Federica Carlota de Prusia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La duquesa de York

Federica Carlota de Prusia, princesa de Reino Unido (Palacio de Charlottenburg 1767 - Oatlands Park (Surrey) 1820). Princesa de Prusia con el trato de alteza real que contrajo matrimonio en el seno de la familia real británica, adquiriendo el título de duquesa de York. Nacida en el Palacio de Charlottenburg el 7 de mayo de 1767 siendo hija del rey Federico Guillermo II de Prusia y de la duquesa Isabel Cristina Ulrica de Brunswick-Wolfenbüttel. Federica Carlota era nieta por vía paterna del príncipe Augusto Guillermo de Prusia y de la duquesa Luisa Amalia de Brunswick-Wolfenbüttel; mientras que por vía materna del duque Carlos I de Brunswick-Wolfenbüttel y de la princesa Filipina Carlota de Prusia.

Era hija única de unos padres cuya unión fue extremadamente infeliz debido a infidelidades mutuas. Después de varios romances con músicos y funcionarios, la madre de Federica, quedó embarazada en 1769. Ella planeaba escapar de Prusia con su amante, pero fue traicionada y capturada, causando un escándalo público. Después de un divorcio que fue concedido rápidamente, Isabel Cristina (quien retuvo su título) fue puesta bajo arresto domiciliario en el castillo de Stettin, donde permaneció durante los siguientes 71 años, hasta su muerte en 1840, a los 93 años. Federica Carlota nunca vio a su madre de nuevo, ella fue criada por su abuela paterna Luisa Amalia de Brunswick-Wolfenbüttel y su madrastra Federica Luisa de Hesse-Darmstadt, que se casó con el príncipe heredero casi inmediatamente después de su divorcio.

El 29 de septiembre de 1791 se casó en Berlín y el 24 de noviembre en Londres con el príncipe Federico del Reino Unido, hijo del rey Jorge III del Reino Unido y de la duquesa Carlota de Mecklemburgo-Strelitz. El matrimonio recibió los títulos de duques de York y de de Albany. A raíz del enlace matrimonial, recibieron una calurosa bienvenida en Londres pero el matrimonio no fue feliz. Federico y Federica Carlota decidieron separarse y la princesa prusiana se estableció en la finca de Oatlands Park en el condado de Surrey donde murío a la edad de 53 años el día 6 de agosto de 1820. Su relación después de la separación parece haber sido amistosa, pero nunca hubo reconciliación. No tuvieron hijos.

Ella es descrita como "inteligente y bien informada, le gusta la socieda y le disgusta toda formalidad y ceremonia, pero en la relación más familiar siempre conserva una cierta dignidad de modales". En 1827, fue llamada:". una inofensiva pero excéntrico mujer, con una extraordinaria afición por los gatos y los perros. Federica mantenía muchos perros y era al parecer muy dedicada a los monos. Su suegro una vez comentó: "El afecto debe apoyarse en algo, y donde no hay niños, los animales son el objeto". "En su muerte, su marido se describe como sinceramente apenado y muy ansioso de que los deseos expresados ​​en su testamento deben llevarse a cabo.