Falange Española Auténtica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Falange Española auténtica o la Auténtica es un partido político español de ideología falangista, opuesto al franquismo.

Historia[editar]

Los orígenes de la denominación Auténtica se remontarían al Decreto de Unificación del 19 de abril de 1937, promovido por el General Franco, al que se opuso el II Jefe Nacional de Falange Española, Manuel Hedilla Larrey, que fue condenado a muerte bajo la acusación de conspirar contra el dictador, pena que fue conmutada por la de destierro, que cumplió en Mallorca hasta 1947.[1] Los seguidores de Manuel Hedilla, opuestos a la dictadura franquista y a la Falange oficialista, fueron conocidos como falangistas auténticos. En el domicilio madrileño de Emilio Rodríguez Tarduchy tuvo lugar en diciembre de 1939 la fundación de la Falange Auténtica, organización clandestina. Emilio preside la primera Junta de Mado fomada por González de Canales, Daniel Buhigas, Ricardo Sanz, Ventura López Coterilla, Luis de Caralt, José Antonio Pérez de Cabo, Gregorio Ortega Gil y Ramón Cazañas.[2]

Tras su desaparición de principios de los años 40 del siglo XX, no volverá a surgir hasta mayo de 1976. En ella convergen multitud de pequeñas organizaciones, como por ejemplo el FENS, con un local en Bravo Murillo con la tapadera de la Asociación Juvenil Amanecer, muy activo en Madrid. Cambio 16 cifra entonces su militancia en dos millares cuando no llegaban al medio centenar. El grupo hacía campamentos en Castañar de Ibor, Extremadura, donde se daba instrucción insurgente a la militancia, incluido el uso de armas y la forma de hacer saltos y manifestaciones.

Estas organizaciones convergen y, mediante el pacto de Matute, se constituyen en comisión para refundar FE de las JONS. El 24 de mayo de 1975 el Frente Nacional de Alianza Libre (FNAL) entra en la comisión constitutiva de Falange Española integrada, entre otras organizaciones, por los Círculos Doctrinales José Antonio, comisión que abandonará el 24 de abril de 1976 por su oposición a invitar al Congreso de Unidad al Frente Nacional Español de Raimundo Fernández-Cuesta. Al mes siguiente, del 27 al 29 de mayo, se celebra en Madrid el I Congreso Nacional de FE de las JONS, luego apellidada Auténtica. Asisten, además la Central Obrera Nacional Sindicalista y el Frente Sindicalista Unificado, que adopta ese nombre tras la federación de los grupos juveniles azules de oposición. El mayor peso de la militancia se da entre los estudiantes. En ese congreso se aprueba la creación de FE de las JONS (Auténtica). Concurren gentes de FENAL, hedillistas y militantes de CONS, así como estudiantes. A pesar de estar en la fundación, Narciso Perales no asume la jefatura en el primer congreso.

A la hora de replantearse de nuevo un grupo político, los hedillistas pierden la batalla legal por el nombre primigenio de FE de las JONS, concedido al grupo de Fernández Cuesta, por lo que pasan a denominarse FE de las JONS (auténtica). Fernández Cuesta tenía, en cartera, el nombre de "Frente Español" por si fracasaba el intento de hacerse con las siglas históricas. Dado el momento, 1976, aún disponía de buenas agarraderas dentro de la maquinaria del Estado, fue ministro en dos ocasiones, y su petición encontró mejor receptividad que la del puñado de falangistas revolucionarios. El 26 de febrero de 1977 se inscribe en el registro de partidos políticos Falange Española de las JONS (Auténtica). Este grupo desplegó un proselitismo y activismo considerable cargado de acciones espectaculares, como el reparto gratuito de leche en Madrid, con motivo de la subida de precios del producto, gran cantidad de movilizaciones protestando por problemáticas de la sociedad de esa época, o el encierro protagonizado en la Secretaría General del Movimiento, reivindicando la legalización, que finalmente perdieron.

La estrategia de la Auténtica era el cambio de imagen. Su mensaje: Falange sí, Franco no. La definición más acertada dada por el poder fáctico de la prensa a un partido falangista la hizo el Diario 16, con ocasión de las elecciones de 1978, al encuadrar a FE de las JONS (A) en un epígrafe abierto especialmente para esta organización, como 'no homologable'. En Cuadernos para el Diálogo (1978) tampoco se mencionaba a la Auténtica entre los grupos fascistas.

En septiembre de 1976 empezará a editarse el Boletín Informativo Semanal de FE de las JONS, de carácter interno y que recogía toda la actividad que realiza el partido. En su editorial se analizaba la política actual y se daban consignas para posicionarse. La secretaría de Prensa, cuyo alma mater era Pablo Gárate, mantuvo una política constante de notas de prensa manteniendo un alto nivel de presencia en la prensa y en el presente. El mando nacional busca una figura representativa para competir con los carteles electorales de Felipe González y Adolfo Suárez.

Se lleva a cabo una amplia campaña de impacto, con multitud de acciones: Retirada de los retratos de José Antonio de las estaciones del Metro de Madrid y de las placas con el yugo y las flechas situadas a la entrada de los pueblos, choques con la policía en Alicante 20-n, saltos en Madrid, el 29 de septiembre de 1976, Andrés Pujol, Miguel Hedilla, y otros dos dirigentes, con camisa azul, entran en la sede de la Secretaría General del Movimiento, en la madrileña calle Alcalá 44, encerrándose en uno de los despachos de la 5ª planta sacan una pancarta reclamando el nombre de Falange. A principios de octubre un grupo de militantes irrumpe en la Bolsa de Madrid arrojando botes de humo y propaganda. Es detenido Luis López.

Primer Congreso[editar]

El I Congreso de FE de las JONS (A) se celebra el 20 y el 21 de noviembre de 1976 en Alicante, aprovechando las concentraciones de falangistas revolucionarios en esas fechas y ciudad, y en el mismo se ratifica la Junta que ya saliera del Congreso del FNAL: III Jefe Nacional: Narciso Perales Herrero. Tercer jefe porque la Auténtica sólo acepta como anteriores a José Antonio y Manuel Hedilla. Presidente: Pedro Conde Soladana. Secretario General: José María Gussoni Rodríguez. Secretario CONS (como rama sindical): Serafín Reboul Estecha, ex paracaidista y fundador de Comisiones Obreras. Secretario FSU (como rama estudiantil): Javier Morillas Gómez. Jefe de Prensa y Propaganda: Miguel Hedilla que también es jefe provincial de Madrid.· Vocales: Miguel Moreno Carlos Novillo Fertrell. Fernando Cabrera. Marcial Méndez. Intervienen mandos como Xavier Gracia, como jefe territorial de Cataluña, marido de Ana María Fernández Llamazares, ambos cristianos comprometidos. Toma la palabra José Antonio Assiego, de Málaga.

Al término del Congreso se celebra una manifestación no autorizada por la que son detenidos Perales, Conde y Gussoni, entre otros. Antes de la carga, tras la invitación del oficial de policía a disolver la manifestación toma la palabra el Dr. Narciso Perales: “Nosotros no somos fascistas, somos franciscanistas. La violencia es patrimonio de ellos”. La policía inicia el ataque y los falangistas también, suenan los compases de “¡Viva la revolución!”. Paco Canadá manda las milicias, jóvenes en su mayor parte madrileños y gallegos.

En los choques durante toda la noche, el gobernador de la ciudad amenaza con llamar a los paracaidistas de Murcia. Los coches grises de la Policía son atraídos a emboscadas donde quedan encerrados entre dos utilitarios movidos a brazo. Sobre el castillo se iza la bandera roja y negra. Los vehículos land rover de la policía armada atropellan directamente a los falangistas pues conocen lo que les espera si bajan. Entre otros, son heridos Paco Canadá y Manuel Velasco, entre los detenidos está Félix Fraile, estudiante de Enseñanza Media de la junta local de Carabanchel. Los falangistas no se irán de la ciudad dejando camaradas detenidos, el gobierno civil cede y libera a los militantes azules. Los autocares son escoltados hasta los límites de la provincia. El ambiente es de euforia. Los enfrentamientos son portada de algunos diarios, incluso a cinco columnas. Diario 16 les dedica la portada. Al año siguiente, el FES avisaba en los carteles: “Cuidado, que vienen los hedillistas”. Ese año la marcha fue más tranquila y multitudinaria. Había jóvenes, la mayoría, menos adultos y algunos falangistas que habían hecho la guerra. Antes se hacían cosas para ser noticia, ahora se hacen declaraciones.

El 19 de diciembre de 1976 una Asamblea Extraordinaria de Representantes elige a los miembros del IV Consejo Nacional, con Narciso Perales como presidente del mismo, así como de su delegación permanente: la Junta Política. Se nombra a Pedro Conde IV jefe nacional, en la línea sucesoria de la jefatura auténtica.

La Organización Juvenil Española, heredera del Frente de Juventudes, resultó un vivero, una cantera, donde los jóvenes eran educados en camaradería igualitaria. En ella, los instructores transmitían el sueño de la revolución pendiente. Al igual que en menor cantidad, aunque sí con una calidad más elevada, se hacía en los Círculos José Antonio, donde era de sobras conocido el pensamiento de Primo de Rivera respecto a la Reforma Agraria, superando por la izquierda a la de los radicales-socialistas del primer Gobierno republicano.

Los falangistas rebeldes se plantean la toma de esas dos organizaciones. Buena parte de la OJE y de los Círculos José Antonio sirvieron a quienes consideraron que la única alternativa era la oposición directa, y por tanto ilegal, al régimen de Franco. En la Universidad Complutense el más antiguo de los que aún existen fue el Frente de Estudiantes Sindicalistas.

Segundo Congreso[editar]

Los días 19, 20 y 21 de marzo de 1977 se celebra el II Congreso Nacional en el hotel Don Quijote de Madrid, con asistencia de 550 delegados provinciales, más que representantes constituían la comunidad política más activa. El cartel del congreso recoge la cara de José Antonio con puntos gruesos. Se elige un Consejo Nacional de 21 miembros, 7 de los cuales constituirán la Junta Política: es reelegido como presidente del Consejo y de la Junta Narciso Perales; secretario del Consejo Nacional y de la Junta Política, José María Gussoni. Vocales: Serafín Reboull, obrero; Javier Morillas, estudiante de Económicas; Francisco Martín Castillo, estudiante de Medicina; José Briz Méndez, cineasta; Carlos Novillo, jubilado. Se acuerda que sea el Congreso Nacional el que designe al Consejo Nacional y al Jefe Nacional y se hacen los siguientes nombramientos: Jefe Nacional: Pedro Conde. Secretario: José Luis Arroyo Cruz.

Otro de los acuerdos adoptados es la publicación de Patria Sindicalista, como órgano de expresión del partido, recuperando una cabecera histórica del jonsismo valenciano. Se siguen editando CONS, portavoz de la Central Obrera Nacional Sindicalista y , vocero del Frente Sindicalista Unificado, ambas a ciclostil.

En este Congreso surgen las primeras discrepancias por la forma de estructuración y la estrategia del partido, dividiéndose en dos sectores: El que abogaba por la organización falangista tradicional, defendida por los históricos y quienes querían un partido cuyo máximo órgano fuera el Congreso de Militantes, defendido por los más jóvenes, los estudiantes, brazo ejecutor principal de la acción política del partido. Una acción aventurero-miliciana que terminó dando espíritu de cuerpo a quienes la llevaban a cabo pasando de centuriones a pretorianos. Tras su ejecución estaba Manuel Velasco Vaquero, cuya silueta alta y bidimensional era más conocida en la calle del Pez de Madrid, sede nacional de la Auténtica, que en la Facultad de Ciencias Políticas. No era caso único de esa militancia a tiempo completo. Velasco procedía del FENS, reclutó a un magnífico equipo que le montó la estructura de la enseñanza media, de ella saldrían buena parte de los equipos militantes de la Auténtica.

La caída de los almogávares[editar]

El 21 de junio de 1977, Pedro Conde remite una carta manuscrita en la que manifiesta que se considera “libre de cualquier disciplina o relación de afiliación en general respecto a la organización FE de las JONS (Auténtica)”. Un día antes, Fernando Foncillas, responsable de Huesca, dimite también y se marcha del partido. Con la misma fecha, José Antonio Assiego, luego encuadrado con Blas Piñar en el Frente Nacional, dirige una carta manuscrita a Narciso Perales donde hace hincapié en la necesidad de separar del mando falangista a los dirigentes de la CONS. Es el primer paso de su maniobra en la fundación de Fuerza Nacional del Trabajo. En la misma, Assiego adjunta la convocatoria para el dos de julio de 1977 de un Congreso provincial en Málaga, tras la cual, hay convocado un Consejo Nacional de la Auténtica, en el madrileño barrio de San Blas, en el cual se separa a Assiego del partido entre “una vaga astronomía de pistolas inconcretas”.

Dentro del propio partido, tiene lugar un agrio debate sobre la definición de la rama estudiantil. En un lado se sitúa el secretario general del FSU, el economista Javier Morillas, y su secretario en Madrid, el médico Francisco Martín Castillo. Frente a ellos, los responsables de calle en Enseñanza Media, proceden de OJE y de los institutos. El aparato argumenta que el FSU es, sencillamente, el apartado estudiantil de FE(A), mientras los jefes de instituto y de zona, encabezados por Gustavo Morales y Delgado, defienden al FSU como sindicato, al que pueden afiliarse estudiantes que no pertenezcan necesariamente al partido. Si sólo pueden afiliarse los miembros del partido al FSU, razonan, el Frente es innecesario pues solapa la acción de FE-JONS (a). Los estudiantes buscan abrir un frente amplio donde Falange sea la barra de acero pero no las varillas ni el país. Sus peticiones no son aprobadas.

El 29 de octubre de 1977 se celebra el cumpleaños de Falange en 40 provincias con actos centrales programados en las Cocheras del Sans de Barcelona y en el mitin del Cine Madrid con asistencia multitudinaria, toma la palabra, entre otros, el cineasta Pepe Briz, que enardece a la multitud: “Ellos tienen el poder y también la policía, la victoria será nuestra tenemos la poesía”. El aparato de Madrid soporta la organización del acto con miles de asistentes. Los chicos de Paco Canadá garantizan la seguridad y hacen recogida de artilugios en las puertas de entrada al público. El momento político está en auge y se abre una brecha de serena atención. Pero se acabó el dinero.

Las primeras elecciones generales dieron a la Auténtica cerca de cincuenta mil votos, habiendo presentado candidaturas en veintinueve provincias. Durante la campaña electoral surgen las primeras tensiones en la organización, que culminan con la dimisión de Narciso Perales y un intento de abandono, reconsiderado finalmente, días antes del 20-N, celebrado en Alicante con asistencia de dos mil falangistas.

A finales de ese año Pedro Conde se queja ante el secretario general por el impago de sus facturas de luz y teléfono que han supuesto el corte de suministro. José Luis Arroyo, el secretario general, expone el gran déficit que se arrastra en las cuentas del partido ante la Asamblea Nacional de enero de 1978, que decide la convocatoria urgente de un Congreso.

Tercer Congreso[editar]

En el mes de febrero de 1978 la sección sindical Central Obrera Nacional Sindicalista abandona la organización y se reconvierte en Confederación de Trabajadores Sindicalistas, el nombre original CONS lo tenía registrado José Luis Roberto, un personaje de Valencia vinculado con la empresa Levantina de Seguridad y clubes de alterne. La CTS sigue atenta la publicación Sindicalismo que hace Ceferino Maestu. Hereda del Frente Sindicalista Revolucionario las espirales, que ahora son cuadradas.

El día 18 de febrero el jefe provincial de Málaga, José Antonio Assiego Verdugo, más tarde líder del sindicato Frente Nacional de Trabajadores y viajando a Libia, atacaba en El Sol de Málaga (16 de febrero) a la Junta Nacional a quien acusaba con razón de forzar la dimisión de Narciso Perales, y de mantener anulado a Conde. La Junta Provincial de Málaga expulsaba a Assiego.. Personas como Perales y Sauras son sometidos a acoso telefónico por orden de miembros de la Junta Nacional a la que pertenece Manuel Velasco y Miguel Hedilla. La Junta convoca el III Congreso Nacional para marzo de 1978. Conde consigue en una Asamblea Nacional celebrada el 20 de febrero de 1978 la expulsión de los disidentes de la Junta Nacional. Una Asamblea Nacional convocada aprobó la expulsión de miembros de la Junta Nacional disidentes. Estos decidieron realizar un III Congreso Nacional de Militantes el 24 de marzo en el Hotel Velázquez. Se llegó a primeros de mayo a la toma de la sede social, en la calle del Pez de Madrid, por parte del sector juntero.

Los junteros se constituyen en Junta Directiva y celebran el III Congreso Nacional el 24 de marzo del 78, eligiendo a Ana María Fernández Llamazares como presidenta. Conde recurre al Registro de Partidos Políticos impidiendo la oficialización del 'golpe' y provocando que los expulsados se constituyan como FEA. Se cruzan las declaraciones en los periódicos. Pedro Conde: “José Antonio estaría con nosotros, replica Llamazares: “Nosotros estaríamos con José Antonio”.

Ese año, la fuerte presencia de falangistas en el Consejo de la Juventud de España impone a cinco miembros de Falange Auténtica como parte de la representación de España en el Congreso Internacional de la Juventud y los Estudiantes en Cuba. Van tres cuadros medios, José Manuel Saceda, Vicente Díaz y Gustavo Morales y Delgado. Se añaden dos militantes de Barcelona, de donde parte el barco, que atienden a los sugerentes alias de “el Indio” y “Sandokán”. En Lisboa, de polizón, se sube el diseñador falangista Javier González Alberdi, de Murcia. Pero esa es otra historia.

El 4 de diciembre de 1978, en plena campaña del referéndum constitucional, un grupo de FE de las JONS (Auténtica), ocupa la emisora de Radio Nacional de España en Madrid, son todos detenidos, incluido Narciso Perales, que protestaban por la emisión de un comunicado del sector Llamazares- Hedilla pidiendo “Sí a la Constitución”, mientras se silenciaba que los primeros estaban por la abstención. Tras la ruptura el panorama queda de la siguiente manera:

FE de las JONS (A): A mediados de 1979, Pedro Conde es sustituido por Jesús Esteban, con Vicente Martín Peña como secretario. Luego accederá a la Jefatura Nacional el aragonés José Manuel Bardají. El 23 de diciembre de 1979, en Zaragoza, el III Congreso Nacional disuelve el partido. Poco después, los tribunales darán la razón a la querella interpuesta por Fernández Cuesta contra el nombre idéntico más el apelativo “auténtica”.

FEA: Acapara el 20% de la militancia de FE de las JONS (A) liderados por Manuel Velasco Vaquero y Miguel Hedilla, tras el trágico accidente de Jesús Mencía, el único estratega. Se legalizan el 17 de enero de 1979, tras el Congreso Constituyente en la Casa de Campo, en un albergue juvenil, eligiendo a Ana María Fernández como jefe nacional y a Manuel Velasco como secretario. Editan la revista Nosotros. Tienen el local en la calle León de Madrid, luego se trasladarán a una imprenta de la Corredera Alta de San Pablo. Velasco emigra a Colombia cuando se enzarza en juicios contra sus antiguos camaradas por la imprenta del partido. Volverá casado y con un hijo.

Tras la autodisolución de FE de las JONS (A), FEA operará con su nombre hasta que en 1983 sale la sentencia que la deslegalizaba por la similitud de nombres con FE de las JONS.

Los días 8 y 9 de diciembre de 1984 se celebrará el V Congreso Nacional de FEA, en el que sale elegido secretario general Ángel Gómez Puértolas, causan baja en el registro de partidos políticos como miembros de la Junta Nacional Manuel Velasco Vaquero, Santiago Rubio, Pablo Martín Urbano, Adelaida Botas Jordana, José Ramón Martí Gracia, José Miguel Devesa Gil y Miguel Hedilla Rojas.

Véase también[editar]

Referencias[editar]