Fernando Marcos (futbolista)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Fernando Marcos fue un popular jugador y comentarista deportivo de fútbol nacido en Ciudad de México en 1913. También es recordado como árbitro, entrenador y productor cinematográfico. Falleció en 2000.

Carrera deportiva[editar]

Surgido de una familia de clase trabajadora, Marcos jugó fútbol y béisbol desde muy joven, trabajando al mismo tiempo como cobrador de camiones y mozo de cantina, además de estudiar leyes. Decidiéndose profesionalmente por el fútbol, militó desde los trece años en el club Germania de la segunda división. Pasa a la liga mayor jugando para el España desde 1930 con el que llegó a ser campeón las temporadas 1933-1934 y 1935-1936. Ficha para el Club Asturias en 1936.

Selección mexicana[editar]

Seleccionado para el equipo nacional, participó como jugador en las eliminatorias para el mundial de Italia 1934.

Se convirtió en árbitro en 1937 y presidió la Asociación Mexicana de Árbitros de Fútbol. Entrenó sucesivamente a partir de 1948 a los clubes Asturias, Necaxa, Toluca, Marte y América.

Director Técnico de la Selección Mexicana en 1959.

Carrera periodística[editar]

Retirado como jugador, Fernando Marcos trabajó como economista y abogado. Comenzó a narrar partidos de fútbol por radio desde 1939 y desde 1962 por televisión. Cubrió varias Copas mundiales de fútbol y Juegos Olímpicos. Fue corresponsal y colaborador de numerosos medios de comunicación. En las décadas de los 40 y 50, produjo varios cortometrajes para los noticieros de salas de cine.

Autor en 1980 del libro «Mi amante, el futbol».

Fue comentarista deportivo para la cadena TV Azteca en la decada de los 90.

Misceláneos[editar]

  • Fernando Marcos fue uno de los dos únicos mexicanos en conocer en persona a Adolfo Hitler.
  • Se le atribuye frecuentemente la paternidad del concepto de los juegos entre los clubes América y Deportivo Guadalajara como partidos clásicos del fútbol mexicano, ya que siendo Marcos entrenador del América ganó tres partidos consecutivos a equipos de Guadalajara (Oro, Atlas y Guadalajara) por marcador de 2-0 en las tres ocasiones, por lo que declaró que "la nueva forma de marcar por teléfono a Guadalajara era Dos-cero, dos-cero, dos-cero", despertando la antipatía de la gente de Guadalajara y creando así la rivalidad más importante del fútbol mexicano.
  • En distintas entrevistas declaro que fue amigo intimo del futbolista veracruzano Luis "el pirata" Fuentes

Fuentes y enlaces[editar]