Federico I de Bar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Federico I (c. 942 - 18 de mayo de 978) era conde de Bar y el duque de Alta Lotaringia. Era hijo de Wigeric de Lotaringia, conde de Bidgau, también conde palatino de Lorena, y Cunigunda, y por tanto descendiente en sexta generación de Carlomagno.

En 954, se casó con Beatriz de Francia, hija de Hugo el Grande, conde de París y Hedwige de Sajonia. Recibió en dote los ingresos de la abadía de Saint-Denis, en Lorena. Construyó una fortaleza en Fains, en la frontera entre Francia y Alemania, e intercambió feudos con el obispo de Toul. Por lo tanto, creó su propio dominio feudal, el condado de Bar. Así que se convirtió en el fundador de la Casa de Bar o la Casa de las Ardenas-Bar, una rama menor de la Casa de las Ardenas.

El ducado de Lorena estaba en ese momento gobernado por el arzobispo de Colonia, Bruno, que fue llamado el archiduque a causa de su doble título. En 959, en conjunto con su hermano, el emperador Otón I, dividieron el ducado, designando como margraves (o vice-duques) a Godofredo I en la Baja Lorena y Federico en el Alta Lorena. Después de la muerte de Bruno, en el 977, Federico y Godofredo se convirtieron en duques.

Como duque, estaba a favor de la reforma de Saint-Dié y Moyenmoutier.

Descendencia[editar]

Sus hijos fueron:

  1. Enrique, muerto entre 972 y 978;
  2. Adalberón II (958 - † 1005), obispo de Verdún y obispo de Metz;
  3. Teodorico (965 - † 1026), conde de Bar, duque de Lorena;
  4. Ida (970-1026), se casó en 1010 con el conde Radbot de Habsburgo (970 a 1027), quien construyó el castillo de Habichtsburg y son antepasados de la gran familia de los Habsburgo, que dominó a Europa en el siglo XVI.

Enlace externo[editar]