Félix de Rávena

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

San Felix de Rávena (fallecido el 724 d. C.) fue un arzobispo de Rávena de la octava centuria, activo desde 709.

Fue consagrado por el papa Constantino,[1] pero poco después afirmó su independencia respecto a Roma. Cuando Rávena fue capturada por las fuerzas de Justiniano II, Félix fue llevado a Constantinopla, juzgado, cegado y enviado al exilio en Jersón, un puerto situado al norte del Mar Negro en Ucrania.[2] [3] [4] Justiniano fue depuesto en 711 y Félix retornó desde el Ponto[5] a Rávena.[6] Fue reconocido como un gran orador sagrado y recopiló 176 sermones de su predecesor San Pedro Crisólogo.[7] Habla sobre él Angello de Rávena en su Liber Pontificalis I, 137-138. Su fiesta se celebra el 26 de noviembre.

Notas[editar]

  1. CATHOLIC ENCYCLOPEDIA: Pope Constantine
  2. EUROPEAN & ASIAN HISTORY 650 - 749
  3. Walter Ullmann, A Short History of the Papacy in the Middle Ages (2003), p. 64.
  4. Rosamond McKitterick (editor), The New Cambridge Medieval History II (2005), p. 363.
  5. Catholic Encyclopedia: Ravenna
  6. Jeffrey Richards, The Popes and the Papacy in the Early Middle Ages, 476-752 (1979), p. 213.
  7. William A. Jurgens, The Faith of the Early Fathers (1970), p. 266.