Facultad de Medicina Humana "San Fernando" (UNMSM)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Facultad de Medicina Humana
"San Fernando"
Facultad de Medicina Humana San Fernando UNMSM logo.png
Facultad de Medicina Humana San Fernando de la UNMSM.jpg
Entrada del campus histórico de la FMSF-UNMSM
Universidad UNMSM coatofarms seal.svg Universidad Nacional Mayor de San Marcos
Localización Av. Grau cdra. 7, Lima,
Flag of Lima.svg Lima, Flag of Peru.svg Perú
12°03′28″S 77°01′23″O / -12.05778, -77.02306Coordenadas: 12°03′28″S 77°01′23″O / -12.05778, -77.02306
Fundación como cátedra: 1571
como protomedicato: 1723
como colegio: 1792
como facultad: 1856 (158 años)
Administración
Decanato Dr. Herman Vildózola Gonzales
www.medicina.unmsm.edu.pe
[editar datos en Wikidata ]

La Facultad de Medicina Humana "San Fernando" de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (siglas: FMSF-UNMSM) es una de las 20 facultades que conforman dicha universidad. La facultad en la actualidad, dentro de la organización de la universidad, forma parte del área de Ciencias de la Salud y cuenta con las escuelas académico-profesionales de Medicina humana, Obstetricia, Enfermería, Tecnología Médica y Nutrición, que brindan tanto estudios de pregrado como de postgrado. Se encuentra ubicada fuera de la ciudad universitaria, en el local histórico de la facultad de Medicina "San Fernando", localizado en la cuadra 7 de la Avenida Grau, en Lima.

Los antecedentes de la facultad son los inicios de los estudios de medicina en el Perú, los cuales se inician en las primeras cátedras de medicina esbozadas en la Universidad de San Marcos en el siglo siglo XVI. Sin embargo, no es hasta 1811 que estos estudios se oficializan mediante la creación del "Real Colegio de Medicina y Cirugía de San Fernando". Posteriormente el 6 de octubre de 1856 se oficializa su instalación como facultad de medicina, siendo la pionera en el estudio de medicina en el Perú, por lo cual es coloquialmente referida como Facultad de Medicina de Lima.

Entre los distintos personajes reconocidos que han pasado como estudiantes o docentes de medicina en la Universidad de San Marcos destacan el médico y precursor de la independencia Hipólito Unanue, quien fue también fundador de la reconocida escuela médica de "San Fernando"; el destacado médico Cayetano Heredia, quien también fue decano de la facultad; y Daniel Alcides Carrión, estudiante de medicina nombrado como "martír de la medicina peruana" por su inoculación de la verruga peruana para su estudio científico.

Historia[editar]

Antecedentes[editar]

Ya en el siglo XVI, con la creación de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (en aquel entonces Estudio General) y tras las Constituciones dadas por el Virrey Francisco de Toledo para ésta institución, se inicia el dictado de las cátedras clásicas de medicina; de estilo europeo - escolástico, esto quiere decir, que el catedrático sólo se limitaba a dar lectura a un texto, el cual luego se comentaba dando referencia a grandes eruditos que ya hubieran tratado la materia, consiguiendo con esto médicos de gran verbo pero de poco actuar; se tuvo que esperar hasta el siglo XVII para proveer y fortalecer estas cátedras. Aunque con frecuentes interrupciones, estas cátedras fueron la base académica para la formación de médicos, cirujanos y otras profesiones sanitarias como los boticarios, hasta las postrimerías del periodo virreinal.

La cátedra de medicina se encontraba dividida en 4 secciones:

  • Prima: creada y proveída en 1571, aunque instituida en 1634, la primera cátedra de Prima se dio el 17 de abril de 1635, siendo su primer titular el Dr. Juan de la Vega (médico de cámara del Conde de Chinchón). Es la cátedra de mayor categoría.
  • Vísperas: creada en 1571 aunque instituida y proveída en 1634, siendo su primer titular el Dr. Jerónimo Andrés Rocha.
  • Método de Arte y Curativo de Galeno: creada, instituida y proveída en 1660.La primera cátedra de Método de Galeno se dicta en el año de 1691, siendo su primer titular el presbítero Francisco Vargas Machuca.
  • Anatomía: creada e instituida en 1711. Es la cátedra más tardía y de menor categoría.

La primera cátedra de Anatomía se dicta en el año de 1723, siendo su primer titular el Dr. Pedro López de los Godos; con algunas prácticas esporádicas en el Hospital Real de San Andrés.

En esta época el título de Médico era otorgado sólo por el Protomedicato, institución encargada de evaluar a los postulantes a médicos. La Universidad, sólo se encargaba de formar a los futuros postulantes. Pero era por necesidad que los doctores de la cátedra universitaria sean también evaluadores en el Protomedicato, convirtiéndose éste último, en una valla burocrática.

Y así, hacia el ocaso del siglo XVIII y por impulso de uno de los más ilustres estudiantes de la cátedra, Hipólito Unanue, se da inicio a la reforma y modernización de la educación médica, que, debido a la sobreprotección de la metrópoli sobre sus colonias, la educación brindada era de tipo eclesial, donde se daba una mayor importancia al aspecto teológico, resultando las pocas y tardías informaciones de los avances culturales del resto de Europa, retrasadas cerca de 150 años respecto al continente europeo. Estos cambios que se producirían, darían pie a un renacimiento e ilustración en la educación médica.

Hipólito Unanue y el Gran Cambio[editar]

Escultura de Hipólito Unanue en la entrada de la Facultad de Medicina Humana "San Fernando" de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.
Anfiteatro Anatómico y Conferencias Clínicas[editar]

Hipólito Unanue, quien fuera estudiante de la cátedra de medicina y luego profesor de la cátedra de anatomía, concebiría la idea de hacer una gran reforma en la educación de la medicina peruana, al tratar de acercarla y emparentarla a los grandes avances europeos.

Desde el 29 de julio de 1753, cuando era virrey José Manso de Velasco, Conde de Superunda, se había indicado la construcción de un Anfiteatro para la ciudad de Lima, pero no sería hasta que Unanue como catedrático clamara por la creación de un anfiteatro anatómico en el entonces Hospital de españoles de San Andrés (a la usanza española, como el Anfiteatro Anatómico en el Hospital General de Madrid) para una mejor instrucción en el ámbito teórico y práctico de los estudiantes de dicha cátedra.

Dicho anfiteatro fue inaugurando el 21 de noviembre de 1792 en presencia del entonces virrey Francisco Gil de Taboada, quien le ayudó con fondos para poder culminar la obra. En aquella oportunidad, Unanue pronunció el discurso Decadencia y Restauración del Perú, en el cual enfatiza la necesidad de tener una población saludable, que pueda sustentar un proyecto de desarrollo y modernización del país. Menciona que "...delante de la muerte marchan la consternación y la miseria" y que "...convertidos en hospitales los pueblos, cada habitación es un retrete sombrío en que el dolor, la necesidad y la impericia ejercen a competencia su funesto imperio". Defiende la importancia de la cátedra de anatomía, "..ya que el cadáver disecado y demostrado es la sabia y elocuente escuela en que se dictan las más seguras máximas para conservar a los vivientes". El Anfiteatro recién inaugurado, era entonces un fenómeno que emulaba la "moda de la metrópoli" de asistir a disecciones anatómicas como parte del entusiasmo aristocrático por la ciencia. Los aristócratas limeños, acudieron no sólo como espectadores, sino luego como alumnos, algo que acrecentaría la difusión y el prestigio de las Cátedras de Anatomía y de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Tras la apertura del Anfiteatro Anatómico, con el cual ya adelantaba en mucho la enseñanza médica peruana, planteó y realizó también en 1794 el inicio de las Conferencias Clínicas en el Anfiteatro, dentro de la cátedra de anatomía, donde juntó a médicos y cirujanos (hasta entonces gremios y profesiones separadas) con el objetivo de aplicar sus respectivas perspectivas y habilidades en beneficio del paciente; con lo cual giraba la enseñanza a una forma más práctica. Figuraron en estas conferencias, grandes médicos de la época como José Manuel Valdés, Dávalos, Puente, Villalobos, Dávila, Vergara, Luis Bueno y aún el mismo Unanue, empresa de la que dan cuenta diversos medios de la época. Solicitó al entonces virrey José Fernando de Abascal y Sousa fundar una escuela de medicina, separada del dominio universitario, la cual recibiera el nombre de Real Colegio de Medicina San Fernando (en honor al virrey y al entonces rey Fernando VII de España).

La Independencia y la historia de San Fernando[editar]

El Anfiteatro de Anatomía fue la base del Colegio de Medicina y Cirugía de San Fernando que acabó con la tradicional división entre estas dos disciplinas. En esta Escuela enseñaban connotados científicos como el matemático José Gregorio Paredes quien concibió el escudo nacional como una representación de la riqueza del Perú en los tres reinos de la naturaleza. La nueva Escuela de medicina fue parte de los esfuerzos modernizadores del virrey ilustrado José Fernando Abascal y Sousa, que promovió en Lima varias reformas sanitarias urbanas, como la provisión de agua potable, la limpieza de las calles y los cementerios construidos fuera de los muros de las ciudades que reemplazaron los entierros en las iglesias (catacumbas). En 1821, Colegio de Medicina y Cirugía de San Fernando, se transforma en el Colegio de la Independencia.

Cayetano Heredia y la Facultad de Medicina[editar]

Después de las luchas por la Independencia, el Colegio de la Independencia al igual que casi todas las instituciones nacionales quedaron casi paralizadas, afectadas por la anarquía que imperaba en la época (más aún al período 1821-1844). La élite criolla continuaba, al igual que en el Virreinato, teniendo en poca estima la profesión médica y destinaba a sus hijos a otras ocupaciones.

Si bien la mayor parte de estos efímeros gobiernos no prestó mayor atención a la salud y mucho menos a la educación médica en el Colegio de la Independencia, el primer esbozo de una intervención de la República, en San Fernando se daría en 1826, por un decreto expedido por el Mariscal Andrés de Santa Cruz, estableciendo nuevos requisitos en el ingreso de estudiantes al Colegio de la Independencia.

Aparece por entonces la figura de un talentoso alumno de la Casa de San Fernando, Cayetano Heredia. Nacido en Piura en 1797, había llegado a Lima al lado de un fraile franciscano quien le enseñara latín, matemáticas y gramática; inició sus estudios en San Fernando a la edad de 15 años, cuando era director del Colegio, Fermín de Goya, quien sucediera a Hipólito Unanue en el cargo. Fue titulado médico en el año de 1826, convirtiéndose en un destacado personaje del Colegio de la Independencia, ahora presente con la visión de reformar nuevamente, desde el gran cambio de Hipólito Unanue, los estudios médicos en el Perú.

Cayetano Heredia fue director del Colegio de la Independencia en dos oportunidades (1834-1839 y 1842-1856) y Protomédico General (1843). Fue en su segundo período de director, que inicia reformas en la institución, destinadas a establecer las condiciones necesarias para una óptima formación profesional y moral de los jóvenes alumnos. De espíritu romántico, esperaba de sus alumnos un conocimiento médico de primera, así como devoción y abnegación al enfermo. Para lograr su gran reforma buscó el apoyo del gobierno del Mariscal Ramón Castilla, mejorando al alumnado sanfernandino con viajes académicos a Europa y recibiendo grandes maestros extranjeros e invitándolos a las cátedras de Medicina.

La "Unión Fernandina" y "La Crónica Médica"[editar]

Vista interior de la Facultad de Medicina "San Fernando" de la UNMSM.

Por la mitad del siglo XIX los médicos peruanos se unieron para formar Asociaciones Médicas Científicas y asumieron un rol activo en la transmisión del conocimiento médico; de igual forma los estudiantes sanfernandinos crearon el primer esbozo de agrupación científica estudiantil constituida única y exclusivamente por alumnos del séptimo año, llamada la Sociedad “Amantes de la Medicina”, por el año 1875. Esta organización inicialmente se reunía para debatir críticamente las tesis, y en una segunda etapa tuvo como objetivo instruir a la clase obrera sobre la prevención de enfermedades. Sin embargo, luego de la guerra de 1879 los estudiantes sanfernandinos se esparcieron por todos los ámbitos del territorio nacional, terminando con la organización.

Luego de la guerra y con la vuelta del país a la normalidad internacional, correspondió a los alumnos sanfernandinos, específicamente cuatro estudiantes (Juan Byron, Manuel A. Muñiz, Andrés S. Muñoz y Leonidas Avendaño) acompañados de otros más, por iniciativa de los alumnos P. del Barco y Emilio P. García, los que constituyeron la Sociedad Unión Fernandina, nacida el 13 de agosto de 1883.

Esta institución se convirtió en cuna de grandes investigadores y del héroe nacional, Daniel A. Carrión. Su objetivo fue el de promover la reconstrucción nacional y, sobre todo, estimular el avance de la medicina, a través de la investigación.

La Sociedad Unión Fernandina tuvo sus orígenes como una sociedad netamente estudiantil, asociándose al comienzo como socios corresponsales algunos ex alumnos, con el tiempo pasó a albergar a un importante número de ex alumnos.

Luego de la guerra también desapareció el periodismo médico, y con ello las fuentes primarias de información y comunicación; es así que el 31 de enero de 1884 se publica el primer número de La Crónica Médica. Esta fue una publicación destinada a la difusión de asuntos de educación, investigación y temas relacionados a la práctica médica y farmacéutica, a la enseñanza universitaria y al mejoramiento de la salud pública, así como de sus actas y documentos. También emitía estudios de interés para la comunidad, tales como los referidos al cuidado del ambiente y datos demográficos. Fue publicada mensualmente, un volumen por año.

La Sociedad Unión Fernandina resintió su desorganización por el año 1912, para entonces la creación del Centro de Estudiantes de Medicina como agrupación estudiantil y política brindó una plataforma de organización más sólida. Es así que para el 2 de diciembre de 1919 en una Asamblea General de Estudiantes de Medicina, se fusionan a la Sociedad Médica Unión Fernandina y al Centro de Estudiantes de Medicina, siendo únicamente denominada Centro de Estudiantes de Medicina. La Crónica Médica pasó a manos exclusivas de estudiantes, dando sus últimas publicaciones por el año 1956.

Es importante señalar que la Sociedad "Unión Fernandina" fue la base de la creación de las Sociedad Médicas luego de la guerra del Pacífico, y su revista "La Crónica Médica" de otras publicaciones científicas. La tradición científica estudiantil no desapareció, aunque sí declinó por un ambiente más político; sin embargo esto cambiaría el año 1991, cuando se crea la Sociedad Científica de San Fernando, que desde el año 2003 edita la revista Ciencia e Investigación Médico Estudiantil Latinoamericana, donde se publican artículos científicos de estudiantes de medicina de Latinoamérica.

Sesquicentenario de la Facultad y visión al siglo XXI[editar]

Escudo actual de la Facultad de Medicina "San Fernando" de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

La Facultad ha celebrado el 150 aniversario de su fundación. El histórico edificio de la Facultad de Medicina de San Fernando luce renovado gracias a la bella iluminación ornamental que ha instalado la Municipalidad Metropolitana de Lima. La iluminación artística resalta la arquitectura neoclásica de la centenaria Escuela de Medicina San Fernando. Han sido instalados 92 artefactos de última generación, con sus respectivas lámparas, cuenta con reflectores mimetizados en los muros que resaltan los detalles de las molduras. Asimismo, reflectores empotrados en el piso llenan de luz el bello inmueble.

El acto de iluminación contó con la asistencia del Rector de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos Dr. Luis Izquierdo Vásquez, el decano de la Facultad de Medicina San Fernando de ese entonces Dr. Ulises Núñez entre otras autoridades.

La edificación se gestó con el presidente Nicolás de Piérola en 1897 y se empezó a construir en 1899. El histórico edificio fue inaugurado el 6 de septiembre de 1903 por el Presidente Eduardo López de Romaña, como sede de la Facultad de Medicina de la Universidad Mayor de San Marcos de Lima con frente a la Avenida Grau y contiguo al Jardín Botánico. Este local reemplazó a la antigua sede situada en la Plaza de Santa, donde funcionó el Real Colegio de Medicina y Cirugía de San Fernando.

Organización[editar]

Escuelas Académico-Profesionales[editar]

Personajes destacados[editar]

En los más de 400 años de desarrollo de los estudios de medicina humana en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, han transitado varios personajes destacados: alumnos, catedráticos, e investigadores; a varios de ellos se les ha conferido el título de profesores honorarios. Del mismo modo, la universidad ha entregado el grado de Doctor honoris causa a algunos personajes destacados también aquí mencionados.

Alumnos y catedráticos[editar]

Hipólito Unanue, médico y prócer de la independencia peruana, fundador de la escuela de medicina "San Fernando"..
Cayetano Heredia, es junto a Hipólito Unanue el más destacado médico peruano del siglo XIX..
Daniel Alcides Carrión, estudiante de medicina reconocido como "mártir de la medicina peruana" por su inoculación de la verruga peruana para su estudio científico..
Max González Olaechea, primer médico latinoaméricano en ser miembro de honor de la American Academy of Medicine.

A continuación se brinda una relación de alumnos y catedráticos destacados de medicina humana que tiene y/o ha tenido la Universidad de San Marcos:

Doctores honoris causa[editar]

A continuación se da la relación de personajes destacados en medicina humana a quienes la Universidad de San Marcos les confirió el grado de Doctor honoris causa:

Percepción pública y ranking nacional[editar]

La Facultad de Medicina "San Fernando" siempre ha sido considerada como una de las mejores del país, por su tradición histórica, por los personajes destacados que han pasado por ella, por la selectividad de ingreso (el más alto del país), y por el nivel de sus egresados. A pesar de que en el Perú no hay muchos estudios académicos objetivos sobre las facultades de Medicina, el más preciso sería la evaluación anual que se da por la Asocición de Facultades de Medicina (ASPEFAM) y que evalúa el nivel de los egresados de cada facultad de Medicina en el país. Si bien estos exámenes se vienen dando desde hace varios años, solo se han publicado oficialmente los resultados de los exámenes del 2008 y 2009, en los que la facultad de Medicina "San Fernando" ha ocupado siempre el primer lugar.

Resultados del Examen Nacional de Medicina 2008 (3 primeros lugares)
Universidad General Medicina Cirugía Ginecología y Obstetricia Pediatría Salud Pública Ciencias Básicas
1 Universidad Nacional Mayor de San Marcos
68.8400
71.4333
67.9000
74.4412
66.0556
70.0500
56.7500
2 Universidad Peruana Cayetano Heredia
68.5350
72.1333
68.3667
74.5294
66.0000
65.2000
55.7000
3 Universidad Nacional San Agustín
66.1550
66.9500
68.2000
71.5882
63.4444
65.5000
57.0000
* PROMEDIO NACIONAL (23 universidades)
61.7800
62.3667
64.7333
69.6765
59.0556
58.6500
50.1500
Resultados del Examen Nacional de Medicina 2009 (3 primeros lugares)
Universidad General Medicina Cirugía Ginecología y Obstetricia Pediatría Salud Pública Ciencias Básicas
1 Universidad Nacional Mayor de San Marcos
68.7650
66.5000
68.1000
74.7941
66.0556
70.1000
69.4500
2 Universidad Nacional de Piura
66.5300
63.3333
64.0333
77.9412
66.5833
61.0500
65.9000
3 Universidad Peruana Cayetano Heredia
66.5150
67.5500
64.6000
74.3824
60.0278
66.5500
64.5000
* PROMEDIO NACIONAL (23 universidades)
60.1850
57.9667
62.1000
66.8529
59.6944
55.5500
58.1500

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]