Fat-positive feminism

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El fat-positive feminism (feminismo pro-obesidad, o feminismo que acepta la obesidad en inglés) es una forma de feminismo que argumenta que las mujeres con sobrepeso están económica, educacional, social y físicamente en desventaja debido a su peso.

Contexto[editar]

La discriminación por talla se asocia y es similar al racismo, sexismo o discriminación por cuestión de edad. Con el racismo ya que el tamaño del cuerpo depende de la raza; con el argumento de la edad ya que la mujer gana peso con los años, especialmente tras el nacimiento del primer bebé.

Además, biológicamente las mujeres tienden a tener más grasa que los hombres, razón por la cual la discriminación les afecta en mayor medida que a los hombres. Debido a esto, las feministas promueven la aceptación de la mujer de cualquier talla y se oponen a cualquier discriminación por razón de tamaño.

El Fat Feminism, se originó durante la segunda ola del feminismo y no se unió hasta épocas recientes a la corriente principal. Se encuentra muy cerca del Fat Acceptance Movement.

Puntos de vista[editar]

Según Mónica Persson, el 56% de las personas obesas y con sobrepeso responden que han sido tratadas de forma irrespetuosa debido a su físico y el 46% ven su físico como algo poco confortable.[1]

Las Fat Feminists argumentan que la manera en que las mujeres experimentan discriminación aumenta proporcionalmente en relación a su tamaño: las mujeres que por su naturaleza, son mayores de la media, se encuentran en un ciclo de discriminación social.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]