Favus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Favus
Favus.jpg
Un niño con favus en Kharah, Distrito Akhnoor, India.
Clasificación y recursos externos
CIE-10 B35.0 (ILDS B35.030)
CIE-9 110.9
DiseasesDB 32462
eMedicine article/1090828
MeSH D014007
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata ]

El favus, también llamado tiña fávica, es una enfermedad de la piel de carácter crónico, que puede estar producida por varias especies de hongos dermatofitos, principalmente Trichophyton schöenleinii, también Trichopyton violaceum y Microsporum gypseum. Afecta sobre todo al cuero cabelludo, por lo que se considera una variedad de tiña capitis. Es transmisible de persona a persona y suelen producirse pequeñas epidemias que afectan a áreas rurales. La enfermedad si no recibe tratamiento se hace crónica, pudiendo persistir toda la vida en el individuo afectado, provocando perdida de cabello de carácter permanente y no recuperable ( alopecia cicatricial). Actualmente el favus es poco frecuente en Europa y Estados Unidos, pero sigue existiendo en determinadas zonas de África, Oriente medio e India.

Historia[editar]

En el año 1839, Johann Lukas Schönlein descubrió que el favus estaba causado por una infección de la piel debida a hongos. David Gruby en 1841 realizó una comunicación a la Academia de Ciencias de París describiendo la transmisión de la infección entre personas. Robert Remak en 1842 logró cultivar el agente infeccioso en rebanadas de manzana y lo nombró como Achorion schöenleinii en homenaje a Johann Lucas Schönlein. [1]

Descripción[editar]

La enfermedad comienza con descamación difusa del cuero cabelludo, donde se produce una inflamación profunda del folículo piloso. Evoluciona a la formación de pústulas y costras que acaban por provocar la producción de masas densas de color amarillento que se conocen como escudete o cazoleta favica.[2]

Referencias[editar]

  1. Ismael A. Conti Díaz,, Fernando Mañé Garzón: Historia del favus (tiña fávica) en Uruguay y de la demostración de su naturaleza microbiológica. Rev. Méd. Urug. v.24 n.4 Montevideo dic. 2008. Consultado el 26 de septiembre de 2012.
  2. Miguel A. Allevato: Tiña capitis. Act Terap Dermatol 2005; 28: 138. Consultado el 26 de septiembre de 2012