Extinción (psicología)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En psicología, la extinción (del Lat. extintus = destruido) es un procedimiento utilizado en el condicionamiento clásico y en el condicionamiento operante para hacer que una conducta disminuya o incluso desaparezca. En términos educativos se aplica contingentemente, por tanto, a conductas no deseables. La extinción dentro del condicionamiento instrumental es el proceso contrario a la adquisición. El procedimiento de la extinción consiste en la omisión de recompensa ante la conducta cuya desaparición se está trabajando. Por ejemplo: un niño se niega a comer; los padres, con buena voluntad y sin darse cuenta, están reforzando esa conducta al prestarle atención (aunque sea para insistirle y reñirle), con lo que la conducta aumenta o, al menos, se mantiene. La técnica de la extinción consiste en no prestar atención al niño cuando se niega a comer, a fin de no reforzar; la falta de atención propicia que la conducta termine por desaparecer.

Por supuesto, esta técnica se usa en conjunción con otros procedimientos. Y, unida al refuerzo, se aplica en el llamado refuerzo diferencial.