Fangoterapia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Fangoterapia (Fango, “Lodo”, y del griego therapeia, “Terapia”) es un tratamiento tópico utilizado en la medicina alternativa que consiste principalmente en la aplicación de elementos como la tierra y agua para buscar beneficios estéticos y curativos. Medicinalmente se basaría en el “equilibrio térmico”, por lo tanto el barro (fango, arcilla) combate la fiebre interna del vientre para un mejor funcionamiento de los órganos del cuerpo. Mientras no existan estudios que lo demuestren no tiene validez científica, siendo sólo una pseudociencia.

Historia[editar]

Desde hace ya muchos siglos el ser humano se ha visto beneficiado por las propiedades del barro, sin embargo quienes fueron los primeros en descubrir y usar medicinalmente esta mezcla fueron los médicos del Antiguo Egipto los cuales lo empleaban de manera externa para tratar inflamaciones, heridas cutáneas, tales como las ulceras o quemaduras, y también para embalsamar. Posteriormente diversas civilizaciones fueron adquiriendo esta técnica notando mejoras físicas como las disminución del dolor en diversas partes del cuerpo, mejoras en afecciones de la piel u otras enfermedades.

Hipócrates, conocido médico griego, usaba el fango externamente para curar enfermedades como trastornos digestivos e inflamaciones.

Actualmente se continúa aprovechando los beneficios del barro en centros curativos o para tratamientos de belleza.

Técnica[editar]

Consiste en aplicar barro sobre el cuerpo hasta que este se seque totalmente, puede ir complementado con hierbas y masajes (faciales y/o corporales) lo que permite una mayor relajación y una mejor circulación sanguínea.

Cuando el fango se encuentra húmedo es donde comienza a absorber las toxinas del cuerpo y el calor en exceso al aplicarlo sobre el vientre, llevando la sangre a fluir sobre la piel descongestionando las entrañas.

El barro como elemento sanador[editar]

Las propiedades salutíferas del barro tales como el poder refrescante, desinflamante, descongestionante, purificador, cicatrizante, absorbente y calmante, según los que proponen esta creencia, están dados por los minerales que lo componen que va variando según su lugar de origen, sin embargo igualmente aportarían gran número de minerales beneficios para organismo y para la piel como el hierro, magnesio, zinc, calcio, potasio, azufre, entre otros. Estos elementos provenientes de la tierra y el agua serían los responsables del buen funcionamiento de la piel, y supuestamente dando también efectos curativos y embellecedores.

Aplicaciones[editar]

Las virtudes de la fangoterapia no han sido demostradas científicamente. Sin embargo sus cultores indican que tiene los siguientes usos:

Externos[editar]

  • Recomendable principalmente para pieles mixtas y grasas, por lo tanto sería una alternativa para los tratamientos contra el acné ya que reduce el exceso de grasa, pústulas y poros dilatados.
  • Utilizable en tratamientos contra la celulitis (moviliza el agua corporal cuando hay retención de líquidos) y la flacidez ya que tonificaría e hidrataría la piel acompañado de masajes, hierbas y aceites.[cita requerida]
  • Podría disimular marcas, aclarar manchas, limpiar el cutis absorbiendo las celular muertas, etc.

Internos[editar]

  • Vitalizaría los tejidos enfermos descongestionándolos y normalizando la circulación de la sanqre en ellos.

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • Manuel Lezaeta Acharán, La medicina Natural al alcance de todos. Editorial Lezaeta.Chile.
  • Francisco Caudet, Fangoterapia. Editorial Astri.España.