Fast & Furious 6

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Fast & Furious 6
Fast & Furious 6 Poster.jpg
Título A todo gas 6 (España)
Rápidos y furiosos 6 (Hispanoamérica)
Ficha técnica
Dirección
Producción Neal H. Moritz
Vin Diesel
Clayton Townsend
Guion Chris Morgan
Música Lucas Vidal
Fotografía Stephen F. Windon
Montaje Christian Wagner
Kelly Matsumoto
Protagonistas Vin Diesel
Paul Walker
Michelle Rodríguez
Jordana Brewster
Dwayne Johnson
Gal Gadot
Tyrese Gibson
Sung Kang
Luke Evans
Chris Bridges
Gina Carano
Elsa Pataky
John Ortiz
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos
Bandera del Reino Unido Reino Unido
Bandera de España España
Año 2013
Estreno 24 de mayo
Género Acción
Duración 130 minutos
136 minutos (Versión Extendida)
Idioma(s) Inglés
Compañías
Productora Original Film
One Race Films
Distribución Universal Pictures
Presupuesto $160 millones
Recaudación $788 679 850
Fast Five Fast & Furious 6 Fast & Furious: Tokyo Drift
Ficha en IMDb

Fast & Furious 6 (titulada A todo gas 6 en España y Rápidos y furiosos 6 en Hispanoamérica) es una película de acción. Es la sexta entrega de la saga, pero cronológicamente la quinta. Al finalizar la película se entiende que la sexta película en realidad es "Tokyo Drift" , obviamente en manera cronológica. Está dirigida por Justin Lin y protagonizada por Vin Diesel, Paul Walker, Michelle Rodríguez, Dwayne Johnson, Luke Evans, Jordana Brewster, Gal Gadot, Sung Kang, Tyrese Gibson y Ludacris, que retoman sus papeles anteriores. Se estrenó el 24 de mayo de 2013 en Estados Unidos y Canadá.

Sinopsis[editar]

Desde que Dominic Toretto (Vin Diesel), Brian O'Conner (Paul Walker) y el equipo lograron, en Brasil el robo de cien millones de dólares del narcotraficante Hernán Reyes, todos se han dispersado por el mundo; sin embargo, en razón de sus crímenes, no pueden regresar a casa y han hecho que sus vidas se sientan incompletas, a pesar de todos los lujos que poseen.

La película comienza en las Islas Canarias, con Brian y Dom dirigiéndose al hospital donde está internada Mia (Jordana Brewster) para dar a luz a Jack, el nuevo miembro de la familia de Dom y Brian. Dom le dice a Brian que será un buen padre pero éste, inseguro, le responde diciendo que por qué está tan seguro y Dom le contesta que le dará una paliza si no lo es y que en cuanto cruce esa puerta su vida cambiará.

Por otra parte, el agente Luke Hobbs (Dwayne Johnson) y su compañera Riley Hicks (Gina Carano) investigan la destrucción de un convoy militar ruso, hecho cometido por el ex soldado de las fuerzas especiales británicas Owen Shaw (Luke Evans) y su equipo. Hobbs sigue la pista de Dom y lo convence para ayudar a acabar con Shaw, después de mostrarle una foto reciente de Letty Ortiz (Michelle Rodriguez), ex novia de Dom, quien pensó que había muerto. Antes de reunir al equipo, Dom visita a Brian para darle la información sobre Letty, por lo cual Brian se preocupa y le dice a Dom que Letty ya no existe; Dom no se siente seguro y quiere comprobarlo y Brian acepta ir con él. Ambos reúnen a su equipo (Han, Gisele, Roman y Tej) en Londres y aceptan la misión a cambio de que todos sus antecedentes sean borrados, lo que les permitirá regresar a casa, a Estados Unidos. Mientras, Mía y Elena (Elsa Pataky) se quedan con el bebé Jack.

Uno de los secuaces de Shaw lleva al equipo a su guarida, pero resulta ser una trampa destinada a distraerlos a ellos y a la policía mientras que el equipo realiza un atraco en la Interpol. Shaw huye en coche, detonando su escondite detrás de él y eliminando la mayor parte de la policía, dejando a Dom, Brian, Roman, Tej, Han, Gisele, Hobbs y Riley persiguiéndolo por toda la ciudad. Un misterioso corredor aparece para ayudar a Shaw, a lo que Dom intuye que se trata de Letty. Tras chocar levemente el auto de ésta, Dom y Letty finalmente se reencuentran cara a cara, luego de lo cual Letty le dispara en el hombro derecho a Dom y rápidamente se va, logrando así Shaw su objetivo. De vuelta en su sede, Hobbs le dice al equipo que Shaw quiere robar componentes para crear un dispositivo de Sombra Nocturna que puede segar a todo un país, además que tiene la intención de venderlo al mejor postor. Mientras tanto, la investigación de Shaw en el equipo contrario revela la relación de Letty con Dom, pero se reveló que ella sufría de amnesia. Han, Gisele, Roman y Riley investigan a un subordinado de Shaw, quien revela la conexión de él con Arturo Braga (John Ortiz), un capo de la droga encarcelado por Brian. Brian regresa a los Estados Unidos como prisionero para hablar con Braga sobre la verdadera historia de cómo Letty sobrevivió a la explosión del auto, cuando Letty fue supuestamente asesinada. Braga le dijo que Brian y el equipo eran hombres muertos pero de todas formas le contó la historia de su relación con Shaw: dijo que siempre hizo todo por él (apoyándolo con drogas, dinero, mujeres, armas), pero al saber que Brian se reveló contra los policías y por el robo de cien millones de dólares en Río, dijo que podía trabajar con él en su cartel; Braga dijo que Shaw le enseñó a pensar de forma global en vez de local y también no solo tenía los carteles trabajando para él sino también la CIA, la DEA a todos en su bolsillo; también menciona que Shaw sabía lo que iba a pasar antes que ellos y supo cuando un agente novato (aquí se refiere a Brian) del FBI decidió meter a un informante en su cartel, Braga dijo que Fénix (Laz Alonso) en realidad le disparó al auto y no a Letty porque vio que aún tenía fuerzas, después de dispararle al auto Letty salió volando y al caer, su cabeza se golpeó contra una roca y 2 días después Shaw la encontró en el hospital y Brian le pregunta que por qué Shaw no la asesinó, a lo cual Braga contesta que Letty no recordaba nada y que lo que le pasó a Letty fue por culpa de Brian; luego éste se enfrenta en la celda a 2 aliados de Braga y después de vencerlos, amenaza a éste con decirle qué planea Shaw; Braga le dice que la única forma de acercarse a Shaw es "si él los quiere ahí".

Ayudado por Michael Stasiak (Shea Whigham), (antiguo aliado de Brian en el FBI) Brian es liberado de la cárcel. En Londres, Dom desafía a Letty en una competición de carreras callejeras, y después de ganarle le devuelve su collar que había guardado. Después de que Letty se fuera, en solitario aparece ante Dom el mismo Shaw quien viene a darle la posibilidad de marcharse junto con su equipo para que su familia no saliera lastimada, a lo que Dom responde que solo lo hará si Letty se aparta de en medio de los bandos. Tej rastrea el siguiente ataque de Shaw a una base militar de la OTAN en España, por lo que Shaw tiene una ventaja de 8 horas. Hobbs y Riley creen que Shaw y sus aliados atacarán la base de la OTAN pero mientras Dom y su equipo van en un avión rumbo a España, Brian recordó que podían acercarse a Shaw si él lo deseaba, mientras que Dom recordó tenerlo frente a frente y el ataque a la Interpol, por lo que en realidad Dom y el equipo se dan cuenta de que Shaw y su equipo asaltarán el convoy militar.

Mientras el convoy se dirije a la base de la OTAN, Shaw y su equipo asaltan el convoy militar que lleva un chip para completar el dispositivo de Sombra Nocturna. A petición de Dom, Tej consiguió nuevos autos que no tienen computadoras internas para no ser controlados. Son puestos en marcha en el segundo ataque de Shaw: Dom conduce un Dodge Charger Daytona 1969, Brian un Ford Escort RS2000 1973 y Roman un Ford Mustang Mach 1 1967, y se disponen a interferir en el plan de Shaw ya que éste destruye el convoy junto con su equipo y Letty, se apoderan de un tanque y comienzan a destruir los coches en la carretera. Brian y Roman logran dar vuelta el tanque usando el Mustang de Roman a modo de ancla; Letty es lanzada desde el tanque y Dom arriesga su vida para salvarla de caer y morir. Shaw y sus hombres son capturados.

Dom, Brian, Hobbs y el equipo creyeron que todo acabó pero Shaw le dijo que podía quebrarlos cuando él quisiera y lo que haría si Dom y el equipo no se iban a por donde vinieron. Como objetivo para ser liberados, Shaw reveló que secuestró a Mia y que si no los liberaban, Shaw haría una llamada y Mia moriría por lo que se vieron obligados a liberar a Shaw y Riley (revelando que estaba trabajando para Shaw), mientras que Letty decide permanecer con Brian y Dom. Shaw y su equipo tratan de escapar en un gran avión mientras está en movimiento en una pista mientras el equipo de Dom los persigue. Dom, Letty, Brian, y Hobbs se suben a bordo de la nave; sin embargo, mientras Dom trata de recuperar los chips, Shaw interviene comenzando así una pelea entre los dos, mientras Hobbs sube, Brian le da un puñetazo a Shaw abriéndose paso ante Mia pero Klaus (uno de los aliados de Shaw) lo toma por la cabeza y lo golpea, mientras Mia escapa Brian le pega un fuerte golpe a Klaus dejándolo un poco herido; logra subir junto a Mía en un auto del avión, saliendo libres pero en ese momento Vegh intenta matar a Brian y a Mía usando su auto con rampa pero gracias a la astucia de Brian esta termina estrellándose contra un muro de la pista de aterrizaje.

Mientras Dom y Shaw siguen peleando Klaus acude a ayudar a Shaw tomando a Dom y empujándolo a unas cajas lo cual lo hiere, cuando Klaus se dispone a atacar a Dom, Hobbs aparece dándole un puñetazo en la cara, ahora Dom se encarga de pelear con Shaw mientras Hobbs y Klaus protagonizan otra pelea, mientras Dom va venciendo a Shaw, Klaus hiere a Hobbs pero este logra agarrarlo muy fuerte de la cara distrayéndolo lo suficiente para que Dom lanze brutalmente a Shaw a unas cajas, Klaus se libera empujando a Hobbs a la camioneta pero Dom aprovecha para sujetarlo de las piernas, elevándolo lo suficiente, entonces Hobbs sube a la camioneta salta de ella y logra darle un masivo golpe en el cuello a Klaus matándolo instantáneamente. El avión intenta despegar pero se mantiene presionado por el exceso de peso de los coches de Han y Gisele, Roman y Tej, Brian y Mia. Gisele y Han intentan darle al alerón del avión pero uno de los secuaces de Shaw toma a Gisele del cuello y Han intenta salvarla y cuando lo logra, el aliado de Shaw apunta con un arma a Han; en ese instante Gisele se sacrifica para salvar a Han, soltándose de la mano de Han y cayendo al vacío mientras le dispara al secuaz de Shaw; cegado por el dolor por ver morir a Gisele, Han golpea al aliado de Shaw hasta que al final lo lanza hacia la turbina del avión. Mientras, Letty mata a Riley con un certero disparo de ballesta y tanto ella como Hobbs saltan a una camioneta, pero Dom se queda persiguiendo a Shaw y el chip. Shaw muere al caer a través de la ventana de un coche en el enfrentamiento con Dom desde el avión, que se estrella contra el suelo; Dom impulsa uno de los coches restantes a través de la cabina del avión logrando salir pero con un increíble volcamiento de su auto, por lo que Letty cree que ha muerto. Cuando al fin los autos se detienen, Letty observa las llamas el avión con la esperanza de encontrar a Dom, quien aparece vivo y con los chips, los cuales entrega a Hobbs para asegurar su amnistía. Hobbs pregunta la cantidad de dinero que Dom quiere y éste solo contesta: 1327.

El número resultó ser el de su antigua casa en Los Ángeles. El equipo regresa a los Estados Unidos para compartir una tradicional parrillada familiar. El miembro del equipo, Han, comenta que irá a Tokio porque le prometió a Gisele que irían allá y porque "tiene algo qué hacer"; Roman y Tej le dicen que estarán ahí para apoyarlo tras la muerte de Gisele. Hobbs y Elena (quien regresa a trabajar con Hobbs) llegan para confirmar que todos están limpios (sin antecedentes). Elena acepta que Dom ha elegido a Letty en vez de a ella, diciéndole a Dom que la policía es su familia y que el equipo es la suya. Estando a punto de comer, Dom pregunta a Letty que si algo de lo que ve le parece familiar, ella responde que no, pero que se siente como en casa y Dom le dice que con eso basta. La película termina con Roman dando las gracias antes de comer, agradeciendo la reunión de amigos, los seres amados que han perdido, el nacimiento de Jack y el regreso de Letty, pero más que nada por los autos veloces.

En una escena post-créditos, mientras Han (Sung Kang), Sean Boswell (Lucas Black) y Neela (Nathalie Kelley) están siendo perseguidos en Tokio por Takashi (Brian Tee) (miembro y sobrino del jefe yacuza, Kamata), por ajuste de cuentas, un misterioso hombre sigue la persecución desde otro punto de la ciudad. Al llegar a una curva, este auto choca contra el de Han de costado haciendo que el auto destrozado quede volcado y con fuga de gasolina. El asesino es el hermano mayor de Owen, Ian Shaw (Jason Statham), quien antes de retirarse le lanza el collar de Letty a Han y deja un mensaje telefónico amenazante diciendo: "Dominic Toretto, no me conoces, pero pronto lo harás". Posteriormente, el auto explota en llamas.

Esta película, cronológicamente, da comienzo a Fast and Furious: Tokyo Drift.

Reparto[editar]

Doblaje[editar]

Automóviles[editar]

Esta saga es un referente para los amantes del mundo del motor, por los modelos de coches [1] que aparecen en las películas. En esta película los modelos que conducen los personajes protagonistas son:

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Coches que aparecen en Fast & Furious 6». Consultado el 31 de mayo de 2013.