Félix Fulgencio Palavicini

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Félix Fulgencio Palavicini Loría
Felix Fulgencio Palavicini.jpg
Félix Fulgencio Palavicini Loría
Nacimiento 31 de marzo de 1881
Teapa, Tabasco, México
Fallecimiento 11 de febrero de 1952 (70 años)
Ciudad de México, México
Nacionalidad Flag of Mexico.svg México
Ocupación Ingeniero, Político, Periodista y Escritor.
Padres Juan Vicente Palavicini Romero y Beatriz Loría Prats

Félix Fulgencio Palavicini Loría (n. Teapa, Tabasco, 31 de marzo de 1881 - Ciudad de México, 11 de febrero de 1952) fue un ingeniero, periodista, escritor y político tabasqueño, que participó en la Revolución mexicana editando varias publicaciones a favor del antirreeleccionísmo en el país. De ideas progresistas, se afilió al maderísmo y al triunfo del constitucionalismo fue diputado por su natal Tabasco. También fue diputado en el Congreso Constituyente en Querétaro en el que se promulgó la Constitución de 1917 (la idea del Congreso Constituyente la inició él en Veracruz probablemente por sugerencia de Venustiano Carranza). Fue fundador de diversos periódicos y ocupó varios cargos públicos tanto en Tabasco como en la ciudad de México, en donde falleció en 1952.

Nacimiento y estudios[editar]

Félix Fulgencio Palavicini nació el 31 de marzo de 1881 en la ciudad de Teapa, en el estado mexicano de Tabasco. Sus padres fueron Juan Vicente Palavicini Romero y Beatriz Loría Prats. Sus primeros estudios los cursó en su ciudad natal, y la preparatoria en el Instituto Juárez de la capital San Juan Bautista, en donde obtuvo el título de ingeniero topógrafo en 1901.[1]

Su incursión en el periodismo[editar]

Ese mismo año de 1901, inició su carrera periodística fundando el semanario El Precursor. Posteriormente, se trasladó a la Ciudad de México en donde en 1903 publicó un libro de temas sociológicos. Hasta 1906 trabajó en la Escuela Anexa a la Normal enseñando trabajos manuales y en ese año partió hacia Europa para estudiar pedagogía gracias a una beca otorgada por Justo Sierra. Tras regresar a México en 1907, se hizo cargo de la organización de las escuelas industriales del país.[1]

En el año de 1908 editó el periódico El Partido Republicano, por medio del cual combatió la reelección, siendo nombrado ese mismo año delegado de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística al Congreso Internacional de Geografía celebrado en Ginebra, Suiza.

Participación en la Revolución Mexicana[editar]

Desde el inicio de la Revolución mexicana, Félix Fulgencio Palavicini se afilió al maderismo. En 1909 tras la fundación del Centro Antirreeleccionista de México ocupó la Secretaría del mismo. Acompaño a Francisco I. Madero en su primera gira electoral por varios estados del país, y al término de esta, sustituyó a José Vasconcelos en la dirección del periódico El Antirreeleccionista,[2] órgano a través del cual apoyó decididamente la campaña presidencial de Madero y Pino Suárez y en el que mostró sus ideas progresistas, tratando especialmente el problema educativo.

En 1911, fue designado director de la Escuela Industrial de Huérfanos, y un año más tarde, con el triunfo del constitucionalismo, fue nombrado diputado por el primer distrito de su natal Tabasco a la XXVI Legislatura, en la cual contribuyó con la formación de la Comisión de Instrucción Pública, logrando un incremento de 25 % al salario de los maestros, así como la defensa de la Escuela de Altos Estudios de la Universidad Nacional de México.[2]

Diputado federal[editar]

Félix F. Palavicini formó parte de la XXVI Legislatura al Congreso de la Unión, y el 10 de octubre de 1913 siendo aún diputado, fue apresado y enviado a la cárcel de Lecumberri junto con los demás integrantes de dicha Legislatura, derivado de la disolución del Congreso por parte de Victoriano Huerta, saliendo libre a finales de abril de 1914.[2]

Secretario de Educación[editar]

En agosto de 1915 Palavicini es nombrado por Venustiano Carranza secretario de Instrucción Pública y Bellas Artes, en dicho cargo desarrolló diversos proyectos encaminados a mejorar la educación en el país, como fueron:

  • Impulsó la educación rural.
  • Luchó por la unificación de la enseñanza de la lengua nacional.
  • Convocó a concurso la redacción de libros de texto.
  • Eliminó los premios en las escuelas.
  • Impulsó bibliotecas infantiles.
  • Diseñó un proyecto de autonomía universitaria.

Diputado constituyente[editar]

En 1916 renunció a la Secretaría de Instrucción Pública y Bellas Artes, para aceptar su candidatura a diputado al Congreso Constituyente de Querétaro, representando al Distrito Federal, en el que se pronunció por el reparto agrario, defendió la libertad de la enseñanza, la igualdad de los derechos políticos de las mujeres, abogó porque los hispanoamericanos nacionalizados fueran considerados mexicanos por nacimiento, y por la incorporación de las garantías sociales en la Constitución.[2]

Actividad periodística[editar]

Fue fundador de diversos periódicos como: El Gran Diario de México, El Universal, El Globo, El Día, El Pensamiento, así como de la revista Todo. Debido a la publicación de algunos artículos políticos en contra del gobierno, fue desterrado un tiempo en La Habana.[2] También, fundó el Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa, y de la Casa de Salud del Periodista.

Actividad diplomática[editar]

En su carrera diplomática, Palavicini fue embajador extraordinario en Inglaterra, Francia, Bélgica, Italia y España. Durante el gobierno de Lázaro Cárdenas lo fue en Argentina.

Principales publicaciones[editar]

Entre sus publicaciones más importantes, se encuentran:

  • Los diputados
  • El Primer Jefe
  • La Patria por la escuela
  • Historia de la Constitución de 1917
  • México: historia de revolución constitucionalista
  • Libertad y demagogia
  • Epistolario del amor
  • El arte de amar y ser amado
  • Lo que vi
  • Migas
  • La estética de la tragedia mexicana (ensayo)

También figura en el ámbito literario con el relato: Un episodio de amor y las novelas: Los irredentos y ¡Castigo!.[2]

Falleció en la Ciudad de México el 11 de febrero de 1952.[2]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Secretaría de Educación de Tabasco, ed. (2010). Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución, Tabasco: Su protagonista (1.ª edición). México, D.F.: Programa de Formación Humana y Educativa.