Factor de coagulación VIII

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Factor de coagulación VIII
Identificadores
Locus Cr. X q28
estructura del factor de coagulación VIII
importancia y tarea del factor de coagulación VIII dentro de la Regulación y modulación de la cascada

El factor VIII de coagulación, también llamado factor anti-hemofílico A, es una glucoproteína contenida en el plasma sanguíneo (apróx. 0.1 mg/dl) que actúa como uno de los cofactores de la cascada de la coagulación. La deficiencia del factor VIII causa una enfermedad hereditaria, hemorrágica conocida como Hemofilia A.[1] El factor VIII o factor antihemofílico es un factor de la Coagulación necesario para se produzca una correcta coagulación pasando por Regulación y modulación de la cascada sanguínea tras una hemorragia. Las personas que nacen con déficit del factor VIII o que adquieren este déficit con el tiempo mediante la formación de anticuerpos que lo inactivan, necesitan la administración de factor VIII en determinadas situaciones (antes de una cirugía, tras heridas o hemorragias graves). El factor VIII que se utiliza en estos casos se extrae unas veces del plasma humano y otras veces es modificado genéticamente a partir de proteínas bovinas, de ratón o de hámster.

Estructura molecular[editar]

El factor VIII se sintetiza en los endotelios vasculares como un precursor inactivo de 2.351 aminoácidos con un peso molecular de 265.000 daltons. El gen que codifica la síntesis de la proteína del Factor VIII se encuentra en el cromosoma X.

Importancia en el la cascada de coagulación[editar]

Para el éxito de la hemostasia normal, tanto el factor tisular / Factor de coagulación VII-dependiente de la iniciación de la coagulación y amplificación del factor VIII-dependiente de esta respuesta inicial son absolutamente necesarios. La iniciación de la coagulación sanguínea genera pequeñas cantidades de factor IX activado y factor X. Sin embargo, el factor VIII-dependiente cataliza la conversión del factor X a factor Xa mucho más eficientemente, por lo tanto drásticamente amplificar los eventos desencadenados por el factor tisular dependen de la vía. Este factor VIII-dependiente amplificado es indispensable para el mantenimiento de la hemostasis, como se muestra por el hecho de que la ausencia de circulante funcionalmente activa del factor VIII hace el trastorno de la coagulación hemofilia A.

La coagulación es una red compleja de interacciones. El factor VIII es proteolíticamente activado en las primeras etapas de la coagulación. Se libera de su proteína transportadora de plasma, el Factor de von Willebrand (vWF por sus siglas en ingles), y luego con complejos que funcionan como cofactores para el factor de proteasa serina IXa. El complejo unido a la membrana activa el factor X a factor Xa. Factor Xa así producido puede participar en un complejo similar con el factor V activado para la conversión proteolítica de la protrombina en trombina, la enzima clave de la cascada de coagulación que genera fibrina insoluble a partir de fibrinógeno soluble.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]