Fidalgo (título)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Fidalgos»)
Saltar a: navegación, búsqueda

En contra de lo que pueda suponerse, la palabra portuguesa fidalgo (filho de algo) no significa lo misma que la castellana hidalgo (hijo de algo). En Castilla, el hidalgo era un grado menor de la nobleza. Por el contrario, en Portugal la fidalguia se mantuvo como un grado superior de la aristocracia lusa, siendo solo superados en nobleza distinta o principal por los fidalgos seleccionados por la Casa Real para disfrutar de ciertos los títulos portugueses, los Consejeros de Su Majestad Fidelísima y los Ministros de Estado.

Entre los fidalgos portugueses, algunos habían sido nombrados directamente por la Casa Real desde Dom Afonso V. Se trataba de sus criados y servidores directos, aunque también los había de otras grandes casas, como la de Braganza, Vila Real, Caminha, etc. El rey establecía grados de distinción y de valor de pago de tenencia, por escrito, costumbre imitada por la borgoñesa Casa Ducal de Braganza para con sus fidalgos antes de subir al trono en 1640.

Más tarde, la costumbre estableció la diferencia entre los fidalgos de servicio efectivo en la Corte, juntos a los reyes, llamados fidalgo com exercício, y todos los otros que apenas recibían los honores y las tenencias, sin poder entrar libremente en el Paço (Palácio Real, pero solo cuando el rey de Portugal estaba allí. Cuando viajaba, cualquier casa donde durmiese el-rey era o Paço)

Por orden de importancia, los grados entre los Fidalgos da Casa Real, imitados por las otras grandes casas, eran los de Fidalgo Cavaleiro da Casa Real, Fidalgo Escudeiro da Casa Real, y Moço Fidalgo da Casa Real, entre los de primera clase. Los de la segunda categoría eran llamados Cavaleiro Fidalgo da Casa Real, Escudeiro Fidalgo da Casa Real, e Moço da Câmara. Fuera de la Casa Real, estaban también los Fidalgos de Solar Conhecido, con privilegios jurídicos propios, con derecho al uso exclusivo del escudo de su jefia ou jefias familiares, puesto que eran también considerados legalmente jefes de un linaje noble, y su casa era el solar o la sede de esos linajes; por su parte, los Fidalgos de Cota de Armas, eran la puerta de entrada para la fidalguia por decreto real, y tenían derecho a recibir un escudo de armas para uso personal, pudiéndolo transmitir a toda su descendencia.

En la fidalguia generalmente se entraba por los grados inferiores de la orden a la que ya pertenecían los padres o abuelos del nuevo fidalgo, y se subía gradualmente, aunque a veces se ascendía a un orden superior según los servicios prestados al Rey o a la Corona de Portugal. Algunos extranjeros también eran agraciados con alguno de estos fueros de la Casa Real, o de las Casas Ducales, como forma de pago, de prestigio, o de ascendencia en la corte portuguesa, que estaba totalmente jerarquizada y centralizada desde Dom João II, a mediados del siglo XV.