Fascista (adjetivo)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El adjetivo fascista, o su síncopa facha (facho en algunos países sudamericanos),[1] es un peyorativo utilizado para denigrar a personas, grupos e instituciones que en su mayoría no se calificarían de ese modo a sí mismos, más allá de su estricta correspondencia con la ideología, los partidos políticos o los regímenes políticos fascistas. Se utiliza de forma muy extendida, tanto en el lenguaje coloquial como de forma muy frecuente en todo tipo de literatura.

Como adjetivo político, se aplica a un extenso rango de personas y grupos que en el espectro político no se sitúan únicamente en la extrema derecha, sino a cualquiera que, desde la perspectiva del que utiliza el término, quiera denigrar situándolo a su propia derecha. Dado que lo importante para este uso es la intención del hablante o autor y no lo adecuado o inadecuado de la descripción en términos de ciencia política, es indiferente el hecho de que la persona o grupo así calificado se reconozca o no como fascista; del mismo modo que es indiferente para este uso el hecho de que los propios grupos fascistas no se reconocen a sí mismos como derechistas (suelen reivindicar una posición ajena al espectro político, la que se ha calificado de tercerposicionismo -oposición tanto al capitalismo como al comunismo, a la democracia liberal y a la dictadura del proletariado-).

El término «fascista» también se ha aplicado a muchos grupos religiosos, particularmente a los denominados fundamentalistas. Como es obvio, la mayor parte de las personas, grupos o instituciones objeto de esta calificación la niegan, encontrando el uso del término altamente ofensivo e inapropiado cuando se emplea con ellos.

Términos como "nazi" o "hitleriano" se utilizan, correcta o incorrectamente, en contextos similares.

La expresión «social-fascistas» fue utilizada por los comunistas contra los socialdemócratas desde antes de 1933 y está todavía en uso en círculos comunistas para referirse a los partidos socialistas.

Ya en 1944 el término se había extendido tanto en su uso que el ensayista y novelista británico George Orwell escribió:

Parecería que, tal como se usa, la palabra «fascismo» ha quedado casi totalmente desprovista de sentido. En las conversaciones, por supuesto, se usa casi más ampliamente que en prensa. La he oído aplicada a granjeros, tenderos, al Crédito Social, al castigo corporal, a la caza del zorro, a las corridas de toros, al Comité 1922, al Comité 1941, a Kipling, a Gandhi, a Chiang Kai-Shek, a la homosexualidad, a las transmisiones de Priestley, a los albergues juveniles, a la astrología, a las mujeres, a los perros y a no sé cuántas cosas más.[2]

Referencias[editar]

  1. «facha», Diccionario de la lengua española (22.ª edición), Real Academia Española, 2001, http://lema.rae.es/drae/?val=facha 
  2. Orwell, George. "What is Fascism?", Tribune, 1944. Orwell.ru, retrieved September 13-2006.