que representan una cultura de herencia mestizada india, blanca y negra.

En la fiesta de San Antonio las parejas bailan al son de tambores, maracas, cuatros, percusión, instrumentos que varían de acuerdo a la agrupación, acompañado de cantos interpretan distintos temas haciendo giros, vueltas y pasos como cadenas, enredo-desenredo, floreo, entre otras.

Comienzan con “La Batalla”, un dúo masculino con garrotes interpretando una lucha, simulan un asalto al bastón, mientras los músicos cantan coplas al son de los instrumentos. Es una especie de esgrima de salón, con bastón. Esta lleva el mismo ritmo de golpes que se van tirando los jugadores al compás de la música.

El son que sigue se llama “La Bella”, cuando propiamente comienza el baile. La música es, evidentemente, una mezcla de aires españoles e indígenas. Aisladamente considerada esta parte, es lo que llama el pueblo “un golpe corrido, de manera que La Bella es un golpe por el ritmo que lleva. . Representado ritmos alegres y gritos en los que una mujer es perseguida al tiempo que se le entrega una vara de vez en vez.

Seguido de “El Chichivamo”, también llamado El yiyivamos, que también sigue el ritmo de los golpes corridos pero con distinta letra a La Bella, en el cual los cantores se dirigen a los bailadores que tienen pequeñas varas, lo que significa que están autorizados para bailar, saludan al santo y comienza el baile de distintas parejas por turno.

Luego, “La Juruminga” es un baile con género distinto a los anteriores. Evoca la música de los negros africanos, pero ya con cierto carácter de la música típica de Lara, pues el rasgueo de los cuatros y la manera de cantar le imprime un sello característico. Es interpretada por un solista que contesta al coro “tumbirá” con “Juruminga numá” y los bailadores hacen figuras y movimientos de galanteos, la mujer sostiene su falda con una mano y con la otra la vara, y la entrega a otra pareja para darle su respectivo turno.

Le sigue “La Perrendenga”, con aires exóticos y criollos. Posee un ritmo muy distinto a los joropos y valses. Como los anteriores, el primo (llamado así el cantador) canta una frase y el coro contesta con un estribillo que en este caso es: ¡ay! Tomé, ¡ay! ¡Tó! Y el primo contesta ¡ay! ¡tomé la perrendenga! Ahora viene el son titulado “El Poco a poco”, que tiene la particularidad de que el coro comienza a cantar ¡Así! y el primo es el que contesta ¡Poco a poco!, ¡Media Vuelta!, ¡Los Calambres!, entre otras oraciones, que van guiando al bailador. La danza es una pantomima bailada en giros enteros donde el hombre persigue a la mujer. Luego, éste sufre de calambres y debe ser auxiliado por ella, quien lo monta en el caballo para llevarlo a sitio seguro. Aquí tienen lugar improvisaciones humorísticas, de allí su jocosidad. Lo más representativo es cuando se detiene y simula un ataque nervioso y desfallece, entonces la pareja lo sostiene entre sus brazos y lo soba.

Para finalizar, está el “Seis figurao” que bailaban varias parejas haciendo distintas figuras de elegancia. La música de esta última parte y la aristocrática elegancia de la manera como se baila, expresan claramente que tuvo su origen en España, y adquirió algo del carácter de nuestra música regional, sin perder el ritmo y la alegría. Asimismo, el baile se compone de tres parejas, de allí su nombre porque lo ejecutan seis bailarines.

Instrumentos[editar]

Los instrumentos que se emplean son guitarras criollas de cuatro o cinco cuerdas, que se tocan rasgueándolas. También utiliza uno o dos pares de maracas y un tambor especial, de poco diámetro, pero muy largo, regularmente tiene veintiocho centímetros de diámetro por un metro de largo. Lo tocan con la palma de las manos y produce un sonido grave que se oye desde muy lejos. Además, por un lado, van golpeándolo rítmicamente con un pequeño bastón. Los ya mencionados son los tradicionales, pero dependerá de la agrupación los elementos que empleen.

El vestuario[editar]

En cuanto a la vestimenta no hay una en específico para asistir a la celebración, pero generalmente los que van a bailar y hacer promesas, van vestidos en el caso de los hombres con liquiliqui, pañuelo en el cuello, alpargatas y sombrero de cogollo, mientras que las mujeres llevan faldas largas floreadas, blusas blancas y de faralaos, flores en la cabellera y alpargatas.

Características generales[editar]

-Es una fiesta religiosa, en honor a San Antonio de Padua.

-Cuenta con distintos bailes e interpretaciones.

-Es folklórica, pues ha trascendido con el tiempo.

-Representa la cultura popular venezolana, reconocida y sin elementos chocantes a su origen.

-Constituye una tradición recreativa.

-Tiene larga duración, aproximadamente 48 horas.

-Tiene trascendencia, porque los que la celebran se lo inculcan a las nuevas generaciones.

-Une distintas clases sociales en su celebración.

Referencias[editar]

Silva Uzcátegui, R. (1969). Enciclopedia Larense Tomo II. Caracas.