Feria de Abril

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Feria de abril»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Feria de Abril
SevillaFeriaDeAbril10.jpg
Estampa típica de una calle del "Real de la Feria".
Nombre oficial Feria de Abril
Otros nombres Feria de Sevilla
Origen de la celebración 25 de agosto de 1846
Día de celebración Abril durante una semana. La fecha de comienzo depende de cuando se celebra la Semana Santa.
Lugar de celebración Real de la Feria, Los Remedios, BanderaSevilla1.svg Sevilla, Bandera de España España

Se conoce como Feria de Abril o Feria de Sevilla al conjunto de casetas y atracciones que se instalan en el recinto ferial del barrio de Los Remedios para la celebración de la fiesta local de Sevilla, en la comunidad autónoma de Andalucía, España. Se celebra una o dos semanas después[1] de la Semana Santa y coincide con los toros en la plaza de la Maestranza, constituyendo estos eventos las Fiestas de Primavera de Sevilla. Es la feria más populosa y conocida de cuantas se celebran en Andalucía, la más visitada y la que tiene un impacto económico más fuerte en la Comunidad Autónoma.

Etimología[editar]

La palabra "feria" es latina feria, feriae, era usada en plural feriae, feriarum. Los romanos la citaban para señalar fiestas y días de descanso, pero no era descanso referente del trabajo, sino de todo acto civil para dedicarse al culto religioso (vacare diis) y festejos que se celebraban.[2]

Historia de los primeros mercados y ferias[editar]

Portada de la Feria 2012, inspirada en la fachada de la iglesia del Salvador de Sevilla.

Con la creación de las ciudades a lo largo y ancho de Europa a partir del siglo XI comienzan los negocios y mercaderías de todo tipo de artículo con el que comerciar. En cada ciudad con una asiduidad semanal o diaria hay un mercado, reunión de comerciantes, u otro encuentro comercial, y en ciudades más preparadas por su riqueza o situación estratégica se organizan las ferias. En un principio surgieron para que los comerciantes que no podían proveerse de mercancía en las cercanías pudieran hacerlo en un sitio específico y en una fecha señalada, sobre todo al por mayor.

Al ser tan numerosos los mercados y con el fin de que éstos pudiesen desarrollarse con tranquilidad, hubo de hacerse un código de respeto conocido como paz de mercado[3] otro de paz de la feria[4] y del camino[5] y un tercero de franquicias o privilegios,[5] cada uno guardaba a los mercaderes según el momento en que se encontraba, ya fuera en el desplazamiento de un mercado a otro, la tranquilidad durante la estancia semanal del lugar donde le perteneciera en el momento, los hurtos, prohibición de uso de armas y otras restricciones incluidas a comerciantes.

Con el tiempo se fijaron fecha de celebraciones, siendo por costumbre de una duración semanal, se organizaron para evitar coincidencias y así poder desplazarse de un mercado a otro los vendedores: tomando como inicio las fechas del "buen tiempo" comenzaban las ferias situadas en las cercanías del Camino de Santiago adentrándose seguidamente en las ciudades de interior y el sur, para volver a terminar en septiembre nuevamente en el Camino de Santiago.

Una de las primeras ferias documentalmente conocida es la de Valladolid de 1152, creada por Alfonso VII,[6] así como unas cuantas más iniciadas en el mismo siglo (Sahagún, Palencia, Madrid, Cuenca, Cáceres, etc.). Alfonso X, "el Sabio", constituye en Sevilla a mediados del siglo XIII, dos ferias al año, la de abril y la de septiembre, de San Miguel.[7] con una duración cada una de 30 días. En septiembre de 2001 y 2002 se recuperó la feria de San Miguel, que dura un par de días, en parte de la extensión del Real de la Feria. En 2003 se celebró en el Palacio de Congresos FIBES de Sevilla.[8] y en la actualidad está muy ligada a la Plaza de Toros.[9]

Como las ferias eran frecuentadas por mercaderes del exterior trayendo sus propias mercancías, se vieron en la situación de poner puertos de control estratégicos para transporte de mercancía y cobro de impuestos (aduanas). En Andalucía fueron los de Huelva, Cádiz, Vejer, Sevilla y Jerez los que se crearon.[10]

Historia[editar]

La Feria de Sevilla por el pintor Andrés Cortés y Aguilar (1856)
Episodios de viaje. Despacho de billetes en la Estación del Mediodía en Madrid, con motivo de la Feria de Sevilla. Revista La Ilustración Española y Americana. 25 de abril de 1870.
Vista de la antigua feria de ganado en el Prado San Sebastián, en el año 1895.
Paquita Escribano en la feria de abril de 1912.
La emblemática Pasarela, ubicada en el Prado de San Sebastián, que fue durante años, la portada para la Feria.

Los orígenes de la Feria de Abril se encuentran en el 25 de agosto de 1846 cuando dos empresarios asentados en la ciudad, Narciso Bonaplata (catalán) y José María de Ybarra (vasco), redactaron una propuesta que llevaron al Cabildo Municipal pidiendo que le autorizaran durante los días 19, 20 y 21 de abril para celebrar una feria anual,[11] permiso que les fue concedido después de ciertas disconformidades iniciales con el alcalde de Sevilla Alejandro Aguado, Conde de Montelirio, que pensaba que ya existían otras dos ferias muy próximas.

En primer lugar estaba la feria ganadera de Mairena del Alcor. Es la más antigua de Andalucía, desde 1441,[12] y la primera en celebrarse, una semana antes que la de Sevilla. En segundo lugar estaba la de Sanlúcar la Mayor, que fue creada por Fernando IV, la segunda feria más antigua de la provincia, y la tercera en celebrarse por detrás de la de Sevilla que velarían el éxito que prometían los dos organizadores.

El 5 de marzo de 1847, la reina Isabel II concedió a Sevilla el privilegio de feria, celebrándose un mes más tarde la primera de la ciudad con la duración de los tres días expresados.[13]

El Cabildo Municipal contempló que la idea de Bonaplata e Ybarra era buena y además estaba secundada por numerosos ganaderos y agricultores, y es ahí es cuando comienza la primera Feria de Abril sevillana.

Se inauguró el 18 de abril de 1847 ubicada en el Prado San Sebastián.[13] En esos tiempos este espacio se encontraba en las afueras de la ciudad aunque en el presente es uno de los lugares más céntricos de la capital, próxima a la Fábrica de Tabacos, actual Universidad de Sevilla, que entonces era el único edificio que estaba levantado por esas fechas en esa zona.

Para la Exposición Iberoamericana de 1929 se edificaría cerca de allí la Plaza de España y también se colocaría el monumento a el Cid Campeador, Rodrigo Diaz de Vivar. La feria contaba con un total de 19 casetas[13] y fue tan grande el éxito obtenido que pocos años más tarde, en 1850, hubo que separarse lo que era la mercadería del ganado y el espacio para la diversión. El número de cabezas de ganado en 1850 era de 60.000. Se expidieron también licencias para 15 puestos de buñuelos, 34 de turrones y avellanas y 93 para tabernas y para agua.[14] En 1864 se lanzan los primeros fuegos artificiales y en 1870 la feria durará dos días más.[14]

La feria llegó a convivir hasta 1868 con la llamada Puerta de San Fernando de la antigua muralla. En 1896 se ubicó en la zona la denominada Pasarela, una estructura de hierro, que servía de paso elevado sobre el recinto ferial, tenía cuatro escaleras de acceso y un quiosco central en la confluencia de las mismas que era adornada con globos de luz blanca durante los días que duraba la fiesta. Esta estructura se desmontó en 1921 con motivo del ensanche de la calle San Fernando. A partir de entonces como recuerdo de la pasarela se comenzó a instalarse anualmente una portada de entrada a la Feria.[15]

Visto el éxito de sus primeras vísperas, al Ayuntamiento se vio obligado a ir ampliando el lugar de celebración y la publicidad de la ocasión. En 1890 es editado el primer cartel oficial anunciador de la feria y en 1910 se difunden folletos divulgativos. El año 1914 los tres días se convierten en cinco. La añadidura del sexto día de feria se produciría en 1952.

A partir de la década de 1920 la feria se empieza a parecer a lo que es ahora, una ciudad artificial y efímera de sólo unos días de duración donde se instalan casetas para el regocijo de los visitantes foráneos y autóctonos, vendedores, juerguistas, curiosos, artistas y famosos.

Durante años el recinto de la feria se conoció como "la Pasarela", debido a una estructura existente que era utilizada para cruzar la calle, hasta el año 1973 en el cual fue preciso re-ubicar las casetas por las distintas demandas de feriantes, organismos y público. El espacio se quedó pequeño y pasó a asentarse en el barrio de Los Remedios, una zona casi rectangular con una medida de 1,5 km por 600 m, con el nombre de "Real de la Feria", con calles que fueron bautizadas con nombres de toreros de todas las épocas y adornadas de farolillos.

Dado el aumento de demanda de espacio se especuló que cambiara nuevamente de ubicación a un lugar de mayores dimensiones. Uno de los lugares estudiados es la zona conocida como el Charco de la Pava, antigua zona de aparcamientos de la Expo 92, utilizados en la actualidad como aparcamientos de la Feria, siendo el mayor problema de estos, el que es una zona inundable. Con la construcción del Parque de la Vega de Triana en 2010 no se dispone espacio para la colocación de la feria en ese lugar.[16]

La primera portada de gran envergadura[17] que se levanta en la Feria data del año 1949. Cada año la portada está dedicada a algún acontecimiento importante, monumento o edificio de la ciudad, pudiendo alcanzar una altura cercana a los 50 m de arcos y torres con cierto toque de arquitectura regionalista, y puede ser observada tanto de día como de noche gracias a los varios miles de bombillas que la iluminan. La reproducción de monumentos sevillanos evoluciona, poco a poco, hacia una mayor libertad temática. En 2010 se dedicará la Portada al centenario del primer vuelo sobre Sevilla, que se realizó desde el aeródromo de Tablada, y en 2005 y 2006 se dedicará a cada uno de los equipos de fútbol de la ciudad.

Del lunes al martes de feria es la primera noche en la que se iluminan las calles y la portada del Real, a las 12 en punto. Se conoce como noche del "pescaíto", y el plato típico es pescado frito. La feria termina la noche del domingo, con el apagado de las bombillas y un castillo de fuegos artificiales también a las 12 en punto.

El número total de bombillas que iluminan la Feria asciende a un total aproximado de 350.000 cubiertas por sus peculiares farolillos venecianos de colores verde, blanco y rojo, consiguiendo con esto una vistosidad y luminosidad muy peculiar. En las bifurcaciones de las distintas calles estas bombillas están dispuestas en forma de paraguas, que culminan en un alto mástil, y sin que las recubran los farolillos.

Normalmente se intenta mantener dos semanas de separación entre la Semana Santa y la feria, por lo que en algunos años la feria se celebra en mayo.[18]

Fecha de celebración[editar]

Tradicionalmente, ha habido al menos una semana de separación entre la Semana Santa y la Feria, provocando en algunos casos excepcionales que se celebrase total o parcialmente en mayo. En 1943 la Feria empezó el 29 de abril y terminó el 2 de mayo. En 1962 se celebró del 1 al 6 de mayo. En 1973 el alumbrao tuvo lugar a las 9 de la noche del 30 de abril para que pudiera coincidir la feria unas horas con ese mes. En 1984 la feria comienza el 29 de abril.

La Ordenanza Municipal de la Feria de Abril, aprobada por el Ayuntamiento de Sevilla el 25 de noviembre de 2011, en su Título I, De la fecha de celebración de la Feria, dice:[1]

Artículo 1. Fecha de celebración de la Feria.

1. La Feria de Sevilla se celebra cada año en la tercera semana posterior a Semana Santa, entre los días martes a domingo, ambos inclusive.

2. En aquellos casos en los que el cumplimiento de esta norma obligara a celebrar la feria íntegramente en el mes de mayo, se adelantará su celebración una semana, siendo, por tanto, la segunda posterior a la Semana Santa.

3. En los supuestos en que fuera imposible el cumplimiento de lo dispuesto en los preceptos anteriores, se faculta a la Junta de Gobierno de la ciudad de Sevilla para que acuerde la fecha de celebración de la Feria de Sevilla en el caso concreto.

Es decir, se procura que haya dos semanas de separación con Semana Santa, salvo si esto provoca que la feria empiece en mayo, en cuyo caso sólo habría una semana de separación. En 2011 el Domingo de Resurrección cayó el 24 de abril por lo que, al dejarse pasar sólo una semana, la feria ya empezaba necesariamente el 3 de mayo.

En 2014 el Domingo de Resurrección cae el 20 de abril, por lo que en virtud del artículo 1.2 de la Ordenanza se debería dejar pasar sólo una semana para que la feria empezara el 29 de abril. Sin embargo, el 1º de mayo cayó en jueves y asociaciones de hosteleros se mostraron de acuerdo con celebrar la feria dos semanas después para aprovechar turísticamente aparte el puente del 1º de mayo.[19] El Ayuntamiento puso la Feria, en lugar de una semana, dos semanas después, situando la noche del pescaíto (la noche del lunes al martes) el 5 de mayo.

Las "casetas"[editar]

Interior de una caseta de Feria a primeras horas de la mañana.

En los primeros tiempos de la feria, al estar relacionada con la venta de ganado, lo que se calificaba de caseta era el equivalente a un establo. En la correspondiente al año 1849 el Ayuntamiento montó la primera caseta tal como se entiende el término ahora. Su estilo era el de una tienda de campaña, con la intención de vigilar y mantener el orden público, que cambió al poco tiempo debido al ambiente festivo[20] que allí existía. En 1850 se colocaron otras casetas con diversos elementos de ocio, alimenticios y otras utilidades.

Con el transcurso de los años, familias y algunas instituciones quisieron disfrutar más tiempo de ese espacio que se aventuraba anual, eso hizo que el número de casetas fuese en aumento, cada cual la adornaba a su antojo quedando todo muy pintoresco, adquiriendo formas morunas, circulares, militares... Fue en el año 1919 cuando se consiguió cierta uniformidad en el estilo, basándose en un diseño realizado por el pintor Gustavo Bacarisas. La uniformidad total se consiguió en el año 1983 cuando se establecieron normas para el montaje.

La estructura y montaje de las casetas está regulada por el Título IV de la Ordenanza Municipal de la Feria de Abril. El módulo tiene una anchura de 4 metros y una profundidad de entre 6 y 8. El frontón de la caseta recibe el nombre de pañoleta y debe estar hecho de madera. La mayoría de las casetas sólo tienen un módulo aunque, si hubiera más de uno, podrían colocarse varias pañoletas o una que abarcara a todos. Las lonas de la caseta deben ser listadas de rojo y blanco o verde y blanco.

Los toldos empleados en la cubrición deben ser de lona o cualquier otro material con grado máximo de reacción al fuego M2 certificado recogida por la Norma Básica de la Edificiación CPI/96. La parte exterior debe contar con una barandilla de metal o madera de color verde y que no supere la altura de 1,50 metros y que deje una anchura mínima de paso de 1,20 metros.

El Servicio de Fiestas Mayores del Ayuntamiento de la ciudad celebra un Concurso de Exorno de Casetas para premiar a la mejor decorada.[21] En la actualidad el número de casetas que conforman la Feria asciende a 1040.[22] Las casetas suelen tener un tablao para los que bailan sevillanas.

La titularidad de la caseta se rige por el Título II de la Normativa, y se hace mediante licencia municipal. Las casetas suelen ser otorgadas a particulares que las comparten con sus grupos de pares, a entidades públicas y a entidades privadas, como empresas (Carrefour, Dragados y otras) o asociaciones (hermandades, asociaciones de amigos, asociaciones culturales, peñas, etcétera).

Casetas públicas y privadas[editar]

Las casetas de particulares o de entidades privadas no suelen, por costumbre, permitir el acceso a la caseta si no es con invitación o acompañado de algún socio. Sin embargo, las casetas de entidades públicas (como la del Ayuntamiento de Sevilla y los distritos) o las entidades privadas con fines sociales y políticos (como partidos, sindicatos, etcétera) suelen permitir la entrada libre.

Calles[editar]

Plano-callejero Feria de Abril de Sevilla.

Las calles del Real de la Feria de Abril tienen nombres de ilustres toreros de Sevilla y su provincia:

Comer en la Feria[editar]

Casetas

La noche del lunes al martes se llama "noche del pescaíto". Es costumbre servir una selección de frituras de pescado y demás especies del mar, tales como las pijotas, boquerones, pescada, acedías, adobo y calamares.

Las casetas suelen servir una oferta de tapas que incluye jamón ibérico, chacinas, marisco de Sanlúcar de Barrameda, queso, tortilla de patatas, algunas variedades de tapas, etcétera. Para el almuerzo es costumbre que en cada caseta se prepare un “guiso” del día como las papas con chocos, los garbanzos con bacalao, la caldereta, y otras comidas típicas de Andalucía y España. En la comida suele tener un papel importante la conversación y la música. Algunas casetas también tienen caldo de puchero y lo sirven con hierbabuena.

Los buñuelos o los churros, llamados en Sevilla "calentitos", acompañados de chocolate caliente son también típicos en la feria. En estos puestos, regentados algunos por familias gitanas, se puede disfrutar de la pintoresca estampa de las mujeres ataviadas con bonitos delantales de color blanco inmaculado, friendo los buñuelos en enormes peroles de aceite hirviendo a la antigua usanza, mientras otros miembros de las familias los sirven en mesas dispuestas para su consumo. Igualmente existe la opción de llegar hasta uno de los múltiples puestos de churros que se encuentran de la Feria al centro de la ciudad y paladear el último bocado antes del merecido descanso. También existen puestos donde se venden gofres, manzanas recubiertas de caramelo, coco, algodón dulce y granizados.

Manzanilla o vino fino[editar]

En la feria, además de comida, también se sirven refrescos y bebidas alcohólicas. Normalmente las casetas tienen grifo y barriles de cerveza, aunque suelen primar los vinos blancos, como el fino de Jerez de la Frontera o la manzanilla de Sanlúcar de Barrameda. Desde los años 2000 se ha popularizado mucho el rebujito.[23]

El rebujito es manzanilla con mucho hielo y Seven Up[24] , Sprite, que son gaseosas con un cierto sabor a lima-limón,[25] [26] o con gaseosas de otras marcas. Se sirve en jarras de 1 litro acompañada con unos vasos de chupito de plástico y normalmente se piden para compartir. A veces se sirve el rebujito en grandes vasos de plástico llamados macetas.

El traje de Flamenca o Gitana[editar]

2403590167 feria sevilla.jpg

Consiste en el traje típico de la ciudad, su antigüedad se remonta a los primeros tiempos de la feria, donde acudían las mujeres de los tratantes o comerciantes, muchas de la etnia gitana y también campesinas, vestían cómodas batas de faena, a las que se les añadía dos o tres volantes que con el transcurrir de los tiempos se fueron convirtiendo en moda, además de ser una prenda cómoda de llevar, realzaba el cuerpo femenino dándole un toque de sensualidad que no conseguían con otras ropas. Este hecho llamó tanto la atención que las distintas clases de alta cuna comenzaron a copiar la indumentaria a partir de la Exposición Iberoamericana de Sevilla de 1929. El traje de flamenca había dado el salto a formar parte de la moda.

Con el tiempo, aquella bata que comenzó siendo una prenda cómoda de llevar a faenar, pasó a ser el "traje de feria" para grandes y pequeñas, familias acomodadas y humildes, no había distinción de clases ni edad, y su evolución fue paralela con el resto de diseños que se actualizaban con cada época, apareciendo con distintos escotes, pelo recogido de una manera u otra, traje ceñido o más suelto, acompañándose con otros complementos como son las flores, collares, pendientes, mantones de Manila... en pocas palabras, en constante evolución sin dejar de ser una prenda cómoda y vistosa de llevar.

Se trata del único traje regional que tiene moda, variando su estilo con el paso de los años. Sirva como ejemplo la definición que hizo el pregonero de la Semana Santa de Sevilla, D. Manuel Toro Martínez, en su pregón en el Teatro Lope de Vega en 1979, del traje de flamenca y el baile por sevillanas:

  • Extracto del Pregón de la Semana Santa de Sevilla de 1979
Nuestro traje regional, por ejemplo,
ni tiene un color obligado,
ni siquiera una hechura definida con rigor.
El frío de las marismas le pondrá manga larga
y abril la señalará corta.
Llegará al suelo o no,
tendrá o no volantes según los años,
y por supuesto, su tela
no se pesará como en algún sitio.
Nuestro baile exigirá conservar
la medida que impone el ritmo,
pero el corazón mandará más en los pasos,
que el que sean contados.

En la indumentaria masculina, los caballistas van vestidos con el tradicional traje de corto y el sombrero de ala ancha típico de la Baja Andalucía de copa más baja y ala más amplia que los del sombrero cordobés. También era un traje de faena del campo y por lo tanto con el que se acudía a tratar, vender y comprar.

Por motivos de comodidad a la hora de cabalgar, también pasó a formar parte del atuendo femenino para las amazonas, siempre entrando dentro de unas normas o márgenes, tanto para moda masculina como femenina, así los sastres de la ciudad impusieron unas "leyes" que son de obligado cumplimiento cuando se trata de vestir el traje corto, siendo de unos tonos oscuros, lisos o con pequeños dibujos típicos de trajes, así como haciendo juego el sombrero y los pantalones, incluidos los complementos..., y a los que se añaden otras normas pertenecientes al físico de quien lo lleva, quedando fuera de estilo el uso de corbata, bufanda, guante, incluso el reloj de muñeca queda fuera de lugar, prefiriendo físico imberbe con un corte de pelo casi militar, por supuesto las gafas de sol, deben ser dejadas a buen recaudo, para nada a la vista, por mucho que el sol brille en su intensidad. Tampoco está bien visto acompañarse de un catavinos ni medallas, que se encuadra más dentro de una romería.

No existen normas de acceso para vestir en el Real de la Feria, por lo que cada persona puede vestir como decida, siendo frecuente ir vestido de diario.

El cante y baile por sevillanas[editar]

Las sevillanas son el cante y baile típico de la Feria de Sevilla. Su origen se encontraría en los años previos a la época de los Reyes Católicos, en unas composiciones que eran conocidas como "seguidillas castellanas", con el tiempo evolucionaron, añadiéndose el baile en el siglo XVIII hasta llegar a los cantes y bailes con que son nombradas actualmente.

A la Feria de Sevilla llegaron el mismo año de su fundación con el nombre que la caracteriza, aunque no fueron reconocidas legalmente con ese término por la Real Academia Española de la lengua hasta el 1884 que fue incluida en el diccionario de la lengua española.

En las sevillanas existe una variedad infinita de temáticas entre las que podemos clasificar como las más relevantes: las regionalistas (Feria, Semana Santa, personajes famosos, toros, Sevilla, etc.) de tipo amoroso, rocieras, corraleras, etc.

También se pueden clasificar los bailes como rápidos o lentos. Las sevillanas se suele bailar por pareja, salvo excepciones y experimentales combinaciones donde el baile lo ejecuta una formación de más de dos personas al mismo tiempo.

Aunque es el cante y baile el que más se escucha -se canta, se baila y se tararea mientras dura la fiesta-, también hay casetas donde se puede pasar el día acompañado con otros sones y danzas, orquestas y cantantes famosos.

Paseo de caballos (de carruajes y caballos)[editar]

Carro de caballos en la Feria de Sevilla.jpg
Carruaje de época transitando por la Feria.

El carruaje es el vehículo de transporte permitido en el Real de la Feria, exceptuando los coches oficiales, los vehículos de sanidad, auxilio y seguridad pública que si van motorizados. La ordenanza municipal de 2012 establece en 700 el número de vehículos que pueden transitar, y 1.400 matrículas, de modo que los carros de caballos tengan asegurado el acceso tres de los seis días.

Desde el principio de su existencia el público se trasladaba a la Feria en calesas y jardineras para negociar con el ganado. Los cocheros van cada uno ataviado con sus correspondientes galas, el traje corto y sombrero denominado también de ala ancha, así como los caballos con sus borlas, campanillas y cascabeles. El recorrido de los carros está establecido por varias manzanas de la parte oriental del Real de 12 de la mañana a 8 de la tarde. También acceden al real caballeros y amazonas[27] con sus caballos.

El presente no hace distinción entre unos y otros, siendo arrastrados los carruajes tanto por mulos como por caballos indistintamente, durante la década de 1970 se produjo un descenso del número de coches por diferentes razones, esto influyó en los distintos gremios del sector (guarnicioneros, herradores, carroceros, carpinteros, etc.), quedando muy pocos en activo en estos momentos.

Paralelamente a esta exhibición diaria por el recorrido del Real, también se producen otros en días previstos en la Maestranza de Caballería, gracias a que un grupo formado por personas de renombre en Sevilla como Antonio Sánchez Bedoya, Luis Millán y Luis Rivero Merry, que eran aficionados al "arte del enganche" y se preocuparon por recuperar y salvaguardar los coches de caballos, fundando en 1983 el Real Club de Enganches de Andalucía, por donde pasaron cientos de coches de toda Andalucía con gran valor artístico y económico. En la Plaza de Toros de la Maestranza se celebra una Exhibición de Enganches organizada por el Real Club de Engaches de Andalucía desde 1984[28] a donde acuden muchos personajes famosos y público y se exhiben carruajes de todos los tiempos, de la aristocracia y burguesía andaluza.

La "calle del Infierno"[editar]

Atracciones en la calle Infierno de la Feria al atardecer
Una de las tres norias de la Feria de Sevilla

Con el nombre de Calle del Infierno, o simplemente Calle Infierno,[29] se conoce en Sevilla al parque de atracciones que se instala anexo al Real de la Feria y coincidiendo con su celebración. Las atracciones ambulantes que en otros lugares llaman barracas o calesas son tradicionalmente conocidas en Sevilla como cacharritos, y llegan a la ciudad desde diversos puntos de España en número superior a cien, lo que convierte a la Calle del Infierno en el mayor parque de atracciones provisional del país.

Las atracciones más comunes de la feria son las siguientes:

- El látigo: es una plataforma que gira en un círculo ovalado el cual en las curvas alcanza una velocidad de unos 100km/h.

- El gusano loco: es un tren en forma de gusano que da vueltas en círculo y cada unos 3 minutos se cubre con una capa verde.

- Los coches locos: son minicoches de una ó dos plazas según la edad en una pista, los coches se chocan en un 80% de su trayectoria.

- El top-gun: es una plataforma con asientos la cual se eleva unos 10 metros sobre el suelo con chorros a propulsión de agua.

- El torito: son barras de medio metro de diámetro y 5 de largo cubiertas de esponja, éstas se mueven en todas direcciones.

- La selva, el ratón vacilón , el ala delta, etc: son "montañas rusas" donde vas subido en un carrito que va por unos raíles con diferentes, cuestas, chorros de agua, vueltas, y sorpresas durante el recorrido.

- La noria: son dos norias, una pequeña (30 metros de radio) y una grande (50 metros de radio)que giran a 0'2 rad/s.

- El barco vikingo: es un gran barco de 20 metros de largo que va de un lado para otro alcanzando la altura de unos 30 metros.

- El tirachinas: consiste en una esfera muy segura con asientos dentro de ella que se lanza a cuerda suelta para arriba, alcanzando la altura de 60 metros y la velocidad de 100m/s.

- El twister: consiste en cinco barras unidas a otra mayor con asientos en cada una de ellas, las barras pueden ir en todas direcciones e inclusia girar sobre sí misma, alcanza una altura de 30 metros.

- Atracciones de plataformas: consisten en atracciones con trampas, acertijos y plataformas difíciles de pasar, entre ellas está, la de Shin-Chan, Mr. Bean o Torrente.

- Mansión del miedo: consiste en casas encantadas, llenas de cosas aterrorizantes y ruidos extraños. Puedes ir a pie o en una carretilla según la atracción.

- El carrousel de ponis, donde caballos enanos giran en torno a un eje montados por los niños.

- Los tradicionales tiovivos, de todos los tipos y tamaños.

Cada año se añaden atracciones nuevas o se quitan pero casi siempre son las mismas, suelen costar de 3,50 a 10 euros (tirachinas).

Los toros[editar]

Al ser una fiesta enmarcadada en las Fiestas de Primavera y por ser una fiesta de tradición ganadera al mismo tiempo, a partir del Domingo de Resurrección, dos semanas antes de la Feria, comienza la temporada taurina en la Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería. Los carteles (de anuncio) de la temporada taurina son realizados por artistas de reconocido prestigio.

La Agrupación Musical encargada de La Maestranza es la Banda Maestro Tejera. La Agrupación Musical data del siglo XIX, aunque que en 1910 la funda de manera más estable y sólida el músico Don Manuel Pérez de Tejera. La Banda se consolida en la Semana Santa y en la Plaza de toros Monumental de Sevilla. En 1942 pasan a ser la banda titular de la Plaza de Toros de la Maestranza. En los carteles (o programas) figuran algunos de los mejores matadores del momento, dado el reconocido prestigio de la Plaza,[30] y también se dan cita las mejores ganaderías españolas. El primer festejo asociado a la Feria de Abril se celebró el 18 de abril de 1847.[31]

La noche[editar]

Iluminación por el centro de una de las calles.
Portada de 2014 al atardecer. La portada de 2014 tiene un diseño inspirado en los kioscos o puestos del agua que estaban distribuidos por la ciudad a finales del siglo XIX.[32]

Cuando anochece, las calles del Real se iluminan con los farolillos venecianos y con los adornos de bombillas. También las atracciones de feria tienen su propia iluminación. Por la noche no transitan caballos ni carruajes. Las casetas también sirven comida y es habitual cenar, tapear y beber hasta avanzada al noche. También permanecen abiertos los puestos de comida, que además suelen vender churros con chocolate al amanecer.

Todos los días de la Feria las luces se apagan a las 3 de la mañana, exceptuando el sábado, cuando se mantienen hasta las 6, y el domingo, cuando se pagan a las doce de la noche, coincidiendo con el espectáculo de fuegos artificiales.

El servicio municipal de limpieza, Lipasam, pone en marcha, al igual que en Semana Santa, un plan especial de limpieza. Lipasam se asegura de la limpieza del Real, tanto antes como después de la celebración del evento, aunque el barrido y otras tareas comienzan a realizarse a las 4 de la madrugada.[33]

Calendario-resumen semanal de la Feria[editar]

Cada día de Feria suelen cumplirse unas normas basadas en la propia costumbre, entre ellas destacan las siguientes:

Lunes: reunión de socios en las casetas e inauguración de la misma con la "cena del pescaíto". En la prueba del alumbrado el alcalde da la luz a la Portada y el resto de farolillos iniciando así la semana grande y festiva de Sevilla a las doce de la noche.

Martes: se organizan los almuerzos de amigos, compañeros de trabajo y empresas, así como recepciones oficiales. La iluminación dura hasta las 3.

Miércoles: día central de la Feria. El horario de las bombillas tarda una hora más en apagarse.

Jueves: primer día de los de más afluencia. El número de caballos que frecuentan la feria asciende. Permanece encendida en la noche hasta las 5.

Viernes: es frecuentada por un gran número de visitantes, muchos de ellos famosos del espectáculo, nobleza y otros conocidos popularmente. Suele llegarse al millón de personas que deambulan por el Real.

Sábado: el segundo día de más afluencia. El horario de alumbrado es hasta las 6.

Domingo: último día de feria. Doble sesión taurina en la plaza de toros: de rejoneo por la mañana y la esperada de los Miura, toros famosos por su envergadura, por la tarde. Llegadas las 12 de la noche, la feria dará fin a su semana con el estallido de fuegos artificiales junto al río.

La inclemencia de la meteorología[editar]

La feria se desarrolla en primavera, con buenas temperaturas y el tiempo agradable del clima mediterráneo en esas fechas. Es muy frecuente que llueva en algunos días de la Feria y otros que hagan altas temperaturas, pero el consumo de refrescos, vinos fríos y la ropa poco abrigada palían esto. Algunas veces han sido episodios tormentosos, otros no tanto. Como todas las lluvias caídas en primavera, más exactamente, en el mes de abril, en los casos en los que se produce suele ser de forma esporádica, alternándose con las salidas de sol cuando las nubes están viajeras y al mismo tiempo con sol y temperaturas casi estivales. Las noches suelen ser iguales, con temperaturas frescas, con independencia del calor que haya hecho durante el día.

En el año 2006 tuvo lugar un hecho muy poco frecuente, por la caída de una granizada que provocó que se cancelara una corrida de toros, la suspensión de un partido de fútbol y la anegación de algunas zonas de la ciudad.[34] Pero la cosa quedó ahí y la Feria prosiguió con normalidad.

Efemérides - Resumen cronológico[editar]

  • 1847-1972. La Feria de Abril se celebra en el prado de San Sebastián.
  • 1848. Coinciden los días de celebración con las jornadas de Semana Santa. Actualmente es algo inconcebible; en aquel tiempo no hacían Estación de Penitencia los primeros días de Semana Santa.
  • 1850. Fue el año del ganado, acudieron más de sesenta mil cabezas. Se instalaron hasta 15 puestos de buñuelos con sus licencias, y también se permitieron 34 puestos de turrones y avellanas. De tabernas llegaron hasta 93.
  • 1856. Se pensó cambiar la ubicación de la Feria.
  • 1863. Llega el circo por vez primera, el Circo Price instala su carpa en la Calle del Infierno.
  • 1864. Es el primero en el que se cierra la feria con fuegos artificiales.
  • 1866. Se cambia el petróleo por el revolucionario sistema de gas.
  • 1870. Se le añaden dos días más de duración a causa de la lluvia.
  • 1871. Se intenta el alumbrado con energía eléctrica procedente de baterías del recinto ferial.
  • 1873. La Compañía de Gas niega sus servicios por impago del Ayuntamiento.
  • 1874. Se experimenta por primera vez con bombillas eléctricas y sólo se instala una.
  • 1875. Instalación de la primera caseta con armazón de hierro, la del Casino Sevillano.
  • 1877. Son cubiertas las lámparas con farolillos de papel (venecianos) por vez primera. También es el año que acude la reina Isabel II a disfrutar del ambiente festivo de la Feria.
  • 1883. La Reina Madre Isabel II hace su segunda visita a la Feria.
  • 1884. Vuelve a visitarla por tercera vez la Reina Isabel II.
  • 1885. Se instalan en la calle San Fernando treinta y cuatro arcos con globos de cristal conteniendo luces de gas ardiendo, haciendo un efecto muy llamativo y siendo muy visitado.
  • 1886. Cambia el calendario fundacional de la Feria pasándose a celebrar los días 28, 29 y 30 de abril.
  • 1888. Por petición de los comerciantes, la Feria aumenta su duración a cinco días.
  • 1893. Se levantan las primeras grandes casetas de casinos y círculos mercantiles sevillanos.
  • 1894. Se organiza la primera convocatoria de concurso de cartel anunciador. Se llevó el primer premio, de una cuantía de 500 pesetas, Francisco Candela.
  • 1896. Se celebran las bodas de oro de su fundación, en tiempos de sequía, celebrado por los periódicos como beneficioso para los visitantes.
  • 1896. Se inaugura "la pasarela" que sigue dando nombre al lugar donde antiguamente se celebraba. Fue iluminada en un primer momento por 798 luces de gas y un arco voltaico de batería en su cúpula. Hasta 1920, año en el que fue demolida, estuvo presente en la vida sevillana. Los miles de kg de hierro (81.297 en total) se vendieron como chatarra (a 2 reales el kg) a un empresario almeriense.
  • 1900. El premio del concurso de carteles del Ayuntamiento es otorgado este año al pintor regionalista Gonzalo Bilbao.
  • 1902. El proyecto de organización de una cabalgata ferial fracasa estrepitosamente.
  • 1904. Todavía predominaba el estilo de arte extranjero. El Círculo Mercantil levantó su caseta con estilo japonés en su totalidad siendo galardonado en esta ocasión con el primer premio de casetas. Los hermanos Serafín y Joaquín Álvarez Quintero y un grupo de sevillanos montaron una caseta con estilo regional que causó cierto impacto. Las casetas comienzan a adoptar un aire más sevillano.
  • 1905. Vuelve a ser el Círculo Mercantil el que se lleva el primer premio a la mejor caseta, al levantar la suya con estilo árabe.
  • 1913. Se abre al público la primera caseta del pueblo. Es rechazada la propuesta municipal de nombrar una "Reina de la Feria". La dehesa de Tablada, que era el lugar de exposición de ganado bravo para las corridas feriales, deja de serlo para pasar a la huerta de Tabladilla, junto al paseo de la Palmera.
  • 1914. Se aprovecha el primer día de Feria para inaugurar el Parque de María Luisa.
  • 1916. Los reyes vuelven a visitar la Feria de Sevilla. En esta ocasión asistieron Don Alfonso XII y Doña Victoria Eugenia.
  • 1917. Se coloca por vez primera el título de "Real" en la caseta del Círculo de Labradores.
  • 1919. Desde este año se marca un nuevo estilo de casetas gracias al pintor Gustavo Bacarisas con un dibujo que consistía en unas pañoletas unificadas en las casetas.
  • 1921. Se desmonta la estructura de la Pasarela.
  • 1928. Hacen una nueva visita los Reyes de España.
  • 1930. Coincide con la Exposición Iberoamericana, teniendo que trasladarse fuera de su asentamiento habitual pues parte de éste iba a ser ocupado por dicha exposición. En este año se ubicó en el Sector Sur. Los Reyes de España vuelven a visitar la Feria al mismo tiempo que inauguraban la Exposición.
  • 1931. se proclama la Segunda República, el día 14 de abril, a falta de tres días para la celebración de la fiesta. El Ayuntamiento tuvo que trabajar duro estas jornadas para conseguir tener un buen número de banderas tricolor, gastándose la gran cantidad para la época de 13250 pesetas.
  • 1934. Se realiza una fuerte crítica en los periódicos del elevado número de casetas comerciales en comparación con las de tipo familiar.
  • 1937-1939. Durante la Guerra Civil Española la feria es suspendida, celebrándose únicamente el mercado ganadero.
  • 1940. Se reinicia después del paréntesis bélico. Continúa con su emplazamiento en el Prado de San Sebastián. Se incorpora al Cabildo don Manuel Bermudo, siendo delegado de Feria y Festejos, imponiendo ideas de revitalización mercantil y recuperación de tipismo de la caseta familiar.
  • 1940-1948. Los años de posguerra también afectaron a la feria en lo económico y alimenticio.
  • 1944. La escasez de gasolina promueve la recuperación de carruajes de tracción animal.
  • 1945. Los niños acogidos en el Sanatorio de San Juan de Dios acuden de manera colectiva al recinto ferial en camiones del Regimiento de Automovilismo. El Domingo de Resurrección será el 25 de abril, la feria empezó el día 29 y terminó el 2 de mayo.
  • 1948. Se conmemora el primer centenario de la Feria de Abril.
  • 1949. Se instala por primera vez la "Portada" en la Avenida del Cid.
  • 1953. A partir de este año la duración la fiesta es de seis días. El general Franco y su esposa visitan la Feria por primera vez.
  • 1954. El Real Círculo de Labradores monta su caseta de manera permanente.El matador venezolano César Girón corta cuatro orejas y dos rabos en dos festejos.
  • 1956. El general Franco visita por segunda vez la Feria.
  • 1961. El por aquel entonces Jefe del Estado visita la Feria por tercera vez.
  • 1962. La Feria se incia por primera vez los primeros días del mes de mayo, del 1 al 6. Los "locos" de la peña "Er 77" proponen entre sus numerosas bromas que el calendario oficial marque los "días 31, 32, 33, y 34 de Abril".
  • 1964. Ocurre el más triste suceso de la feria: se incendia, destruyéndose 64 casetas y contándose un gran número de heridos y el fallecimiento de un anciano. La solidaridad llega a todos los sevillanos, pues se reconstruyó con la ayuda de todos lo que quedó destruido.[35]
  • 1966. La realeza vuelve a formar parte de la fiesta. En esta ocasión la extranjera, a cargo del Príncipe de Mónaco y su esposa Grace. Jacqueline Kennedy, La viuda del presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy, también pasó alguna jornada por la feria este mismo año.
  • 1967. Vuelven de visita a la Feria el Jefe del Estado y su esposa.
  • 1968. Fueron los herederos al trono de España, los actuales reyes Juan Carlos I y Sofía, quienes visitaron la feria por primera vez.
  • 1972. Último año que se celebra la Feria en el Prado de San Sebastián, pues por falta de espacio cambiará su ubicación.
  • 1973. Primer año de su nuevo destino. Desde este año hasta nuestros días se ubica en el Barrio de los Remedios. Este año se celebra en el mes de mayo, entre los días 1 y 6, y para que siguiera la tradición de ser la "Feria de Abril", se inauguró a las 21 horas del día 30 de Abril.[36]
  • 1984. La feria se inicia el domingo 29 de abril, para que al menos una jornada coincida con el mes de abril, y termina a comienzos de mayo.
  • 1990. Por primera vez y por causas ajenas a la ciudad y la fiesta en sí, la Feria no tiene permitido tener entre sus principales elementos al caballo; la peste equina estaba haciendo estragos entre ellos en algunas zonas del mundo, afectando a la cría caballar española.
  • 2000. El inicio de la feria se adelanta al domingo 30 de abril a las 23 horas, para hacer que coincida (al menos durante una hora) con el mes de abril. Por tanto, la feria ese año tiene 25 horas más.
  • 2004. Algunas de sus calles estuvieron constantemente vigiladas por cámaras de seguridad por vez primera, para evitar incidentes.
  • Una ordenanza hace que se cumpla la tradición de que sea en abril, pudiendo flexibilizarse la fecha de comienzo de la fiesta cada año que sea recomendable.
  • El "Paseo de Caballos y Enganches" tiene un horario oficial: desde las 12 hasta las 20 que deben ser llevados a sus cuadras.
  • Según las ordenanzas, las casetas deben estar abiertas con sus cortinas recogidas durante el horario del paseo de caballos y la noche, mientras haya iluminación.
  • 2008. Por primera vez se habilita un espacio donde los feriantes pueden llevar sus trajes de flamenca y de corto para hacer arreglos a algún descosido de forma gratuita. También por primera vez se reparten unas 10.000 pulseras identificativas para localizar a los niños en caso de pérdida.
  • 2011. El Domingo de Resurrección cae el 24 de abril y se deja pasar 1 semana antes de la Feria. La noche del pescaíto es el lunes 2 de mayo[37] y la feria termina el domingo 8 de mayo.[38] Por segunda vez en su historia la feria se celebra íntegramente en mayo.
  • 2014. El Domingo de Resurrección cae en 20 de abril. El 1º de mayo, festivo, cae en en jueves. El gobierno municipal consulta al sector de la hostelería, que está de acuerdo con situar la Feria el 5 de mayo para así aprovechar el puente del 1º de mayo aparte.[39]

Referencias[editar]

  1. a b Ayuntamiento de Sevilla. «Ordenanza Reguladora de la Feria de Sevilla. En lo que respecta al Título I, Artículo 1, puntos 1, 2 y 3». Consultado el 9 de mayo de 2014.
  2. [1] - Monográfico sobre la Feria de Abril de Sevilla
  3. González García, Manuel (1982). Salamanca en la Baja Edad Media. Ediciones Universidad de Salamanca. 
  4. Gloria Lora Serrano. Universidad de Sevilla. «[rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/7101/1/HM_04-05_15.pdf LA FERIA DE BEJAR EN EL SIGLO XV]».
  5. a b FranciscoVega Agredano. «[www.caminoslibres.es/documentos/ESTUDIO%20AMBITO%20LEGAL%20CAMINOS.pdf BREVE ESTUDIO DEL ÁMBITO LEGAL DE LOS CAMINOS: REFERENCIA ESPECIAL A LOS DE ANDALUCÍA Y A LOS DE ÁMBITO LOCAL]».
  6. Cronología Histórica. «Año 1152».
  7. Web sobre la Feria de Abril de Sevilla. «Historia de la Feria de Abril de Sevilla».
  8. Web sobre el Barrio Santa Cruz de Sevilla. «Feria de San Miguel».
  9. Moreno, Miguel Ángel (25 septiembre, 2013). «San Miguel, la feria decana». Oclisé, Revista Digital Sevillana. 
  10. Antonio Collantes de Terán Sánchez. Universidad de Sevilla. «PAPEL DEL ATLÁNTICO EN LA CONFIGURACIÓN DE ANDALUCÍA».
  11. Estudiantes El País. «La feria de Sevilla».
  12. Trabilitran (19 de abril de 2012). «Desde 1441...Feria de Mairena del Alcor.».
  13. a b c Club Santa Clara. «ORIGEN, ANECDOTAS Y DATOS DE LA FERIA DE ABRIL.».
  14. a b Andalunet. «Evolución Histórica de la Feria de Abril».
  15. Diego A. Cardoso Bueno: Sevilla. El Casco Antiguo. Historia, Arte y Urbanismo. Ediciones Guadalquivir (2006). ISBN 84-8093-154-X . Consultado el 24-3-2010
  16. García Reyes, Alberto (11 de diciembre de 2010). «La Feria nunca irá al Charco de la Pava tras las actuales obras en la zona». ABC. 
  17. Web sobre la Feria de Abril de Sevilla. «Portadas de la Feria de Abril».
  18. «Sevilla celebrará la Feria de Abril de 2014 entre el 6 y el 11 de mayo». Diario de Sevilla. 4 de octubre de 2013. 
  19. Benot, Stella (18 de mayo de 2013). «La mayoría prefiere la feria de 2014 en mayo». ABC de Sevilla. Consultado el 9 de mayo de 2014. 
  20. Andalunet. «Historia de la Caseta».
  21. Ayuntamiento de Sevilla. «Concurso de Exorno de Casetas».
  22. Feriadesevilla.andalunet.net. «Listado de Casetas».
  23. Benítez, Mercedes (8 de mayo de 2014). «Feria de Sevilla 2014: Guía del buen beber». ABC de Sevilla. Consultado el 8 de mayo de 2014. 
  24. lainformación.com. «[comida-y-bebida.practicopedia.lainformacion.com/como-hacer-rebujito-2100 Cómo hacer rebujito]». Consultado el 8 de mayo de 2014.
  25. Web de 7 UP. «7 Up Historia». Consultado el 8 de mayo de 2014.
  26. «Científicos hallan cura para resaca en una gaseosa: Sprite». Noticias Terra. 10 de octubre de 2013. Consultado el 8 de mayo de 2014. 
  27. Machuca, Félix J. (24 de abril de 2012). «Alejandra Peña: «En Sevilla se ven amazonas muy bien vestidas en muy buenos caballos»». ABC. 
  28. Andalunet. «Exhibición de Enganches».
  29. Díaz, Ana (8 de mayo de 2014). «Vivir a un paso de la Feria». ABC de Sevilla. Consultado el 8 de mayo de 2014. 
  30. Web del Barrio Santa Cruz. «Programa de toreo de la Plaza de la Maestranza de 2013».
  31. Martínez, Fernando (19 de junio de 2014). «Primer festejo de la Feria de Abril».
  32. «La portada de la Feria de Abril de 2014, inspirada en los antiguos kioscos de agua». 23 de julio de 2014. Consultado el 8 de mayo de 2014. 
  33. Ayuntamiento de Sevilla. «PLANES ESPECIALES DE LIMPIEZA - FERIA».
  34. Lorca, Antonio (24 de abril de 2006). «Extraordinaria granizada». ABC. 
  35. Moguer, M. (8 de mayo de 2014). «La Feria de Abril de 1964, la más trágica de Sevilla: un muerto y 67 casetas en llamas». ABC de Sevilla. Consultado el 9 de mayo de 2014. 
  36. Aguilar, Jose María (3 de mayo de 2011). «Los Remedios se estrenó en mayo». ABC. 
  37. «Cómo es el calendario para la Feria de Abril 2011». La Información.es. Consultado el 9 de mayo de 2014. 
  38. Benot, Stella (21 de mayo de 2013). «Cinco ferias de Sevilla en mayo desde 1943». ABC de Sevilla. Consultado el 9 de mayo de 2014. 
  39. Benot, Stella (18 de mayo de 2013). «La mayoría prefiere la feria de 2014 en mayo». ABC de Sevilla. Consultado el 9 de mayo de 2014. 

Bibliografía[editar]

  • Ortiz Nuevo, José Luis (1990). La Feria de Sevilla: Guía de lo oscuro y resplandeciente. "1ª. edición". Editorial Castillejo. D.L. SE-594-1990. ISBN 84-87041-27-2
  • Ortiz, Federico (1996). “Portadas de la Feria, 1954-1989”. Editorial Caja de Ahorros San Fernando de Sevilla y Jerez, D.L. SE 655-1996
  • Garrido García-Bustamante, José Luis (1995). “De la Feria que se fue”. “2ª Edición”. Edita Ayuntamiento de Sevilla. D.L. SE 755-1995. ISBN 84-86810-65-5
  • Serrano, Sánchez del Pando y Gelán (1996). “La Feria de Sevilla: testimonio de su historia”. Ayuntamiento de Sevilla. D.L. SE 469-1996. ISBN 84-87062-70-9
  • Bécquer, Gustavo Adolfo (1994). “La Feria de Sevilla”. Lautaro. D.L. SE 594-1994. ISBN 84-87074-12-X
  • Braojos Garrido, Alfonso (1999). “Coches y enganches en la Feria de Sevilla”. Ayuntamiento de Sevilla. D.L. SE 228-1999. ISBN 84-95020-33-5

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]




Coordenadas: 37°22′16.38″N 5°59′50.75″O / 37.3712167, -5.9974306

Alumbrados recientes[editar]