Feria de la Alasita

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La feria de Alasitas de La Paz, en el año 2007.
Vendedora en su puesto de miniaturas en la Feria de la Alasitas, en La Paz.

La Feria de las Alasitas es una feria artesanal en la ciudad de La Paz, Bolivia, cuya característica principal es la venta de miniaturas con la finalidad ritual de que las mismas se conviertan en realidad. La deidad aymara Ekeko (dios de la abundancia) es el objeto principal de la feria. [cita requerida]

Origen[editar]

La tradición se inicia el año 1781 cuando el gobernador intendente de La Paz, Bolivia, José Sebastián de Segurola ordenó celebrar una fiesta anual en honor a la deidad pre-republicana denominada Ekeko, en agradecimiento porque la ciudad se salvó del cerco indígena de Túpac Katari.[1]

Etimología[editar]

El término "Alasita" viene del aymara que quiere decir "comprame". Hasta mediados del siglo pasado (1950-1960), la llegada de esta fiesta era anunciada con el toque de pinquillos (flautines de caña hueca), que los niños hacían sonar, días antes de esta feria. En aquellos tiempos, los niños eran los que más esperaban su llegada, porque podían seguir comprando miniaturas a modo de juguetes, por entonces no habían distracciones como la televisión, juegos cibernéticos, celulares y juguetes sofisticados. [cita requerida]

Miniaturas en la Feria de la Alasitas.

Costumbres[editar]

Se celebra todos los años el 24 de enero en la ciudad de La Paz y se extiende por el lapso de aproximadamente tres semanas. Los visitantes compran miniaturas de toda clase de elementos del hogar: Dinero, automóviles, casas, materiales de contrucción, ropa, electrodomésticos, comida, etc. que los asistentes encomiendan al Ekeko, para su conversión en realidad en el futuro. Al mediodía del 24 de enero, los que han adquirido las miniaturas, someten éstas a un ritual que puede variar según el celebrante, éste consiste básicamente en una ch´alla, rito andino que incluye una rociada con alcohol o vino, pétalos de flores, sahumerio, adornos coloridos y oraciones que mezclan tradiciones prehispánicas y católicas.

Ésta tradición que se originó en la época prehispánica, adquirió aceptación y vigencia en la sociedad de la época colonial y en la actualidad es un elemento cultural común de la sociedad boliviana y una de las fiestas tradicionales más importantes de Bolivia.[2] . Tiene réplicas en otras ciudades de Bolivia en fechas diferentes, pero estas ferias son de menor magnitud, siendo la Feria paceña la más conocida. [cita requerida]

Celebración en otros países[editar]

A lo largo del siglo XX la Feria de la Alasita ha comenzado a celebrarse en otras ciudades de Bolivia y del resto del mundo entre las que se pueden mencionar:[3]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Notas[editar]