Federico Balart

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Federico Balart Elgueta (Pliego, Murcia, 1831 - 1905), periodista, poeta, crítico de arte, crítico teatral y humorista español vinculado al Realismo.

Biografía[editar]

Federico-Balart.jpg

Sus artículos en La Democracia y en Gil Blas le valieron ser diputado en las Cortes Constituyentes de la I República. Al llegar la Restauración se enfriaron sus fervores revolucionarios. Fue un afamado crítico de arte y de teatro, ocupando un sillón en la Real Academia. Se casó con la viuda Dolores Anza, la que, al morir en 1879, le ocasionó una crisis espiritual que expresó en su libro poético Dolores, publicado en 1894 y que conoció un éxito inusitado. Junto con la materia propiamente elegíaca, Balart expresa y desarrolla mil elucubraciones sobre el sentido de la existencia, sobre la fe y sobre la inmortalidad, lo que le valió no sólo las críticas de la gente con sotana, sino también de la crítica más independiente, como por ejemplo José Martínez Ruiz, "Azorín", quien en su Charivari le acusó de ser un poeta sin inspiración, prosaico, horriblemente difícil e insincero. Compuso además Literatura y Arte y Novedades de antaño. A este libro lírico siguió Horizontes, de menor interés. Póstumos aparecieron Sombras y destellos y Fruslerías. Balart fue consejero de Estado, diputado a Cortes por Granada en 1872 y, entre 1872 y 1873, senador por Castellón de la Plana.

La obra de Federico Balart comprende dos facetas claramente diferenciadas: poesía y crítica literaria. Como crítico publicó profusamente en prensa bajo seudónimos a lo largo de toda su vida. Su estilo se caracterizó por su frase certera, su agudeza irónica y el buen gusto. La poesía en cambio es de honda filosofía. Su obra se contiene en dos pequeños volúmenes: Dolores y Horizontes. Los temas universales de la muerte, el dolor, el amor truncado, la fe y el sentido de la vida, se dejan rimar en su poesía con dulce cadencia. Incluso cuando el tema tratado es tan amargo como la muerte de un ser querido, sabe buscar el lado amable y resignado, del que aún guarda esperanzas de un reencuentro.


Obras[editar]

  • Sus mejores versos: Dolores; Horizontes. Madrid, s. n., 1912.
  • Dolores, ed. Palmar Álvarez Blanco, Dueñas (Palencia): Simancas, 2003.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]